/ martes 13 de agosto de 2019

Un tercio de todos los alimentos se desperdicia

Hambre en el mundo aumenta

Torreón, Coahuila. - “El hambre en el mundo está aumentando, sin embargo, aproximadamente un tercio de todos los alimentos producidos a nivel mundial se pierden o se desperdician. Todos tenemos un papel que desempeñar en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos, no solo por la comida sino por los recursos que hacen falta para producirlos”, según los datos aportados por el Dr. Jesús Espinoza Arellano, Catedrático de la Facultad de Contaduría y Administración y asesor de tesis en el tema.

En los trabajos que le han presentado los alumnos, han señalado que la pérdida de alimentos y su intersección con la seguridad alimentaria es un informe especial que coincide con la tercera edición del Índice Global de Seguridad Alimentaria (GFSI), un estudio de la Unidad de Inteligencia Economista (EIU) comisionado por DuPont.

Este informe discute pérdida de alimentos y desperdicio de alimentos y sus impactos en los alimentos seguridad. Explora la presencia mundial de alimentos. Así como el desperdicio en países en desarrollo y desarrollados a lo largo de la cadena de suministro de alimentos.

Te recomendamos:

En las tesis se muestra claramente que la pérdida de alimentos ocurre principalmente durante las primeras fases de la cadena de suministro de alimentos: en la producción, etapas posteriores a la cosecha y el procesamiento, cuando se destruyen los alimentos destinados al consumo humano, degradado o no utilizado de otra manera.

Esta acción puede afectar negativamente la seguridad alimentaria porque a menudo es el resultado de usos ineficientes de los recursos de la cadena de suministro y de infraestructura nacional deficiente.

La pérdida de alimentos es un problema mayor en los países en desarrollo debido a las debilidades en sus cadenas de suministro de alimentos. Además, limita la seguridad alimentaria al reducir la disponibilidad de alimentos nutritivos.

El desperdicio de alimentos difiere de la pérdida de alimentos y ocurre durante las etapas finales de la cadena de suministro: distribución y consumo, cuando se descartan los alimentos. El desperdicio de alimentos es más común en países desarrollados de altos ingresos.

El concepto de pérdida de alimentos es aparentemente sencillo, pero está respaldado por considerable complejidad y hay poco consenso sobre su definición. En general, la pérdida de alimentos ocurre cuando los productos alimenticios comestibles son perdido, dejado en el campo o por derrame, destruido o descartado (procesamiento, control de calidad), degradado (contaminación, embalaje inadecuado) o consumido por plagas en alguna etapa durante la cadena de suministro de alimentos.

Más definiciones de pérdida de alimentos consideran reducciones en calidad, como marchitamiento o moretones, además de reducciones de cantidad.

Unir a las personas en pro de la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos, es un papel que todos tenemos que desempeñar.

En consecuencia, la FAO trabaja con un amplio abanico de partes interesadas y asociados para abordar el problema. A nivel macro, la FAO trabaja en colaboración con los gobiernos y otros organismos internacionales para promover la sensibilización y la defensa de los problemas y desarrollar políticas para reducir el FLW.

En el nivel meso, las actividades de la FAO facilitan la coordinación entre los actores de la cadena de suministro de alimentos: agricultores, manipuladores, procesadores y comerciantes, en colaboración con los sectores público y privado y la sociedad civil. A nivel micro, la FAO se centra en los consumidores y cambia sus actitudes, comportamientos, consumo y hábitos de compra individuales relacionados con los alimentos. Esto se hace a través de la educación, centrándose especialmente en proporcionar información sobre el manejo seguro de los alimentos, el almacenamiento adecuado de los alimentos en los hogares y comprender las fechas de consumo preferente para prevenir y reducir el desperdicio de alimentos.

Reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos es fundamental para crear un mundo Hambre Cero y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), especialmente el ODS 2 (Hambre Cero) y ODS 12 (Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles).

Muchas personas en el planeta dan los alimentos por sentados, pero para la asombrosa cifra más de 820 millones s de personas que pasan hambre, la comida no está garantizada. La FAO tiene como objetivo aumentar el respeto por los alimentos, así como por los agricultores que los producen, los recursos naturales que se utilizan para producirlos y las personas que no tienen acceso a los mismos.

Torreón, Coahuila. - “El hambre en el mundo está aumentando, sin embargo, aproximadamente un tercio de todos los alimentos producidos a nivel mundial se pierden o se desperdician. Todos tenemos un papel que desempeñar en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos, no solo por la comida sino por los recursos que hacen falta para producirlos”, según los datos aportados por el Dr. Jesús Espinoza Arellano, Catedrático de la Facultad de Contaduría y Administración y asesor de tesis en el tema.

En los trabajos que le han presentado los alumnos, han señalado que la pérdida de alimentos y su intersección con la seguridad alimentaria es un informe especial que coincide con la tercera edición del Índice Global de Seguridad Alimentaria (GFSI), un estudio de la Unidad de Inteligencia Economista (EIU) comisionado por DuPont.

Este informe discute pérdida de alimentos y desperdicio de alimentos y sus impactos en los alimentos seguridad. Explora la presencia mundial de alimentos. Así como el desperdicio en países en desarrollo y desarrollados a lo largo de la cadena de suministro de alimentos.

Te recomendamos:

En las tesis se muestra claramente que la pérdida de alimentos ocurre principalmente durante las primeras fases de la cadena de suministro de alimentos: en la producción, etapas posteriores a la cosecha y el procesamiento, cuando se destruyen los alimentos destinados al consumo humano, degradado o no utilizado de otra manera.

Esta acción puede afectar negativamente la seguridad alimentaria porque a menudo es el resultado de usos ineficientes de los recursos de la cadena de suministro y de infraestructura nacional deficiente.

La pérdida de alimentos es un problema mayor en los países en desarrollo debido a las debilidades en sus cadenas de suministro de alimentos. Además, limita la seguridad alimentaria al reducir la disponibilidad de alimentos nutritivos.

El desperdicio de alimentos difiere de la pérdida de alimentos y ocurre durante las etapas finales de la cadena de suministro: distribución y consumo, cuando se descartan los alimentos. El desperdicio de alimentos es más común en países desarrollados de altos ingresos.

El concepto de pérdida de alimentos es aparentemente sencillo, pero está respaldado por considerable complejidad y hay poco consenso sobre su definición. En general, la pérdida de alimentos ocurre cuando los productos alimenticios comestibles son perdido, dejado en el campo o por derrame, destruido o descartado (procesamiento, control de calidad), degradado (contaminación, embalaje inadecuado) o consumido por plagas en alguna etapa durante la cadena de suministro de alimentos.

Más definiciones de pérdida de alimentos consideran reducciones en calidad, como marchitamiento o moretones, además de reducciones de cantidad.

Unir a las personas en pro de la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos, es un papel que todos tenemos que desempeñar.

En consecuencia, la FAO trabaja con un amplio abanico de partes interesadas y asociados para abordar el problema. A nivel macro, la FAO trabaja en colaboración con los gobiernos y otros organismos internacionales para promover la sensibilización y la defensa de los problemas y desarrollar políticas para reducir el FLW.

En el nivel meso, las actividades de la FAO facilitan la coordinación entre los actores de la cadena de suministro de alimentos: agricultores, manipuladores, procesadores y comerciantes, en colaboración con los sectores público y privado y la sociedad civil. A nivel micro, la FAO se centra en los consumidores y cambia sus actitudes, comportamientos, consumo y hábitos de compra individuales relacionados con los alimentos. Esto se hace a través de la educación, centrándose especialmente en proporcionar información sobre el manejo seguro de los alimentos, el almacenamiento adecuado de los alimentos en los hogares y comprender las fechas de consumo preferente para prevenir y reducir el desperdicio de alimentos.

Reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos es fundamental para crear un mundo Hambre Cero y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), especialmente el ODS 2 (Hambre Cero) y ODS 12 (Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles).

Muchas personas en el planeta dan los alimentos por sentados, pero para la asombrosa cifra más de 820 millones s de personas que pasan hambre, la comida no está garantizada. La FAO tiene como objetivo aumentar el respeto por los alimentos, así como por los agricultores que los producen, los recursos naturales que se utilizan para producirlos y las personas que no tienen acceso a los mismos.

Futbol

(Color) Triunfo con dedicatoria especial

Los Guerreros campeones del 2008 estuvieron presentes en el Corona; la afición gozó a lo grande con la victoria

Futbol

Santos vuelve a la cima

Vencen 2-1 a Rayados en gran partido; mantienen paso perfecto en casa

República

Se vendían niños a través del DIF de Puebla: Barbosa

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, reveló las serias irregularidades

Finanzas

Trump responde a China subiendo los aranceles a importaciones

Mutuos aranceles comenzarán a aplicarse el 1 de septiembre

Torreón

Coahuila, ejemplo en justicia administrativa: MARS

Proponen la realización de juicios en línea; se signa convenio de colaboración con Ministros de la SCJN

Local

En San Pedro corona alcaldesa a doña Elia como reina de los adultos mayores

Como se tratará de un certamen internacional y ante 400 invitados se realizó la elección