/ miércoles 25 de marzo de 2020

Ante el COVID-19, a escépticos y apáticos ya debe “caerles el veinte”

Sana distancia y quedarse en casa, medidas fundamentales: Doctor Charara

Torreón, Coahuila. - Para poder hacer frente a los riesgos inherentes a la ya reconocida segunda fase de la pandemia de coronavirus, en la que de acurdo con la epidemiología podría presentarse un importante pico a la alza en la incidencia de contagios ya no importados sino a nivel comunitario, es fundamental que rectifiquen todos aquellos quienes aún no han tomado conciencia de la situación y se han resistido a adoptar las necesarias medidas de prevención establecidas por las autoridades sanitarias, y se decidan a actuar a favor de ellos mismos, de sus familias y de la sociedad en general, advierte el doctor Adel Charara Elías presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de La Laguna.

El facultativo reconoce que si bien la mayoría de los laguneros han puesto el debido interés que exige este asunto y llevado a la práctica las diversas acciones de prevención en las que mediáticamente mucho se ha insistidos, hay otros a los que por alguna razón no “les ha caído el veinte” y han optado por no modificar nada o muy poco su rutina diaria, lo que en muchos de los casos implica que se expongan innecesariamente al riesgo de un eventual contagio y, en consecuencia, a la posibilidad de transmitir el virus a otras personas más. Ejemplos de los que se han mantenido escépticos ante la pandemia y apáticos a sumarse a la prevención, son aquellos que diariamente pueden verse descansando o ejercitándose en paseos públicos, recorriendo las calles o visitando centros comerciales.

De acuerdo con el doctor Charara Elías, es de esperarse que desde que se declaró la fase dos de la pandemia, el 23 de abril y hasta los primeros días de abril, luego de transcurrir el correspondiente período de incubación del virus, se lleguen a confirmar a nivel nacional una cantidad importante de casos de contagio.

Después de ello, agrega, es probable que vengan dos semanas de aparente calma en la incidencia de transmisión del COVID-19, en lo que sería el preámbulo de lo que puede llegar a vivirse como la tercera fase.

Destaca que ante ese probable escenario, el que la situación pueda controlarse dependerá esencialmente de que la comunidad se decida a hacer suyas las medidas de prevención en las que tanto se ha insistido, en especial las que tiene que ver con la higiene personal y, aunque se dificulte, procurar mantener siempre una sana distancia de no menos de metro y medio entre un individuo y otro, y buscar la manera de quedarse en casa el mayor tiempo posible o preferentemente de manera permanente, ya que esto es lo más efectivo para interrumpir una probable cadena de contagios.

El presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de La Laguna, aprovechó para comentar que para el efectivo aseo frecuente de manos, medida de prevención elemental, lo más conveniente es usar abundante jabón y agua, en el entendido de que el gel antibacterial, si bien en algo ayuda, por sí solo no alcanza a eliminar los virus al cien por ciento, toda vez que su función está más bien orientada a combatir precisamente bacterias. También plantea que es importante desinfectar con agua clorada todas las superficies y objetos de uso común en el hogar, donde la gente debe evitar utilizar el mismo calzado que se emplea para salir a la calle, donde el patógeno puede estar siempre al asecho en las banquetas y el pavimento.

Finalmente, insistió en que lograr evitar que la pandemia se desborde y llegue a alcanzar niveles tan alarmantes como los que han afectado a China, Italia, España y otros países, dependerá sobre todo de que la población tome conciencia de la situación y se decida a actuar a favor de la prevención.

Torreón, Coahuila. - Para poder hacer frente a los riesgos inherentes a la ya reconocida segunda fase de la pandemia de coronavirus, en la que de acurdo con la epidemiología podría presentarse un importante pico a la alza en la incidencia de contagios ya no importados sino a nivel comunitario, es fundamental que rectifiquen todos aquellos quienes aún no han tomado conciencia de la situación y se han resistido a adoptar las necesarias medidas de prevención establecidas por las autoridades sanitarias, y se decidan a actuar a favor de ellos mismos, de sus familias y de la sociedad en general, advierte el doctor Adel Charara Elías presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de La Laguna.

El facultativo reconoce que si bien la mayoría de los laguneros han puesto el debido interés que exige este asunto y llevado a la práctica las diversas acciones de prevención en las que mediáticamente mucho se ha insistidos, hay otros a los que por alguna razón no “les ha caído el veinte” y han optado por no modificar nada o muy poco su rutina diaria, lo que en muchos de los casos implica que se expongan innecesariamente al riesgo de un eventual contagio y, en consecuencia, a la posibilidad de transmitir el virus a otras personas más. Ejemplos de los que se han mantenido escépticos ante la pandemia y apáticos a sumarse a la prevención, son aquellos que diariamente pueden verse descansando o ejercitándose en paseos públicos, recorriendo las calles o visitando centros comerciales.

De acuerdo con el doctor Charara Elías, es de esperarse que desde que se declaró la fase dos de la pandemia, el 23 de abril y hasta los primeros días de abril, luego de transcurrir el correspondiente período de incubación del virus, se lleguen a confirmar a nivel nacional una cantidad importante de casos de contagio.

Después de ello, agrega, es probable que vengan dos semanas de aparente calma en la incidencia de transmisión del COVID-19, en lo que sería el preámbulo de lo que puede llegar a vivirse como la tercera fase.

Destaca que ante ese probable escenario, el que la situación pueda controlarse dependerá esencialmente de que la comunidad se decida a hacer suyas las medidas de prevención en las que tanto se ha insistido, en especial las que tiene que ver con la higiene personal y, aunque se dificulte, procurar mantener siempre una sana distancia de no menos de metro y medio entre un individuo y otro, y buscar la manera de quedarse en casa el mayor tiempo posible o preferentemente de manera permanente, ya que esto es lo más efectivo para interrumpir una probable cadena de contagios.

El presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de La Laguna, aprovechó para comentar que para el efectivo aseo frecuente de manos, medida de prevención elemental, lo más conveniente es usar abundante jabón y agua, en el entendido de que el gel antibacterial, si bien en algo ayuda, por sí solo no alcanza a eliminar los virus al cien por ciento, toda vez que su función está más bien orientada a combatir precisamente bacterias. También plantea que es importante desinfectar con agua clorada todas las superficies y objetos de uso común en el hogar, donde la gente debe evitar utilizar el mismo calzado que se emplea para salir a la calle, donde el patógeno puede estar siempre al asecho en las banquetas y el pavimento.

Finalmente, insistió en que lograr evitar que la pandemia se desborde y llegue a alcanzar niveles tan alarmantes como los que han afectado a China, Italia, España y otros países, dependerá sobre todo de que la población tome conciencia de la situación y se decida a actuar a favor de la prevención.

Torreón

Por vez primera, Semana Santa se vivirá en casa

Diócesis de Torreón transmitirá por televisión abierta y exhorta a quedarse en casa

Torreón

Habrá pruebas de Covid-19 a domicilio

Con nuevos laboratorios y vehículos de trabajo se multiplicarán los exámenes

Torreón

Desde mañana cerrará SIMAS sus oficinas

Reanudarán sus actividades el próximo lunes

Gómez Palacio

Desarrollo Económico en apoyo al sector informal

En favor de la economía y protección al empleo

Deportes

Hasta julio habrá béisbol de la LMB en Torreón

Se podría recortar a solo la mitad del calendario

Gómez Palacio

Acuerdan estrategias metodológicas de educación

Amplian hasta el 30 de abril el período de clases

Automotriz

Mercedes de Fórmula 1 fábrica respiradores en tiempo récord

El gobierno británico le ha hecho un pedido de 10 mil unidades en medio de una escasez de dichos dispositivos en el Reino Unido, por lo que ha trabajado para producir mil respiradores por día