/ lunes 27 de septiembre de 2021

La presencia de 15 mil haitianos en Acuña no fue por casualidad: MARS

Afortunadamente con un trabajo coordinado la situación pudo resolverse pronto


El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís reiteró su postura en el sentido de que el aforo de migrantes haitianos que en unos cuantos días fue de alrededor de 15 mil en la fronteriza ciudad de Acuña, no fue en lo absoluto producto de la casualidad. Se trató, destacó, de una situación extraordinaria porque se advirtió un flujo continuo de indocumentados que a través de distintas carreteras llegaron específicamente a ese punto.

“Yo no creo en las casualidades, esto sucedió por algo”, comentó al dejar en claro que él no coincide con la explicación que al respeto han dado las autoridades federales en el sentido de que todo fue consecuencia de un engaño en el que cayeron miles de haitianos.

De cualquier manera, celebró el hecho de que la crisis que se vivió la semana anterior finalmente se haya podido resolver en poco tiempo con acciones realizadas con la coordinada participación de los tres niveles de gobierno.

De hecho, agradeció sentidamente al Ejército Mexicano y a la Guardia Nacional por el efectivo trabajo coordinado en este delicado asunto. “Era un tema de salud pública, de seguridad y económico”, comentó, al recordar que se cerraron las fronteras por cinco días y eso afectó a la entidad, a la exportación.

Hizo notar que en ese tiempo no solamente se afectaron las operaciones de comercio internacional en ese cruce fronterizo, sino también diversas actividades con las que localmente se benefician muchos comerciantes y prestadores de servicios con la derrama económica que genera el constante movimiento de carga.

Riquelme Solís no negó que en este caso se tuvo que hacer frente a una situación muy complicada en la que era fundamental dejar a salvo los derechos humanos de los migrantes pero también garantizar condiciones de seguridad para los habitantes de Acuña, y encima atender las implicaciones de orden sanitario en relación con la prevaleciente pandemia, renglón en el que se llegaron a detectar para su atención entre la comunidad de haitianos cerca de 14 casos positivos de Covid-19.

De acuerdo con el gobernador, es claro que en términos generales lo sucedido no fue en lo absoluto nada normal sino verdaderamente extraordinario, ya que en condiciones ordinarias el flujo de extranjeros indocumentados que confluyen en Acuña es mucho muy inferior.

En ese sentido planteo que desde enero hasta principios de septiembre se había estimado una afluencia aproximada de indocumentados de alrededor de ocho mil, cifra que sí corresponde a lo normal y esperado, no así la de 15 mil que se acumularon en pocos días y que llegaron al punto a través de diversas vías como parte de una movilización en la que se advierte la presunta presencia y participación del crimen organizado, y es que hay versiones de que hubo muchos haitianos pagaron hasta seis mil dólares a quienes les ofrecieron a cambio ayuda para cruzar a los Estados Unidos.

Por fortuna el problema se disolvió, y si bien todavía prevalece la presencia de haitianos cerca de la frontera, es mucho menor a la que se advirtió recientemente, y ahora lo que queda se continuar con fortalecidas medidas de vigilancia a través de diversos puntos de conexión carretera para, eventualmente, detectar oportunamente cualquier posible nuevo sobre-flujo de migrantes, para lo cual se atienden con prioridad zonas de Coahuila colindantes con los vecinos estados de Nuevo León y Tamaulipas.





El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís reiteró su postura en el sentido de que el aforo de migrantes haitianos que en unos cuantos días fue de alrededor de 15 mil en la fronteriza ciudad de Acuña, no fue en lo absoluto producto de la casualidad. Se trató, destacó, de una situación extraordinaria porque se advirtió un flujo continuo de indocumentados que a través de distintas carreteras llegaron específicamente a ese punto.

“Yo no creo en las casualidades, esto sucedió por algo”, comentó al dejar en claro que él no coincide con la explicación que al respeto han dado las autoridades federales en el sentido de que todo fue consecuencia de un engaño en el que cayeron miles de haitianos.

De cualquier manera, celebró el hecho de que la crisis que se vivió la semana anterior finalmente se haya podido resolver en poco tiempo con acciones realizadas con la coordinada participación de los tres niveles de gobierno.

De hecho, agradeció sentidamente al Ejército Mexicano y a la Guardia Nacional por el efectivo trabajo coordinado en este delicado asunto. “Era un tema de salud pública, de seguridad y económico”, comentó, al recordar que se cerraron las fronteras por cinco días y eso afectó a la entidad, a la exportación.

Hizo notar que en ese tiempo no solamente se afectaron las operaciones de comercio internacional en ese cruce fronterizo, sino también diversas actividades con las que localmente se benefician muchos comerciantes y prestadores de servicios con la derrama económica que genera el constante movimiento de carga.

Riquelme Solís no negó que en este caso se tuvo que hacer frente a una situación muy complicada en la que era fundamental dejar a salvo los derechos humanos de los migrantes pero también garantizar condiciones de seguridad para los habitantes de Acuña, y encima atender las implicaciones de orden sanitario en relación con la prevaleciente pandemia, renglón en el que se llegaron a detectar para su atención entre la comunidad de haitianos cerca de 14 casos positivos de Covid-19.

De acuerdo con el gobernador, es claro que en términos generales lo sucedido no fue en lo absoluto nada normal sino verdaderamente extraordinario, ya que en condiciones ordinarias el flujo de extranjeros indocumentados que confluyen en Acuña es mucho muy inferior.

En ese sentido planteo que desde enero hasta principios de septiembre se había estimado una afluencia aproximada de indocumentados de alrededor de ocho mil, cifra que sí corresponde a lo normal y esperado, no así la de 15 mil que se acumularon en pocos días y que llegaron al punto a través de diversas vías como parte de una movilización en la que se advierte la presunta presencia y participación del crimen organizado, y es que hay versiones de que hubo muchos haitianos pagaron hasta seis mil dólares a quienes les ofrecieron a cambio ayuda para cruzar a los Estados Unidos.

Por fortuna el problema se disolvió, y si bien todavía prevalece la presencia de haitianos cerca de la frontera, es mucho menor a la que se advirtió recientemente, y ahora lo que queda se continuar con fortalecidas medidas de vigilancia a través de diversos puntos de conexión carretera para, eventualmente, detectar oportunamente cualquier posible nuevo sobre-flujo de migrantes, para lo cual se atienden con prioridad zonas de Coahuila colindantes con los vecinos estados de Nuevo León y Tamaulipas.




Torreón

En la Clínica 71, Camila recibió válvula pulmonar que le salvó la vida

La pequeña fue intervenida en la UMAE 71 del IMSS en Torreón

Local

MARS llama alcaldes electos a cerrar filas a favor de la seguridad pública

No hay partidos ni colores cuando se trata de procurar la salvaguarda de la población

Deportes

Unión Laguna remonta y gana a Sultanes

En la quinta entrada, el conjunto lagunero siguió atacando al picheo sultán

Gómez Palacio

Marina Vitela orgullosa de los participantes en Juegos Nacionales Paralímpicos 2021

Se realizó una inversión de 50 mil pesos para poder brindarle la oportunidad a los jugadores

Literatura

El Caricaturista Amadeus presentará su más reciente libro

De editorial Fontamara (CDMX), la publicación de 64 páginas salió a la luz en mayo del 2021

Deportes

Inicia con el pie derecho 1ª Copa de Ajedrez en Gómez Palacio

La instrucción de la alcaldesa Marina Vitela, es de promover mucho más el deporte en todos los sectores

Deportes

Salón de la Fama del Futbol Americano Lagunero es una realidad

Se honrará, en primera instancia, a jugadores de los equipos pioneros del deporte de las tacleadas en la región

Deportes

Alina Garza agradece la confianza para desempeñarse como tesorera de la UPT

Trabajará apegada a los lineamientos de buena gobernanza, transparencia y ética