/ jueves 18 de junio de 2020

UNAM presenta lineamientos para regreso a clases presenciales ante Covid-19

La máxima casa de estudios reanudará actividades de manera gradual bajo un esquema híbrido en el que estudiantes alternarán las clases presenciales y virtuales

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) anunció los lineamientos para la reactivación de actividades "cuando la contingencia sanitaria lo permita", para ello utilizará un modelo híbrido de enseñanza presencial y de forma virtual, alternando la presencia de los alumnos por orden alfabético.

A quienes asistan de forma escalonada a las instalaciones universitarias se solicita privilegiar el uso de cubrebocas, caretas o pantallas, se hará la detección de personal de investigación, académicos y estudiantes vulnerables, así como la instalación de filtro sanitarios, señala el Lineamiento general para el regreso a las actividades universitarias en el marco de la epidemia.

"Se establecerán roles para la asistencia de los estudiantes a actividades presenciales. Para ello, y con base en los aforos establecidos, la lista de integrantes a cada grupo se partirá, asignando la asistencia alternada para los estudiantes según la partición adoptada. De ser posible, y para favorecer la organización, se procurará que la división se haga por el mismo orden alfabético".

A partir de ello se programarán todas las actividades docentes para que "los estudiantes puedan tener semanas presenciales y semanas virtuales".

Los ejes rectores mediante los cuales operará el lineamiento serán: Privilegiar la salud y la vida; Solidaridad y no discriminación; Economía moral y eficiencia productiva; así como Responsabilidad compartida.

A los alumnos se les solicita mantenerse informado del sistema de semáforo de riesgo epidemiológico semanal y de las comunicaciones de la UNAM, así como de su entidad académica de acuerdo con la ubicación de la entidad o dependencia para la que realiza sus estudios o actividades relacionadas con los mismos.

"Asistir a las instalaciones de su entidad de acuerdo con las indicaciones de las autoridades de las mismas respecto a la forma y dinámicas que permitan respetar el aforo seguro. No acudir a actividades académicas o reuniones sociales con síntomas compatibles con Covid-19, para no ser un riesgo de potencial contagio para otras personas", insiste el documento.

Las autoridades universitarias recomiendas a la comunidad que al regresas a las instalaciones procuren no tocarse la cara con las manos, sobre todo nariz, boca y ojos. Evitar tocar en la medida de lo posible, cualquier tipo de superficie, barandales, puertas, muros, botones, entre otros.

Piden practicar etiqueta respiratoria al toser y estornudar: cubrirse nariz y boca al toser con el ángulo interno del brazo o con un pañuelo desechable. Este último deberá tirarlo en los contenedores asignados para tales residuos, después lavarse las manos. Así como evitar la presencia de acompañantes, en especial de menores de edad y personas con alto riesgo frente al Covid-19.

Pide a todos "evitar, en la medida de lo posible, el uso de joyería y corbatas".

El documento elaborado a partir de los lineamientos de reactivación económica del gobierno federal, publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF) señala que "es importante tener presente la permanencia del riesgo de infección, la necesidad de mantener una higiene permanente y de procurar realizar, cuando sea posible, trabajo desde casa".

La UNAM puntualiza 14 medidas que deberán considerar los integrantes de la comunidad universitaria para acudir a las instalaciones entre las que se encuentra el uso del cubrebocas, sanitización, lavado de manos, evitar contacto físico, guardar distancia de 1.8 metros y quedarse en casa si presenta síntomas de enfermedad respiratoria o relacionados con Covid-19.

Dado que el tamaño y capacidad de los espacios de estudios: aulas, salones de seminario, auditorios, laboratorios, bibliotecas, clínicas, espacios de servicios a la comunidad, entre otros es muy variable, "cada entidad o dependencia deberá determinar su aforo seguro. Se pueden tomar como pautas generales reducir su aforo a un máximo del cincuenta por ciento de su capacidad o asignar 3 cuadrados por persona, buscando siempre preservar distancias seguras".

En el acceso a áreas comunes: baños, vestidores, casilleros, cafeterías, comedores, etc., deberán colocarse marcas en lugares apropiados que indiquen la distancia mínima entre personas.

En los espacios comunes o de mayor concentración, se buscará favorecer la ventilación natural.

Se colocarán de forma estratégica en distintos puntos de las áreas de circulación dispensadores gel a libre disposición de la comunidad.

Medidas para empleados, investigadores...

En el caso de los trabajadores, académicos e investigadores se solicita identificar, con la ayuda de los funcionarios de cada área, al personal a su cargo para determinar a las personas en situación de vulnerabilidad o mayor riesgo de contagio.

"Otorgar a las personas trabajadoras en situación de vulnerabilidad, las facilidades para acudir a consulta con su médico familiar, para evaluar su control y fortalecer las medidas higiénico-dietéticas, estilos de vida y farmacológicas".

Autorizar, de ser posible, el ingreso de trabajadores en horarios escalonados para evitar los horarios pico en el transporte público.

Establecer horarios escalonados para los trabajadores en área de alimentos, comedores o vestidores para reducir el riesgo de exposición.

La institución instalará un Comité de Seguimiento, encabezado por el secretario general de la UNAM que será la instancia encargada de emitir medidas complementarias a estos lineamientos que mejoren su funcionamiento y resuelvan cuestiones no previstas.

Será ese grupo representativo de toda la institución el encargado de fortalecer las medidas para el funcionamiento de los servicios médicos y la atención a casos sospechosos, además de propiciar la mejora en el seguimiento epidemiológico de los casos positivos, usando para ello instrumentos universitarios tales como el Atlas de Riesgos.

El comité podrá realizar modificaciones a las medidas al revisar continuamente los protocolos de actuación.

En el caso de las escuelas y facultades o lugares donde se realicen actividades docentes y se espere el arribo de cantidades significativas de estudiantes, a pesar de la reducción de los aforos, se deben evitar aglomeraciones.

"En estos casos es conveniente instalar más de un filtro de seguridad sanitaria en puntos que permitan garantizar que todas las personas pasen por un filtro (por ejemplo, a pie de escaleras)".

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) anunció los lineamientos para la reactivación de actividades "cuando la contingencia sanitaria lo permita", para ello utilizará un modelo híbrido de enseñanza presencial y de forma virtual, alternando la presencia de los alumnos por orden alfabético.

A quienes asistan de forma escalonada a las instalaciones universitarias se solicita privilegiar el uso de cubrebocas, caretas o pantallas, se hará la detección de personal de investigación, académicos y estudiantes vulnerables, así como la instalación de filtro sanitarios, señala el Lineamiento general para el regreso a las actividades universitarias en el marco de la epidemia.

"Se establecerán roles para la asistencia de los estudiantes a actividades presenciales. Para ello, y con base en los aforos establecidos, la lista de integrantes a cada grupo se partirá, asignando la asistencia alternada para los estudiantes según la partición adoptada. De ser posible, y para favorecer la organización, se procurará que la división se haga por el mismo orden alfabético".

A partir de ello se programarán todas las actividades docentes para que "los estudiantes puedan tener semanas presenciales y semanas virtuales".

Los ejes rectores mediante los cuales operará el lineamiento serán: Privilegiar la salud y la vida; Solidaridad y no discriminación; Economía moral y eficiencia productiva; así como Responsabilidad compartida.

A los alumnos se les solicita mantenerse informado del sistema de semáforo de riesgo epidemiológico semanal y de las comunicaciones de la UNAM, así como de su entidad académica de acuerdo con la ubicación de la entidad o dependencia para la que realiza sus estudios o actividades relacionadas con los mismos.

"Asistir a las instalaciones de su entidad de acuerdo con las indicaciones de las autoridades de las mismas respecto a la forma y dinámicas que permitan respetar el aforo seguro. No acudir a actividades académicas o reuniones sociales con síntomas compatibles con Covid-19, para no ser un riesgo de potencial contagio para otras personas", insiste el documento.

Las autoridades universitarias recomiendas a la comunidad que al regresas a las instalaciones procuren no tocarse la cara con las manos, sobre todo nariz, boca y ojos. Evitar tocar en la medida de lo posible, cualquier tipo de superficie, barandales, puertas, muros, botones, entre otros.

Piden practicar etiqueta respiratoria al toser y estornudar: cubrirse nariz y boca al toser con el ángulo interno del brazo o con un pañuelo desechable. Este último deberá tirarlo en los contenedores asignados para tales residuos, después lavarse las manos. Así como evitar la presencia de acompañantes, en especial de menores de edad y personas con alto riesgo frente al Covid-19.

Pide a todos "evitar, en la medida de lo posible, el uso de joyería y corbatas".

El documento elaborado a partir de los lineamientos de reactivación económica del gobierno federal, publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF) señala que "es importante tener presente la permanencia del riesgo de infección, la necesidad de mantener una higiene permanente y de procurar realizar, cuando sea posible, trabajo desde casa".

La UNAM puntualiza 14 medidas que deberán considerar los integrantes de la comunidad universitaria para acudir a las instalaciones entre las que se encuentra el uso del cubrebocas, sanitización, lavado de manos, evitar contacto físico, guardar distancia de 1.8 metros y quedarse en casa si presenta síntomas de enfermedad respiratoria o relacionados con Covid-19.

Dado que el tamaño y capacidad de los espacios de estudios: aulas, salones de seminario, auditorios, laboratorios, bibliotecas, clínicas, espacios de servicios a la comunidad, entre otros es muy variable, "cada entidad o dependencia deberá determinar su aforo seguro. Se pueden tomar como pautas generales reducir su aforo a un máximo del cincuenta por ciento de su capacidad o asignar 3 cuadrados por persona, buscando siempre preservar distancias seguras".

En el acceso a áreas comunes: baños, vestidores, casilleros, cafeterías, comedores, etc., deberán colocarse marcas en lugares apropiados que indiquen la distancia mínima entre personas.

En los espacios comunes o de mayor concentración, se buscará favorecer la ventilación natural.

Se colocarán de forma estratégica en distintos puntos de las áreas de circulación dispensadores gel a libre disposición de la comunidad.

Medidas para empleados, investigadores...

En el caso de los trabajadores, académicos e investigadores se solicita identificar, con la ayuda de los funcionarios de cada área, al personal a su cargo para determinar a las personas en situación de vulnerabilidad o mayor riesgo de contagio.

"Otorgar a las personas trabajadoras en situación de vulnerabilidad, las facilidades para acudir a consulta con su médico familiar, para evaluar su control y fortalecer las medidas higiénico-dietéticas, estilos de vida y farmacológicas".

Autorizar, de ser posible, el ingreso de trabajadores en horarios escalonados para evitar los horarios pico en el transporte público.

Establecer horarios escalonados para los trabajadores en área de alimentos, comedores o vestidores para reducir el riesgo de exposición.

La institución instalará un Comité de Seguimiento, encabezado por el secretario general de la UNAM que será la instancia encargada de emitir medidas complementarias a estos lineamientos que mejoren su funcionamiento y resuelvan cuestiones no previstas.

Será ese grupo representativo de toda la institución el encargado de fortalecer las medidas para el funcionamiento de los servicios médicos y la atención a casos sospechosos, además de propiciar la mejora en el seguimiento epidemiológico de los casos positivos, usando para ello instrumentos universitarios tales como el Atlas de Riesgos.

El comité podrá realizar modificaciones a las medidas al revisar continuamente los protocolos de actuación.

En el caso de las escuelas y facultades o lugares donde se realicen actividades docentes y se espere el arribo de cantidades significativas de estudiantes, a pesar de la reducción de los aforos, se deben evitar aglomeraciones.

"En estos casos es conveniente instalar más de un filtro de seguridad sanitaria en puntos que permitan garantizar que todas las personas pasen por un filtro (por ejemplo, a pie de escaleras)".

Sociedad

Ocultan en tiraderos de Cancún toneladas de sargazo

Los empresarios admiten que los tiraderos clandestinos son un problema real, pues faltan estaciones para el tratamiento de miles de toneladas

Gossip

Rosita Pelayo comparte cómo ser feliz aun con las desgracias

Rosita Pelayo presenta su conferencia en la reapertura de El Círculo Teatral

Cultura

La literatura, el refugio de Mayra Santos-Febres

La novela evoca los momentos de mayor miedo y crisis que la población de Puerto Rico

Gossip

Arath de la Torre vuelve como Don Juan en El Tenorio Cómico

Con más de 30 años de carrera, Arath de la Torre piensa diversificarse en la dirección de escena y como productor

Cultura

María Dueñas, referente literario con sensibilidad femenina

Con más de 70 ediciones y traducida a 40 idiomas, la primera novela de María Dueñas la convirtió en un referente literario

Sociedad

Chigmecatitlán, único municipio de Puebla sin Covid-19

El municipio de Puebla es el único del estado sin casos sospechosos, ni defunciones por el coronavirus