/ sábado 18 de julio de 2020

Ciudad de Urumqi en China entra en "modo de guerra" tras rebrote de Covid-19

Autoridades instaron a las personas a no hacer viajes innecesarios fuera de la ciudad con el objetivo de prevenir la propagación del virus

Urumqi, la capital de la región occidental china de Xinjiang, entró en "modo de guerra" y lanzó un plan de respuesta de emergencia después de que la ciudad informara en la víspera 16 nuevos casos de coronavirus.

La televisora estatal CCTV dijo que funcionarios sin identificar dijeron en una conferencia de prensa que la ciudad había suspendido las reuniones y ordenó a las comunidades restringir las visitas a otros hogares.

Con el objetivo de prevenir la propagación del virus instó a las personas a no hacer viajes innecesarios fuera de la ciudad y ordenó pruebas para cualquiera que necesitara abandonar Urumqi. También ha llevado a cabo pruebas de infección gratuitas en toda la ciudad, dijeron funcionarios en la conferencia de prensa como parte de lo que las autoridades llamaron una respuesta de "tiempo de guerra".

En su cuenta oficial, el gobierno regional dijo que todas las nuevas infecciones recientes y los casos asintomáticos reportados en la región autónoma estaban en Urumqi.

La directora del centro de control y prevención de enfermedades en Urumqi, Rui Baoling, afirmó en la conferencia de prensa que los casos recientes en la ciudad estaban asociados con un grupo de actividades, con todos los casos confirmados y las infecciones asintomáticas reportadas en el distrito de Tianshan, dijo CCTV.

La funcionaria no dijo qué actividades estaban involucradas. "La epidemia se ha desarrollado rápidamente", afirmó Rui.

Xinjiang, hogar de la mayor parte de la minoría étnica uigur de China, hasta ahora ha evitado en su mayoría lo peor de la pandemia de coronavirus que estalló en la ciudad china central de Wuhan a fines del año pasado.

Al 17 de julio, la región informó un total de 17 casos de coronavirus, más 11 casos asintomáticos. Otras 269 personas estaban bajo observación médica, según la comisión regional de salud, que reportó otros 12 casos asintomáticos hasta el mediodía del sábado.

La ciudad lanzó un plan de respuesta de emergencia el viernes para analizar casos confirmados e infecciones asintomáticas, informó la emisora estatal CCTV, y agregó que el gobierno llevará a cabo investigaciones epidemiológicas para rastrear la fuente de la infección.

"La situación epidémica es en general controlable", aseguró Rui, citada por los medios estatales.

Incluyendo los 16 casos en Urumqi, China reportó 22 nuevas infecciones en el continente al 17 de julio, frente a los 10 del día anterior, dijo el sábado la autoridad de salud. Otros seis fueron casos importados.

Hasta el viernes, China continental tenía 83 mil 644 casos confirmados de coronavirus, según la autoridad de salud. El número de muertos Covid-19 se mantuvo en 4 mil 634.

Urumqi, la capital de la región occidental china de Xinjiang, entró en "modo de guerra" y lanzó un plan de respuesta de emergencia después de que la ciudad informara en la víspera 16 nuevos casos de coronavirus.

La televisora estatal CCTV dijo que funcionarios sin identificar dijeron en una conferencia de prensa que la ciudad había suspendido las reuniones y ordenó a las comunidades restringir las visitas a otros hogares.

Con el objetivo de prevenir la propagación del virus instó a las personas a no hacer viajes innecesarios fuera de la ciudad y ordenó pruebas para cualquiera que necesitara abandonar Urumqi. También ha llevado a cabo pruebas de infección gratuitas en toda la ciudad, dijeron funcionarios en la conferencia de prensa como parte de lo que las autoridades llamaron una respuesta de "tiempo de guerra".

En su cuenta oficial, el gobierno regional dijo que todas las nuevas infecciones recientes y los casos asintomáticos reportados en la región autónoma estaban en Urumqi.

La directora del centro de control y prevención de enfermedades en Urumqi, Rui Baoling, afirmó en la conferencia de prensa que los casos recientes en la ciudad estaban asociados con un grupo de actividades, con todos los casos confirmados y las infecciones asintomáticas reportadas en el distrito de Tianshan, dijo CCTV.

La funcionaria no dijo qué actividades estaban involucradas. "La epidemia se ha desarrollado rápidamente", afirmó Rui.

Xinjiang, hogar de la mayor parte de la minoría étnica uigur de China, hasta ahora ha evitado en su mayoría lo peor de la pandemia de coronavirus que estalló en la ciudad china central de Wuhan a fines del año pasado.

Al 17 de julio, la región informó un total de 17 casos de coronavirus, más 11 casos asintomáticos. Otras 269 personas estaban bajo observación médica, según la comisión regional de salud, que reportó otros 12 casos asintomáticos hasta el mediodía del sábado.

La ciudad lanzó un plan de respuesta de emergencia el viernes para analizar casos confirmados e infecciones asintomáticas, informó la emisora estatal CCTV, y agregó que el gobierno llevará a cabo investigaciones epidemiológicas para rastrear la fuente de la infección.

"La situación epidémica es en general controlable", aseguró Rui, citada por los medios estatales.

Incluyendo los 16 casos en Urumqi, China reportó 22 nuevas infecciones en el continente al 17 de julio, frente a los 10 del día anterior, dijo el sábado la autoridad de salud. Otros seis fueron casos importados.

Hasta el viernes, China continental tenía 83 mil 644 casos confirmados de coronavirus, según la autoridad de salud. El número de muertos Covid-19 se mantuvo en 4 mil 634.

Policiaca

Adulto mayor fallece en la Unidad Deportiva Torreón

El hombre acostumbraba realizara ejercicio en la mañana

Local

Conozca a Max, ejemplar estudiante del ITESMUL

Ha trabajado en más de 30 proyectos, la mayoría están encaminados a este grupo

Celebridades

Angélica Aragón desea suerte a Mayrín en nueva versión de Mirada de mujer

Hace 24 años se estrenó la historia de una mujer que encuentra el amor en un hombre más joven

Justicia

Decomisan más de 13 mil prendas tácticas de fuerzas de seguridad

Desde la guerra contra el narco, el crimen organizado y la delincuencia buscaron el uso de uniformes