/ viernes 8 de mayo de 2020

Parteras abrazan a las madres en tiempos de Covid-19

Sólo quieren que se le permita a la mujer ser la protagonista de su proceso natural

Sábado 2 de mayo. A las 20:08 horas nació una niña de 2 kilos 350 gramos en Santa Ana Chiautempan, Tlaxcala.

La madre, Flor, entró en labor durante las primeras horas del sábado y se acercó al hospital perinatal que le correspondía. Le explicaron que no podían atenderla pues el centro de salud se había enfocado ya en pacientes de Covid-19, le pidieron buscar otro hospital.

Sólo quería checarse para cumplir con el plan que tenía para dar a luz: ser atendida por una partera. A las 15:00 horas realizó una llamada. Buscó la casa de partos Nantli Cocone para avisarles que ya estaba en labor y el resto fluyó sin contratiempos.

El relato lo cuenta Cozbi Pérez, partera profesional que radica en Tlaxcala.

“Sabíamos que iba a ser un proceso rápido porque ella ya tenía tres experiencias de embarazo. Nos trasladamos a la casa de partos, la revisamos y tenía siete de dilatación. Empezamos a trabajar con ella, a tranquilizarla, estaba un poco estresada con la situación que había vivido en el hospital, entonces a las 20:08 horas nació la bebé y la recibió el papá lleno de emoción, de llanto de ella… contenta de que todo estuvo bien”.

Foto: Sabrina Speich


CONTRA EL MIEDO

Como esta bebé nacerán al menos 234 mil 999 mexicanos más, según la proyección presentada por el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, para el periodo de abril a junio, meses que abarcan la emergencia sanitaria por Covid-19.

Cozbi vive en la comunidad de Amajac de Guerrero, a dos horas de la Ciudad de México y a 20 minutos del centro de Tlaxcala. Sabe que su labor como partera es vital y que, frente a la contingencia por Covid-19, lo es aún más.

“Muchas parteras, doulas y las que trabajamos con embarazadas y atendemos partos nos dimos a la tarea de estar buscando hasta lo mas recóndito a parteras que atiendan. Las mamás están buscándonos, nos han llegado muchas mamis preguntando por nuestro servicio con el miedo, la incertidumbre, de que no quieren ir al hospital o algunas han dio y las regresan y nos buscan porque se corre la voz”, cuenta.

La partería, según explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una labor que se encarga de realizar intervenciones de eficacia demostrada en pro de la salud de las madres y los recién nacidos. En materia de planificación familiar, podría evitar más del 80 por ciento de todas las muertes maternas, prenatales y neonatales.

Foto: Sabrina Speich

Este 2020, fue declarado el Año Internacional del Personal de Enfermería y Partería, dos grupos esenciales para la salud de las mujeres pues suelen ser el primer y el único lugar de atención disponible en sus comunidades.

Cozbi comparte la casa de partos Nantli Kokone con dos parteras profesionales y dos parteras tradicionales. Asegura que trabajar de esta manera les encanta pues sus conocimientos han hecho click. Desde 2018 atienden partos a domicilio, pero este año este servicio ha incrementado.

“Ahora con la contingencia es lo que ellas buscan, pero antes bajó mucho la demanda porque el sistema de salud con la póliza del seguro popular y el que no les cobraran era fabuloso que se fueran para allá, pero ahora es lo contrario, nos buscan. Hemos atendido partos en la contingencia.

“En mayo tenemos 4 pacientes y brindamos la consulta a domicilio, aquí se trata de que ellas no se expongan, no salgan para que no puedan contagiarse y estén sanas en casa. Tomamos medidas preventivas y les damos la atención en su casa, si ellas quieren salir, les damos la atención y así nos movemos”, relata.


RESPETO A LAS MUJERES

Aunque es una labor gratificante, abrirse camino no les ha sido fácil, incluso también han sido blanco de ataques como las enfermeras y médicos de la primera línea de batalla del Covid-19.

“La labor de la partera no ha sido fácil a través de los siglos, es mucho compromiso con las mujeres, yo me comprometo como cualquier trabajo de la salud, pero aquí es mas atención a la mujer y estar ahí para ellas, acompañarla a todas horas, un parto me puede tardar hasta 30 horas”, cuenta Sabrina Speich, partera en la Fundación Osa Mayor y quien impulsa el directorio Parto seguro y respetado en épocas de Covid-19, donde participan 182 parteras nacionales y 119 extranjeras.

Vía telefónica desde Tulum, Quintana Roo, cuenta cómo se convirtió en partera y la atención que ha brindado a las mujeres. Pero dentro de su relato destaca: “que extraño es que lo que tiene que ver con el cuerpo femenino no pueda ser decidido por una mujer”.

Foto: Sabrina Speich

“Las parteras tradicionales son buenas, pero son discriminadas por la sociedad y la misma política pública que existe. Una partera nos contó que cuando fue al seguro (social) al registrar al bebé, a acompañar a la mujer, el doctor le dijo: ‘usted es una ignorante, las parteras no saben’. Entonces la madre sufre de violencia y la partera misma.

“Dicen ‘apoyamos a las parteras tradicionales’, pero es una mentira, yo trabajo con ellas, mi maestra es una partera tradicional que ya no trabaja aquí (Tulum) la mayoría ya no labora porque tienen miedo, las agreden, las tratan mal, solo dan la consulta prenatal y la Secretaría de Salud los ha utilizado para distribuir anticonceptivos”, cuenta.

Al día, Sabrina recibe cuatro llamadas de mujeres que la buscan para llevar su parto. Pero, aunque su convicción es ayudar, les explica que deben tener cinco preconsultas para conocer el embarazo, crear un vínculo de confianza y además, cuidarse a ellas mismas y a las madres. El Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva también estimó que de abril a junio se otorgarán alrededor de 1 millón 150 mil consultas de control prenatal y casi 200 mil consultas durante el puerperio.

Foto: Sabrina Speich

Con Sabrina coinciden Nayelhy Hernández y Jazmín Hidalgo, ambas licenciadas en enfermería y parteras que se desarrollan en la Ciudad de México y Morelos, respectivamente.

Nayelhy ofrece consultas en un hospital privado en la capital del país y ofrece sus servicios para atender partos a domicilio, según el deseo de la mamá. “Siempre debe ser un parto como tu lo sueñes, cómo lo visualizas, esto va a dar pie a saber en dónde quieres atenderte. En el sanatorio ha habido un alto índice de cesáreas debido a la desinformación, al decir que sólo de forma vertical no se contagia el Covid-19, es falso”.

Y Jazmín define a la perfección el empoderamiento que las mujeres tienen al parir y que, con la contingencia sanitaria, debe y tiene que esparcirse.

“Queremos que retumben las voces de todas las que amamos la partería, de quienes luchamos día a día porque se nos permita trabajar. Y que se le permita a la mujer ser la protagonista de su proceso natural, ser la persona que tenga una experiencia diferente, que se de cuenta de que se puede parir sin sufrir, el dolor es una sensación, pero también se puede manejar y ahí entramos nosotras”, detalla.



Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Omny

Sábado 2 de mayo. A las 20:08 horas nació una niña de 2 kilos 350 gramos en Santa Ana Chiautempan, Tlaxcala.

La madre, Flor, entró en labor durante las primeras horas del sábado y se acercó al hospital perinatal que le correspondía. Le explicaron que no podían atenderla pues el centro de salud se había enfocado ya en pacientes de Covid-19, le pidieron buscar otro hospital.

Sólo quería checarse para cumplir con el plan que tenía para dar a luz: ser atendida por una partera. A las 15:00 horas realizó una llamada. Buscó la casa de partos Nantli Cocone para avisarles que ya estaba en labor y el resto fluyó sin contratiempos.

El relato lo cuenta Cozbi Pérez, partera profesional que radica en Tlaxcala.

“Sabíamos que iba a ser un proceso rápido porque ella ya tenía tres experiencias de embarazo. Nos trasladamos a la casa de partos, la revisamos y tenía siete de dilatación. Empezamos a trabajar con ella, a tranquilizarla, estaba un poco estresada con la situación que había vivido en el hospital, entonces a las 20:08 horas nació la bebé y la recibió el papá lleno de emoción, de llanto de ella… contenta de que todo estuvo bien”.

Foto: Sabrina Speich


CONTRA EL MIEDO

Como esta bebé nacerán al menos 234 mil 999 mexicanos más, según la proyección presentada por el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, para el periodo de abril a junio, meses que abarcan la emergencia sanitaria por Covid-19.

Cozbi vive en la comunidad de Amajac de Guerrero, a dos horas de la Ciudad de México y a 20 minutos del centro de Tlaxcala. Sabe que su labor como partera es vital y que, frente a la contingencia por Covid-19, lo es aún más.

“Muchas parteras, doulas y las que trabajamos con embarazadas y atendemos partos nos dimos a la tarea de estar buscando hasta lo mas recóndito a parteras que atiendan. Las mamás están buscándonos, nos han llegado muchas mamis preguntando por nuestro servicio con el miedo, la incertidumbre, de que no quieren ir al hospital o algunas han dio y las regresan y nos buscan porque se corre la voz”, cuenta.

La partería, según explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una labor que se encarga de realizar intervenciones de eficacia demostrada en pro de la salud de las madres y los recién nacidos. En materia de planificación familiar, podría evitar más del 80 por ciento de todas las muertes maternas, prenatales y neonatales.

Foto: Sabrina Speich

Este 2020, fue declarado el Año Internacional del Personal de Enfermería y Partería, dos grupos esenciales para la salud de las mujeres pues suelen ser el primer y el único lugar de atención disponible en sus comunidades.

Cozbi comparte la casa de partos Nantli Kokone con dos parteras profesionales y dos parteras tradicionales. Asegura que trabajar de esta manera les encanta pues sus conocimientos han hecho click. Desde 2018 atienden partos a domicilio, pero este año este servicio ha incrementado.

“Ahora con la contingencia es lo que ellas buscan, pero antes bajó mucho la demanda porque el sistema de salud con la póliza del seguro popular y el que no les cobraran era fabuloso que se fueran para allá, pero ahora es lo contrario, nos buscan. Hemos atendido partos en la contingencia.

“En mayo tenemos 4 pacientes y brindamos la consulta a domicilio, aquí se trata de que ellas no se expongan, no salgan para que no puedan contagiarse y estén sanas en casa. Tomamos medidas preventivas y les damos la atención en su casa, si ellas quieren salir, les damos la atención y así nos movemos”, relata.


RESPETO A LAS MUJERES

Aunque es una labor gratificante, abrirse camino no les ha sido fácil, incluso también han sido blanco de ataques como las enfermeras y médicos de la primera línea de batalla del Covid-19.

“La labor de la partera no ha sido fácil a través de los siglos, es mucho compromiso con las mujeres, yo me comprometo como cualquier trabajo de la salud, pero aquí es mas atención a la mujer y estar ahí para ellas, acompañarla a todas horas, un parto me puede tardar hasta 30 horas”, cuenta Sabrina Speich, partera en la Fundación Osa Mayor y quien impulsa el directorio Parto seguro y respetado en épocas de Covid-19, donde participan 182 parteras nacionales y 119 extranjeras.

Vía telefónica desde Tulum, Quintana Roo, cuenta cómo se convirtió en partera y la atención que ha brindado a las mujeres. Pero dentro de su relato destaca: “que extraño es que lo que tiene que ver con el cuerpo femenino no pueda ser decidido por una mujer”.

Foto: Sabrina Speich

“Las parteras tradicionales son buenas, pero son discriminadas por la sociedad y la misma política pública que existe. Una partera nos contó que cuando fue al seguro (social) al registrar al bebé, a acompañar a la mujer, el doctor le dijo: ‘usted es una ignorante, las parteras no saben’. Entonces la madre sufre de violencia y la partera misma.

“Dicen ‘apoyamos a las parteras tradicionales’, pero es una mentira, yo trabajo con ellas, mi maestra es una partera tradicional que ya no trabaja aquí (Tulum) la mayoría ya no labora porque tienen miedo, las agreden, las tratan mal, solo dan la consulta prenatal y la Secretaría de Salud los ha utilizado para distribuir anticonceptivos”, cuenta.

Al día, Sabrina recibe cuatro llamadas de mujeres que la buscan para llevar su parto. Pero, aunque su convicción es ayudar, les explica que deben tener cinco preconsultas para conocer el embarazo, crear un vínculo de confianza y además, cuidarse a ellas mismas y a las madres. El Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva también estimó que de abril a junio se otorgarán alrededor de 1 millón 150 mil consultas de control prenatal y casi 200 mil consultas durante el puerperio.

Foto: Sabrina Speich

Con Sabrina coinciden Nayelhy Hernández y Jazmín Hidalgo, ambas licenciadas en enfermería y parteras que se desarrollan en la Ciudad de México y Morelos, respectivamente.

Nayelhy ofrece consultas en un hospital privado en la capital del país y ofrece sus servicios para atender partos a domicilio, según el deseo de la mamá. “Siempre debe ser un parto como tu lo sueñes, cómo lo visualizas, esto va a dar pie a saber en dónde quieres atenderte. En el sanatorio ha habido un alto índice de cesáreas debido a la desinformación, al decir que sólo de forma vertical no se contagia el Covid-19, es falso”.

Y Jazmín define a la perfección el empoderamiento que las mujeres tienen al parir y que, con la contingencia sanitaria, debe y tiene que esparcirse.

“Queremos que retumben las voces de todas las que amamos la partería, de quienes luchamos día a día porque se nos permita trabajar. Y que se le permita a la mujer ser la protagonista de su proceso natural, ser la persona que tenga una experiencia diferente, que se de cuenta de que se puede parir sin sufrir, el dolor es una sensación, pero también se puede manejar y ahí entramos nosotras”, detalla.



Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Omny

Futbol

Santos sufre y pierde contra Necaxa

Los Guerreros cayeron cuatro goles a uno en el TSM

Local

Con AMA, DIF Coahuila apoya a miles de personas adultas mayores en abandono

Marcela Gorgón suma el trabajo del Gobierno del Estado con Municipios, organizaciones de la sociedad civil, empresarios y Poder Judicial del Estado

Finanzas

Los ricos dan reversa a la compra de vehículos de lujo

La comercialización en este rubro se desplomó el año pasado a su nivel más bajo en una década

Finanzas

Alzas en la carne agravan la cuesta de enero

Los precios de la proteína animal aumentaron a doble dígito durante la primera mitad de enero

Finanzas

PiSA deja atrás veto y pacta más de mil contratos con la 4T

La farmacéutica vendió el año pasado al Sector Salud bienes y servicios por al menos mil 500 millones

Gossip

Irrumpe el poder femenino en la producción audiovisual

Amazonas Eléctricas es el primer equipo integrado sólo por mujeres que trabajan en iluminación y tramoya de producciones de cine y tv

Gossip

Liva logra hacer empatía con público mexicano

Leiva se presentará en mayo en el Teatro Metropólitan, lo que considera uno de sus grandes logros

Gossip

Gabriel Soto hace melodrama que reflexionan sobre la migración

El actor participa en la telenovela Amor dividido, en la que interpreta a un mexicano que vuelve a su tierra después de muchos años en Estados Unidos