/ miércoles 8 de abril de 2020

Pega cuarentena en el insomnio de los laguneros

Torreón, Coahuila.- Durante la actual cuarentena, producto de la pandemia del Covid-19, es común entrar a Facebook en la madrugada y leer comentarios como “voy a pasar lista de insomnio para que digan presente”, “¿alguien más no puede dormir o soy el único?” y “recomienden películas y serias porque no puedo dormir”, entre otras.

Para el psicólogo y catedrático de tiempo completo, Roberto López Franco, se trata de trastorno del sueño, pues las personas empiezan a tener dificultades con sus ritmos, pueden dormir más o en partes, hay ansiedad, sensación de que no descansan bien e, incluso, pueden aparecer sueños perturbadores y desarrollar malas sensaciones.

Entrevistados al respecto, laguneros de distintas edades y ocupaciones describieron que la pérdida del sueño obedece al estrés y la ansiedad ante el aislamiento y, por ende, el cambio de rutina en sus vidas, además de la preocupación por la crisis sanitaria.

Natalia Brambila García, 22años, trabajadora independiente.

“Al intentar dormir mi cabeza solo piensa en ¿qué va a pasar mañana? ¿Cuánto tiempo más vamos a estar así? o si ¿Ya me contagié? Antes me dormía a las 11 aproximadamente, y pues ahora me duermo a las 3 o a veces hasta las 6 de la mañana. Considero que esta parte del insomnio nos ha afectado a todas y todos, y ya no es solo un tema de adultos o de jefes de familia y realmente la inestabilidad del país es el que nos provoca ese pánico, ansiedad y estrés”.

Beatriz Triana, 32 años, comerciante y ama de casa.

“El aislamiento causa ansiedad y la ansiedad el insomnio. Está grave la situación porque México no está preparado para la cuarentena, eso es lo que está causando mucho estrés, paro de trabajo y pocas ventas”.

Ricardo Martínez Guerra, 40 años, mecánico.

“Nos pasó a fregar muchas cosas. Cambió todas nuestras rutinas, desacomodó nuestra manera de vivir. Yo por ejemplo, llegaba a las 9 de la noche a mi casa y a dormir, de lo cansado que llegaba. Ahora ha bajado mucho el trabajo. Ahora es de madrigada y no puedo dormir, no sé si por el estrés o la desesperación”.

Azeneth Flores Borrego, 29 años, tiene un negocio de alquiler y venta de tuxedos.

“Sí afecta en la forma de dormir, porque estás menos activo durante el día, no haces lo qué deberías hacer habitualmente. Me eh fijado que la mayoría de las personas que están sufriendo esto del insomnio colectivo, que más o menos entre las 4 a 6 de la mañana es cuando logran conciliar el sueño”.

Julia Esparza Díaz, 30 años, comerciante.

“No haces actividad física tu cuerpo no quema esa energía y te mantiene despierto pensando. A eso le agregamos todo lo que sale en la televisión o redes sociales, quieras o no el no relacionarte con otras personas o el estar aislado te estresa”.

Claudia Graciela Ramos García, 30 años, estilista.

“No haces las mismas actividades que siempre, como el levantarse temprano para ir a trabajar o llevar a los hijos a la escuela. En mi caso es el despertar a las 6:00 am para comenzar a preparar desayunos y lonches para el trabajo de mi esposo, el mío y el de la escuela de mi hijo. Así que no tienes la misma energía que te agota al final del día”.

Gerardo Pérez Franco, 35 años, mesero.

“Pues estaba acostumbrado a llegar tarde a la casa, porque tarde terminábamos en el restaurante que trabajaba, pero aun así llegaba a dormir. Ahora, como no estamos trabajando, porque cerraron por el Covid-19, la verdad es que no puedo dormir temprano y despierto tarde, y ya se me desacomodó todo el día”.

Teresita Castillo Cortés, 29 años, ama de casa.

“Dejamos de tener nuestra rutina, nos dormimos tarde y por consecuencia nos levantamos más tarde. Así van pasando los días y si va a estar difícil volver acomodar los tiempos para dormir bien cuando todo regrese a la normalidad”.

José Francisco Zúñiga Flores, 32 años, nutriólogo y entrenador.

“Yo creo que si afecta, más que mi forma de dormir serían mis horarios habituales de dormir. Al no estar trabajando despierto más tarde, no tengo ningún tipo de actividad física y por ende no tengo gasto de energía para terminar mi día agotado a diferencia de cuando estoy trabajando desde las 6 de la mañana hasta la 10 de la noche. Por otro lado, todas las noticias y publicaciones acerca de la situación que estamos viviendo también me dan cierta intranquilidad que se refleja en insomnio o algún tipo de ansiedad generalizada la cual podría afectar a la salud. Sé que es una de las consecuencias de no dormir bien o a deshoras o por lo del trastorno de ansiedad pero creo también que en esta contingencia somos muchísimas personas las que estamos pasando por esto”.

Cristina Alba, 39 años, maestra de secundaria.

“Tengo ansiedad y aparte soy una persona con rutina muy marcada por mi trabajo pues soy maestra. Además tengo hijos en casa. Por más que nos ponemos hacer cosas pues no es lo mismo, el sueño lo traemos todo al revés”.

Torreón, Coahuila.- Durante la actual cuarentena, producto de la pandemia del Covid-19, es común entrar a Facebook en la madrugada y leer comentarios como “voy a pasar lista de insomnio para que digan presente”, “¿alguien más no puede dormir o soy el único?” y “recomienden películas y serias porque no puedo dormir”, entre otras.

Para el psicólogo y catedrático de tiempo completo, Roberto López Franco, se trata de trastorno del sueño, pues las personas empiezan a tener dificultades con sus ritmos, pueden dormir más o en partes, hay ansiedad, sensación de que no descansan bien e, incluso, pueden aparecer sueños perturbadores y desarrollar malas sensaciones.

Entrevistados al respecto, laguneros de distintas edades y ocupaciones describieron que la pérdida del sueño obedece al estrés y la ansiedad ante el aislamiento y, por ende, el cambio de rutina en sus vidas, además de la preocupación por la crisis sanitaria.

Natalia Brambila García, 22años, trabajadora independiente.

“Al intentar dormir mi cabeza solo piensa en ¿qué va a pasar mañana? ¿Cuánto tiempo más vamos a estar así? o si ¿Ya me contagié? Antes me dormía a las 11 aproximadamente, y pues ahora me duermo a las 3 o a veces hasta las 6 de la mañana. Considero que esta parte del insomnio nos ha afectado a todas y todos, y ya no es solo un tema de adultos o de jefes de familia y realmente la inestabilidad del país es el que nos provoca ese pánico, ansiedad y estrés”.

Beatriz Triana, 32 años, comerciante y ama de casa.

“El aislamiento causa ansiedad y la ansiedad el insomnio. Está grave la situación porque México no está preparado para la cuarentena, eso es lo que está causando mucho estrés, paro de trabajo y pocas ventas”.

Ricardo Martínez Guerra, 40 años, mecánico.

“Nos pasó a fregar muchas cosas. Cambió todas nuestras rutinas, desacomodó nuestra manera de vivir. Yo por ejemplo, llegaba a las 9 de la noche a mi casa y a dormir, de lo cansado que llegaba. Ahora ha bajado mucho el trabajo. Ahora es de madrigada y no puedo dormir, no sé si por el estrés o la desesperación”.

Azeneth Flores Borrego, 29 años, tiene un negocio de alquiler y venta de tuxedos.

“Sí afecta en la forma de dormir, porque estás menos activo durante el día, no haces lo qué deberías hacer habitualmente. Me eh fijado que la mayoría de las personas que están sufriendo esto del insomnio colectivo, que más o menos entre las 4 a 6 de la mañana es cuando logran conciliar el sueño”.

Julia Esparza Díaz, 30 años, comerciante.

“No haces actividad física tu cuerpo no quema esa energía y te mantiene despierto pensando. A eso le agregamos todo lo que sale en la televisión o redes sociales, quieras o no el no relacionarte con otras personas o el estar aislado te estresa”.

Claudia Graciela Ramos García, 30 años, estilista.

“No haces las mismas actividades que siempre, como el levantarse temprano para ir a trabajar o llevar a los hijos a la escuela. En mi caso es el despertar a las 6:00 am para comenzar a preparar desayunos y lonches para el trabajo de mi esposo, el mío y el de la escuela de mi hijo. Así que no tienes la misma energía que te agota al final del día”.

Gerardo Pérez Franco, 35 años, mesero.

“Pues estaba acostumbrado a llegar tarde a la casa, porque tarde terminábamos en el restaurante que trabajaba, pero aun así llegaba a dormir. Ahora, como no estamos trabajando, porque cerraron por el Covid-19, la verdad es que no puedo dormir temprano y despierto tarde, y ya se me desacomodó todo el día”.

Teresita Castillo Cortés, 29 años, ama de casa.

“Dejamos de tener nuestra rutina, nos dormimos tarde y por consecuencia nos levantamos más tarde. Así van pasando los días y si va a estar difícil volver acomodar los tiempos para dormir bien cuando todo regrese a la normalidad”.

José Francisco Zúñiga Flores, 32 años, nutriólogo y entrenador.

“Yo creo que si afecta, más que mi forma de dormir serían mis horarios habituales de dormir. Al no estar trabajando despierto más tarde, no tengo ningún tipo de actividad física y por ende no tengo gasto de energía para terminar mi día agotado a diferencia de cuando estoy trabajando desde las 6 de la mañana hasta la 10 de la noche. Por otro lado, todas las noticias y publicaciones acerca de la situación que estamos viviendo también me dan cierta intranquilidad que se refleja en insomnio o algún tipo de ansiedad generalizada la cual podría afectar a la salud. Sé que es una de las consecuencias de no dormir bien o a deshoras o por lo del trastorno de ansiedad pero creo también que en esta contingencia somos muchísimas personas las que estamos pasando por esto”.

Cristina Alba, 39 años, maestra de secundaria.

“Tengo ansiedad y aparte soy una persona con rutina muy marcada por mi trabajo pues soy maestra. Además tengo hijos en casa. Por más que nos ponemos hacer cosas pues no es lo mismo, el sueño lo traemos todo al revés”.

Torreón

Confirman deceso de agente de tránsito por Covid-19

Estaba internada en el Hospital del ISSSTE y el diagnóstico se conoció el 28 de mayo

Salud

Médico del IMSS en Monclova gana la batalla al Covid-19, después de cuatro pruebas

Hace un llamado a la derechohabiencia a continuar con las medidas de protección para evitar contagios