/ viernes 5 de junio de 2020

Viven situación de desempleo guardavidas y entrenadores de natación

Se estima una afectación a cien personas en la región que se dedican a estas labores

Torreón, Coahuila.- La temporada de albercas en la región, la cual suele dar inicio en marzo, en esta ocasión no pudo arrancar al coincidir con la contingencia sanitaria que se decretó en el país por el Covid-19, afectándose a guardavidas y entrenadores de natación que son ocupados por los distintos espacios recreativos como balnearios, quintas, clubes deportivos, colegios y demás, acumulando este grupo, 3 meses sin poder desempeñar sus labores.

Para exponer esta situación, que ya consideran desesperante, pues no hay certidumbre si se autorizará pronto una reapertura de todos estos lugares, compartió sus comentarios Rubén Alejandro Aguilar Muñoz, quien es coordinador del Centro Acuático Aquarium y entrenador del equipo de natación, además de que recientemente se había certificado como Guardavidas:

“Llevábamos 15 días de iniciar actividades, fueron 4 o 5 clases las que pudimos dar y tuvimos que parar, solo nos pagaron la primera quincena, en mi caso como coordinador me pagaron otras dos quincenas, pero después ya no hubo nada”.

Agregó, que tiene compañeros instructores de natación, que desde marzo no volvieron a percibir un sueldo y desde entonces enfrentan un panorama complicado, entendiendo la situación de los dueños, pues al no haber ingresos por cursos de natación y demás, no hay dinero para poder pagarles.

Cabe mencionar que en la región lagunera existen muchos lugares con alberca, como son clubes deportivos, campestres, colegios, universidades y algunos espacios públicos como la Unidad Deportiva Torreón, La Jabonera, Línea Verde, Multideportivo Oriente, Deportiva de Lerdo, Deportiva de Gómez Palacio, entre muchos otros, que representan fuentes de empleo para guardavidas e instructores de natación, lamentablemente todos se encuentran cerrados y no hay trabajo para este grupo.

“La natación es un deporte temporal, entonces terminamos en octubre porque después se viene el frío, imagínense si reactivamos hasta agosto, solo tendríamos trabajo lo que es agosto, septiembre y una parte de octubre”.

Rubén Aguilar dijo que le gustaría contar con una fecha concreta para la reactivación de las albercas y poder prepararse con todos los protocolos, sin embargo, la autoridad estatal no ha dado una respuesta:

“Debemos ser pacientes y seguir cuidándonos, yo entiendo que estamos en una situación difícil, pero, también hacer un exhorto a las autoridades, que piensen un poquito más en el deporte, el deporte es salud y creo que es peor estar encerrados y no hacer nada”.

Torreón, Coahuila.- La temporada de albercas en la región, la cual suele dar inicio en marzo, en esta ocasión no pudo arrancar al coincidir con la contingencia sanitaria que se decretó en el país por el Covid-19, afectándose a guardavidas y entrenadores de natación que son ocupados por los distintos espacios recreativos como balnearios, quintas, clubes deportivos, colegios y demás, acumulando este grupo, 3 meses sin poder desempeñar sus labores.

Para exponer esta situación, que ya consideran desesperante, pues no hay certidumbre si se autorizará pronto una reapertura de todos estos lugares, compartió sus comentarios Rubén Alejandro Aguilar Muñoz, quien es coordinador del Centro Acuático Aquarium y entrenador del equipo de natación, además de que recientemente se había certificado como Guardavidas:

“Llevábamos 15 días de iniciar actividades, fueron 4 o 5 clases las que pudimos dar y tuvimos que parar, solo nos pagaron la primera quincena, en mi caso como coordinador me pagaron otras dos quincenas, pero después ya no hubo nada”.

Agregó, que tiene compañeros instructores de natación, que desde marzo no volvieron a percibir un sueldo y desde entonces enfrentan un panorama complicado, entendiendo la situación de los dueños, pues al no haber ingresos por cursos de natación y demás, no hay dinero para poder pagarles.

Cabe mencionar que en la región lagunera existen muchos lugares con alberca, como son clubes deportivos, campestres, colegios, universidades y algunos espacios públicos como la Unidad Deportiva Torreón, La Jabonera, Línea Verde, Multideportivo Oriente, Deportiva de Lerdo, Deportiva de Gómez Palacio, entre muchos otros, que representan fuentes de empleo para guardavidas e instructores de natación, lamentablemente todos se encuentran cerrados y no hay trabajo para este grupo.

“La natación es un deporte temporal, entonces terminamos en octubre porque después se viene el frío, imagínense si reactivamos hasta agosto, solo tendríamos trabajo lo que es agosto, septiembre y una parte de octubre”.

Rubén Aguilar dijo que le gustaría contar con una fecha concreta para la reactivación de las albercas y poder prepararse con todos los protocolos, sin embargo, la autoridad estatal no ha dado una respuesta:

“Debemos ser pacientes y seguir cuidándonos, yo entiendo que estamos en una situación difícil, pero, también hacer un exhorto a las autoridades, que piensen un poquito más en el deporte, el deporte es salud y creo que es peor estar encerrados y no hacer nada”.

Local

Van más de 300 sanciones a transportistas por no acatar medidas sanitarias

Falta de higiene, sobrecupo y no cumplir con uso de cubrebocas, las causas

Salud

Lo que urge al ISSSTE Torreón es un nuevo hospital: Sindicato

Necesario redoblar cuidados sanitarios para el personal

Local

Lo que diga la autoridad: Diócesis de Torreón

Por lo pronto se continuará en iglesias cumpliendo con todos los protocolos sanitarios

Local

Van más de 300 sanciones a transportistas por no acatar medidas sanitarias

Falta de higiene, sobrecupo y no cumplir con uso de cubrebocas, las causas

Salud

Lo que urge al ISSSTE Torreón es un nuevo hospital: Sindicato

Necesario redoblar cuidados sanitarios para el personal

Política

PRI busca acuerdo nacional para el 2021

Alejandro Moreno Cárdenas asegura que el Gobierno de AMLO es poco sensible ante la crisis del Covid, lo cual impacta en la economía popular

Sociedad

Marina detecta colusión entre narcos y personal de aduanas

Autoridades detectaron el modus operandi, que consiste en infiltrar a polizontes en los barcos que traen la droga