/ lunes 28 de junio de 2021

Coahuila, a la vanguardia en derechos a favor de la comunidad LGBT

A finales de los años 90 la homofobia se respiraba por las calles de la ciudad de Torreón

Torreón, Coahuila. – A finales de los años 90 la homofobia se respiraba por las calles de la ciudad de Torreón. El miedo de mostrar quiénes eran les recorría todo el cuerpo. Fue vivir la juventud en la clandestinidad por casi 10 años, según lo contó Raymundo Valadez Andrade, activista en pro de los derechos de la comunidad LGBT.

Al entrar a los antros, la Policía Municipal llegaron a pasarles una servilleta por la frente a los hombres para revisar que no trajeran maquillaje, en caso de lo contrario serían detenidos por las autoridades municipales.

Específicamente en la ciudad de Torreón, durante el año de 1999, se presentó un reglamento de salud que marcó una era homofóbica: “En el artículo 75 versaba que todo aquel hombre que se vistiera o maquillara como mujer, y fuera encontrado en la vía publica cometiendo actos inmorales que atentaran contra la moral del buen ciudadano, iban a ser detenidos”, contó Valadez Andrade.

Si dos personas del mismo sexo se tomaban de la mano o se besaban era considerado una falta de respeto hacia el municipio, cualquier homosexual era considerado un factor de riesgo para contraer el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), además, quien fuera visto en espacios públicos era llevado a la cárcel municipal.

Fue hasta el 2005 que se logró acabar con esa regla y la luz llegó, los grandes cambios sociales que se veían mundialmente comenzaron a llegar a la Comarca Lagunera, en el año 2013, Coahuila fue la primera entidad en el continente americano en aprobar el derecho al matrimonio igualitario convirtiéndose en un gran modelo para los demás estados del país.

Coahuila se encuentra a la vanguardia mundial en pro de los derechos LGBT, en 2010 aprobó la adopción entre personas del mismo sexo, y creó la dirección para promover la igualdad y prevenir la discriminación, además, esta última está penalizada.

En Torreón se han realizado 13 marchas del orgullo gay, lo que les ha permitido visibilizarse tal cual son, sin que la sociedad los vea con lastima o desprecio, “lo que buscamos es igualdad, respeto, inclusión, creo que hemos avanzado, pero falta mucho por hacer”.

La lucha de la liberación en la comunidad LGBT

Todo inició en 1969 cuando por primera vez la comunidad homosexual enfrentó a la policía de Nueva York, esto luego de una infinidad de detenciones arbitrarias que se llevaron a cabo en la ciudad, nunca en la historia de Estados Unidos un grupo minoritario había enfrentado a la policía y eso fue motivo de orgullo, a partir de ese momento se empezó a respetar y celebrar cada año el “Pride Month”.

Así lo contó uno de los activistas en pro de los derechos de la comunidad LGBT más destacados de la Comarca Lagunera, Raymundo Valadez Andrade, resaltando que, aunque todo el mes es una celebración, el Día del Orgullo Gay se festeja el 28 de junio, que es la fecha en que se llevaron a cabo los sucesos anteriormente mencionados.

“Es un logro para la humanidad”, expresó Valadez Andrade, el Pride Month festeja el inicio de los movimientos de la liberación de esta comunidad, que día con día sufre rechazos, golpes, agresiones y muertes.

Lesbianas, gays, bisexuales, travestis y todos los que conforman la comunidadLGBT+, están orgullosos de ser quienes son, si no existieran las agresiones hacia ellos, resaltó Raymundo, no se tendría que celebrar nada, actuarían igual que las personas heterosexuales.

“Nosotros si tenemos que estar luchando todos los días por visibilizarnos y buscar la aceptación en el hogar, la escuela, el trabajo y la vía pública”, manifestó el activista que desde hace 22 años le ha tocado ver la transformación de oscuridad a luz que atravesó la comunidad LGBT+.

SOMOS FAMILIA

Rocío y Magnolia, una pareja real: Matrimonio entre personas del mismo sexo

En 2019 Rocío y Magnolia cumplieron uno de sus grandes sueños, unieron sus vidas ante la ley, lo que representa un respaldo a su relación, el respeto de poder llamarle familia a su unión, ellas forman parte de los más de dos mil matrimonios entre personas del mismo sexo que se han contraído en Coahuila desde que se aprobó en 2014.

Cuando se conocieron la química se dio inmediatamente en ellas, nació una amistad increíble que las llevó a convertirse en novias, seis meses después ese amor decidieron formalizarlo en matrimonio.

Diciembre de 2019 fue la fecha en que Rocío Torres Bernal, creadora del colectivo Orgullo Less y activista en pro de los derechos de la comunidad LGBT por más de 14 años y Magnolia Torres, una joven maestra lagunera, contrajeron matrimonio en la ciudad de Torreón.

A partir de septiembre de 2014 se aprobó el matrimonio igualitario en todo el estado de Coahuila, se puede acudir a cualquier registro civil para casarte; los requisitos, explicó Rocío son los mismos, como acta de nacimiento actualizada, identificación de elector, cuatro testigos con credencial, la solicitud, estudios prematrimoniales y constancia de curso de orientación matrimonial.

Lo llaman “matrimonio igualitario”, pero Rocío dijo que ella prefiere llamarlo como “matrimonio entre personas del mismo sexo”, contó que cuando ellas se casaron fue muy fácil, pero no siempre fue así,

En 2009 se autorizó el matrimonio igualitario en la Ciudad de México, hubo amigos de ellas que fueron hasta allá para poder casarse, pero debían tener un comprobante de dirección de allá, entonces eso les generaba mucho gasto a las parejas, incluso, hubo quienes emigraron por un tiempo para poder hacerlo.

Antes de eso, en Coahuila se tenía el pacto de convivencia y solidaridad, que resguardaba el que la pareja del mismo sexo podía ser acreedor de los bienes, esto en caso de que les pasara algo, algo muy frustrante, contó Rocío, era que a pesar de esto no se tenía un respaldo legal en la relación, era como si no fueran absolutamente nada.

Con el matrimonio entre personas se tienen diversos derechos: adoptar, registrar a los hijos biológicos con los apellidos de sus padres o madres, se puede brindar seguridad social, paso de bienes, entre otras cosas.

Coahuila es un estado que es punta de lanza en cuanto a los derechos humanos, tanto en México como América Latina

Rocío Torres, creadora del colectivo Orgullo Less

Estar casadas para ellas representa un respaldo muy importante, es el respeto a la relación y que su acta de matrimonio valide que son una pareja real y una familia, “es una forma de validar el amor que tenemos entre nosotras y de hacernos partícipes en la sociedad”, expresó Magnolia.

El joven matrimonio aún no piensa en tener hijos, quieren disfrutar su relación y estar dedicadas en crecer laboralmente, y, sobre todo, seguir enfocadas en luchar en pro de los derechos de la comunidad LGBT.

En Torreón existen 25 familias conformadas por homoparentales y lesbicomaternales que son beneficiarios de estar casados, han adoptado a sus hijos y portan el apellido de las parejas, dio a conocer Rocío.

NUMERALIA

42 años han pasado desde que se inició el movimiento de la liberación de la comunidad LGBT+

DATO

En junio se realizan en Saltillo bodas comunitarias entre personas del mismo sexo



Te recomendamos el podcast ⬇️