/ martes 27 de noviembre de 2018

Expiloto de El Chapo detalla sobornos a funcionario a finales de los años 80

Se trata de Guillermo González Calderoni quien tenía a su cargo la oficina en Guadalajara de la dirección general de Seguridad de la Procuraduría General

La corrupción en el Gobierno de México salió a relucir hoy nuevamente en el juicio contra Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera cuando Miguel Ángel Martínez Martínez, su expiloto, exgerente de sus negocios y ahora testigo del Gobierno, aseguró que el acusado pagó sobornos a la Policía para que le permitieran traficar drogas.

Entre los que presuntamente aceptaron sobornos de Guzmán Loera, Martínez identificó, y en su primera aparición en la Corte, a Guillermo González Calderoni, quien en ese entonces tenía a su cargo la oficina en Guadalajara de la dirección general de Seguridad de la Procuraduría General.

De acuerdo con el testimonio de Martínez, alias "el Gordo", "el compadre" y "Tololoche", Guzmán Loera se refirió a este funcionario como su "amigo" y también le dijo que "era un policía bien inteligente".

Testigo protegido de la Fiscalía, Martínez entró a la sala del juez Brian Cogan, que preside el caso, vestido con chaqueta y pantalón azul, camisa azul claro y corbata roja sin voltear a mirar a su exjefe, a quien identificó por pedido de la Fiscalía.

.

Foto: Reuters


Los sobornos a González Calderoni

El expiloto de "El Chapo" aseguró que entre 1987 y hasta más o menos 1992 le dieron "mucho dinero" a González Calderoni, un periodo en el que dijo le entregaron "dos o tres veces 10 millones de dólares cada ocasión", y que ese dinero le fue enviado en aviones de Guzmán Loera para que le permitiera "trabajar con la droga".


El testimonio de Martínez, quien según ha dicho en el proceso la defensa de "El Chapo" casi perdió la nariz al consumir cuatro gramos de cocaína al día, creó hoy gran expectativa dadas las medidas de seguridad puestas en marcha, como la prohibición de que los artistas que acuden a la corte dibujen su rostro real.

El exempleado del capo indicó que Guzmán Loera y González Calderoni se conocieron en 1987, y que fue este funcionario quien advirtió al acusado que el Gobierno de EU había establecido una base para interceptar los aviones que venían de Colombia con droga, además de informar si había una investigación o qué hacer para no ser capturado.

Martínez, que trabajó para el capo de la droga entre 1986 y 1998, aseguró que supo esta información del propio Guzmán Loera porque él no estaba a cargo de pagar sobornos a la Policía, sino Humberto Loya Castro.

González Calderoni fue asesinado en Texas en febrero de 2003 de un balazo en la cabeza mientras conducía su Mercedes Benz.

La corrupción en el Gobierno de México salió a relucir hoy nuevamente en el juicio contra Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera cuando Miguel Ángel Martínez Martínez, su expiloto, exgerente de sus negocios y ahora testigo del Gobierno, aseguró que el acusado pagó sobornos a la Policía para que le permitieran traficar drogas.

Entre los que presuntamente aceptaron sobornos de Guzmán Loera, Martínez identificó, y en su primera aparición en la Corte, a Guillermo González Calderoni, quien en ese entonces tenía a su cargo la oficina en Guadalajara de la dirección general de Seguridad de la Procuraduría General.

De acuerdo con el testimonio de Martínez, alias "el Gordo", "el compadre" y "Tololoche", Guzmán Loera se refirió a este funcionario como su "amigo" y también le dijo que "era un policía bien inteligente".

Testigo protegido de la Fiscalía, Martínez entró a la sala del juez Brian Cogan, que preside el caso, vestido con chaqueta y pantalón azul, camisa azul claro y corbata roja sin voltear a mirar a su exjefe, a quien identificó por pedido de la Fiscalía.

.

Foto: Reuters


Los sobornos a González Calderoni

El expiloto de "El Chapo" aseguró que entre 1987 y hasta más o menos 1992 le dieron "mucho dinero" a González Calderoni, un periodo en el que dijo le entregaron "dos o tres veces 10 millones de dólares cada ocasión", y que ese dinero le fue enviado en aviones de Guzmán Loera para que le permitiera "trabajar con la droga".


El testimonio de Martínez, quien según ha dicho en el proceso la defensa de "El Chapo" casi perdió la nariz al consumir cuatro gramos de cocaína al día, creó hoy gran expectativa dadas las medidas de seguridad puestas en marcha, como la prohibición de que los artistas que acuden a la corte dibujen su rostro real.

El exempleado del capo indicó que Guzmán Loera y González Calderoni se conocieron en 1987, y que fue este funcionario quien advirtió al acusado que el Gobierno de EU había establecido una base para interceptar los aviones que venían de Colombia con droga, además de informar si había una investigación o qué hacer para no ser capturado.

Martínez, que trabajó para el capo de la droga entre 1986 y 1998, aseguró que supo esta información del propio Guzmán Loera porque él no estaba a cargo de pagar sobornos a la Policía, sino Humberto Loya Castro.

González Calderoni fue asesinado en Texas en febrero de 2003 de un balazo en la cabeza mientras conducía su Mercedes Benz.

Torreón

En caída libre la ocupación hotelera en Torreón

Es el sector junto con el restaurantero de los más lastimados

Torreón

LLama SIMAS a torreonenses a optimizar el uso del agua potable

A causa de la actual alerta sanitaria se ha incrementado la demanda del vital líquido

Cultura

Lanzan la convocatoria 'Con tu cel'

Instan a todos a ejercitar los músculos creativos

Local

En Madero fabrican también sus túneles de sanitización

Eliminaran bacterias, virus, parásitos y hongos