/ viernes 9 de febrero de 2018

Sistema Nacional Anticorrupción rezagado por el Congreso

Asume Mariclaire Acosta la presidencia e Irene Levy sustituye a Peschard en el CPC

Mariclaire Acosta Urquidi asumió la presidencia e Irene Levy Mustri entró al Comité de Participación Ciudadana (CPC) en sustitución de Jacqueline Peschard.

Durante su primer discurso como presidenta del CPC, Acosta Urquidi reprochó a los legisladores que la imagen de fracaso del SNA se debe al rezago de nombramiento de sus "piezas fundamentales".

“Con frecuencia se dice que el sistema es un fracaso, precisamente por la ausencia de esos nombramientos y porque aún no acaban de integrarse plenamente y con todo el rigor de la ley, los Sistemas Locales Anticorrupción”, acusó.

Demandó al Congreso de la Unión acelerar las designaciones del Auditor Superior de la Federación, del Fiscal y de los 18 magistrados especializados en el combate a la corrupción, sin los cuales, dijo, "será prácticamente imposible que el sistema despliegue todas sus capacidades".

Exigió a los legisladores que los procesos de selección se realicen lejos de “cuotas partidistas o compromisos personales” y con total apego a la tomando en cuenta solo las mejores trayectorias de quienes participen en el proceso. 

“Deben hacerse mediante procedimientos escrupulosamente transparentes, rigurosos, de forma tal, que quienes resulten nombrados, lo sean por su honorabilidad y méritos profesionales para desempeñar las responsabilidades que les serán conferidas, esta condición es una de las piedras angulares del sistema”, dijo.

Punto en el que coincidió Irene Levy Mustri, la sustituta de Jacqueline Peschard, al señalar que entre los principales retos está “urgir a las autoridades para que integren el Sistema Nacional Anticorrupción”. Y se comprometió a generar “un voto de confianza” para el sistema.

En cuanto a la labor del Comité de Participación Ciudadana como impulsor del combate a la corrupción, Levy Mustri comentó que la responsabilidad también compete al resto de los integrantes del órgano de gobierno del SNA, y “si cinco o seis no quieren votar a favor de causas anticorrupción, habrá que decirlo, habrá que gritarlo”.

Reclamó al que se sumó la presidenta de la Comisión de Selección del CPC, Edna Jaime, al afirmar que “ es clara la resistencia de muchos actores del Sistema Nacional Anticorrupción, para que este funcione plenamente, para que nos dé lo que nos tiene que dar”, pese a que en su primer año en funciones, Jacqueline Peschard cumplió con la tarea que le fue encomendada.

Acosta tendrá como principales tareas dar continuidad a la consolidación del sistema, delinear la Política Nacional Anticorrupción, dar seguimiento al exhorto que realizó a la PGR por el caso Odebrecht e impulsar la coordinación institucional durante la campaña electoral.

Mariclaire Acosta Urquidi asumió la presidencia e Irene Levy Mustri entró al Comité de Participación Ciudadana (CPC) en sustitución de Jacqueline Peschard.

Durante su primer discurso como presidenta del CPC, Acosta Urquidi reprochó a los legisladores que la imagen de fracaso del SNA se debe al rezago de nombramiento de sus "piezas fundamentales".

“Con frecuencia se dice que el sistema es un fracaso, precisamente por la ausencia de esos nombramientos y porque aún no acaban de integrarse plenamente y con todo el rigor de la ley, los Sistemas Locales Anticorrupción”, acusó.

Demandó al Congreso de la Unión acelerar las designaciones del Auditor Superior de la Federación, del Fiscal y de los 18 magistrados especializados en el combate a la corrupción, sin los cuales, dijo, "será prácticamente imposible que el sistema despliegue todas sus capacidades".

Exigió a los legisladores que los procesos de selección se realicen lejos de “cuotas partidistas o compromisos personales” y con total apego a la tomando en cuenta solo las mejores trayectorias de quienes participen en el proceso. 

“Deben hacerse mediante procedimientos escrupulosamente transparentes, rigurosos, de forma tal, que quienes resulten nombrados, lo sean por su honorabilidad y méritos profesionales para desempeñar las responsabilidades que les serán conferidas, esta condición es una de las piedras angulares del sistema”, dijo.

Punto en el que coincidió Irene Levy Mustri, la sustituta de Jacqueline Peschard, al señalar que entre los principales retos está “urgir a las autoridades para que integren el Sistema Nacional Anticorrupción”. Y se comprometió a generar “un voto de confianza” para el sistema.

En cuanto a la labor del Comité de Participación Ciudadana como impulsor del combate a la corrupción, Levy Mustri comentó que la responsabilidad también compete al resto de los integrantes del órgano de gobierno del SNA, y “si cinco o seis no quieren votar a favor de causas anticorrupción, habrá que decirlo, habrá que gritarlo”.

Reclamó al que se sumó la presidenta de la Comisión de Selección del CPC, Edna Jaime, al afirmar que “ es clara la resistencia de muchos actores del Sistema Nacional Anticorrupción, para que este funcione plenamente, para que nos dé lo que nos tiene que dar”, pese a que en su primer año en funciones, Jacqueline Peschard cumplió con la tarea que le fue encomendada.

Acosta tendrá como principales tareas dar continuidad a la consolidación del sistema, delinear la Política Nacional Anticorrupción, dar seguimiento al exhorto que realizó a la PGR por el caso Odebrecht e impulsar la coordinación institucional durante la campaña electoral.

Finanzas

Best Buy cerrará sus instalaciones en México

Será a partir de este 31 de diciembre que comience el cierre

Torreón

Acciones de sanitización del Municipio han llegado a más de 160 colonias

El Ayuntamiento no ha bajado la guardia ante el Covid-19: JZI

Torreón

Transportistas pierden 186 mdp en ocho meses: Roberto Serna

Se reduce movilidad de 190 a 100 mil usuarios diariamente