/ martes 19 de noviembre de 2019

México pide paz para Venezuela

Reconocen medidas como liberar al diputado venezolano Edgar Zambrano

Al término de su II Encuentro, el Mecanismo de Montevideo, refrendó su compromiso de contribuir a que el pueblo venezolano pueda encontrar una solución pacífica y democrática a sus diferencias, con el fin de que alcancen la paz y estabilidad, informa en comunicado la Cancillería.

Puntualiza que los gobiernos de México, Uruguay, Barbados y Trinidad y Tobago, en representación de la Comunidad del Caribe (CARICOM), reiteraron su preocupación por la situación humanitaria en Venezuela y exhortan a todas las partes a garantizar la protección de los derechos humanos.

Además, rechazan categóricamente la invocación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), al ser un instrumento diseñado para detener agresiones entre Estados, no para atender situaciones humanitarias.

Condenan cualquier intento de amenaza o uso de la fuerza o de cualquier otra acción contraria al Derecho Internacional.

Y recibieron con beneplácito el regreso de diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a la Asamblea Nacional como una forma de encauzar el diálogo por la vía institucional y democrática.

En este marco, celebran el acuerdo para conformar la comisión encargada de escoger el Comité de Postulaciones Electorales para la renovación del Consejo Nacional Electoral.

Reconocen que medidas de fomento a la confianza como la liberación del diputado Edgar Zambrano, contribuyen a fortalecer el diálogo entre las partes en Venezuela. Hacen un llamado a la liberación de todas las personas en situación similar, incluido el de Roberto Marrero y el respeto a la inmunidad parlamentaria.

Agradecen la participación en calidad de observador del ciudadano Gustavo Béliz, miembro del equipo de transición del presidente electo de Argentina, Alberto Fernández y hacen una invitación a dicho país a sumarse al Mecanismo de Montevideo, una vez tome posesión el nuevo gobierno

Al término de su II Encuentro, el Mecanismo de Montevideo, refrendó su compromiso de contribuir a que el pueblo venezolano pueda encontrar una solución pacífica y democrática a sus diferencias, con el fin de que alcancen la paz y estabilidad, informa en comunicado la Cancillería.

Puntualiza que los gobiernos de México, Uruguay, Barbados y Trinidad y Tobago, en representación de la Comunidad del Caribe (CARICOM), reiteraron su preocupación por la situación humanitaria en Venezuela y exhortan a todas las partes a garantizar la protección de los derechos humanos.

Además, rechazan categóricamente la invocación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), al ser un instrumento diseñado para detener agresiones entre Estados, no para atender situaciones humanitarias.

Condenan cualquier intento de amenaza o uso de la fuerza o de cualquier otra acción contraria al Derecho Internacional.

Y recibieron con beneplácito el regreso de diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a la Asamblea Nacional como una forma de encauzar el diálogo por la vía institucional y democrática.

En este marco, celebran el acuerdo para conformar la comisión encargada de escoger el Comité de Postulaciones Electorales para la renovación del Consejo Nacional Electoral.

Reconocen que medidas de fomento a la confianza como la liberación del diputado Edgar Zambrano, contribuyen a fortalecer el diálogo entre las partes en Venezuela. Hacen un llamado a la liberación de todas las personas en situación similar, incluido el de Roberto Marrero y el respeto a la inmunidad parlamentaria.

Agradecen la participación en calidad de observador del ciudadano Gustavo Béliz, miembro del equipo de transición del presidente electo de Argentina, Alberto Fernández y hacen una invitación a dicho país a sumarse al Mecanismo de Montevideo, una vez tome posesión el nuevo gobierno

Salud

Personas con alergias no se debieron haber vacunado: Roberto Bernal Gómez

Hasta el día de hoy la Secretaría de Salud solo tiene registro de cuatro pacientes con reacciones ante la vacuna del Covid-19