imagotipo

Trastornos psicológicos del adulto mayor, un problema de salud pública

  • Juan Manuel Contreras
  • en Local

Saltillo, Coahuila.- La Secretaría de Salud y el DIF Coahuila, deben capacitar a su personal en la detección temprana de síntomas que impliquen trastornos sicológicos y sicosociales en las personas de la tercera edad.

La diputada Georgina Cano Torralba, mencionó que la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera los trastornos psicológicos y psicosociales de los ancianos como un problema de salud pública, pero frecuentemente son pasados por alto, no se les diagnostica ni se les brinda el trato adecuado.

“La depresión y ansiedad son de los principales síndromes geriátricos y tienen consecuencias devastadoras en el adulto mayor, pues los hacen susceptibles a enfermedades crónicas y un acelerado deterioro funcional”, agregó.

“Su detección temprana es primordial pues les causa sufrimiento y una considerable disminución en su calidad de vida. La depresión geriátrica representa una importante carga para el paciente, para la familia y, al agravarse, también para las instituciones a cargo de brindar servicios de salud”, mencionó.

Puede leer también: Doña Vilma entrega aparatos ortopédicos

Indicó que para darles una buena atención a los adultos mayores, se requieren programas o talleres que brinden información adecuada a los familiares y sus cuidadores, sobre el trato y atención adecuados que deben brindárseles.

La salud mental y el bienestar emocional tienen tanta importancia como la salud física en cualquier etapa de nuestra vida, y en la etapa de envejecimiento no tienen por qué ser la excepción, expresó.

“Debido a su condición de cambio son personas vulnerables, propensas a sufrir trastornos psicológicos y psicosociales como apatía, depresión, angustia y ansiedad, que dependen de factores personales, del entorno y de su interacción.
“Estos trastornos que fácilmente pueden combatirse o incluso prevenirse con un diagnóstico temprano así como un adecuado trato diario basado en paciencia, cariño y comprensión”, abundó.