/ miércoles 7 de abril de 2021

'Toda persona tiene Derecho a ser buscada', señala Ariadne Lamont

Aunque haya mujeres que se vayan por cuenta propia

Torreón, Coahuila.- Delicado es el tema de las falsas alarmas de personas desparecidas que activan los protocolos de búsquedas.

Así lo consideró Ariadne Lamont, directora de Incidencia y Acompañamiento a Víctimas del Instituto de Formación, Investigación y Consultoría de Género y Derechos Humanos (INCIDE FEMME), al señalar que independientemente de la veracidad se deben investigar, pues nunca se sabe cuándo una persona corre peligro.

Y es que últimamente se han dado a conocer casos de mujeres que son reportadas como no localizadas y al hacer las investigaciones resulta que ellas mismas decidieron irse y no estuvieron privadas de su libertad.

“Porque cada vez que desaparece una jovencita lo primero que preguntan es si se fue con el novio y algunas veces es así. Eso pasa muy seguido y, sin embargo, se deben buscar”.

Toda familia tiene Derecho a acudir a las autoridades para solicitar la búsqueda porque, para empezar, pagan impuestos y cumplen con el pacto social de sostener a un Estado que los cuide.

“Y no debería molestar el hecho de que pidan apoyo a pesar de ser una falsa alarma. Tienen Derecho a eso”.

“Creo que toda persona no localizada tiene el Derecho de ser buscada y es algo que se tiene que hacer independientemente de las razones de su desaparición”.

Sería irresponsabilidad, de todos, el simple hecho de no buscar, manifestó Ariadne Lamont.

Por eso, si una persona se va por su propio pie deben hacerse las investigaciones y saber los motivos.

“Que si se invierten tiempo, recursos, o se les quita ese tiempo y recursos a otros casos, es no dar importancia a la persona en cuestión o a su vida y como ciudadanas tiene el Derecho de ser buscadas aún cuando ande de rol”.

Ya una vez que aparece y se demuestra que no fueron retenidas contra su voluntad, “no deberían desatar los demonios castigadores que habitan en el interior de cada persona”.

“Todo esto sin dejar de ver que la Fiscalía de Desaparecidos trabaja con los recursos muy limitados. Incluso el funcionariado financia algunas cosas, lo sabemos. La clave está entonces no sólo en tener conciencia y responsabilidad ciudadana, sino en inyectar mayores recursos humanos y financieros a la Fiscalía”.

Dato:

  • El último caso fue el de una maestra que se fue de viaje.

Torreón, Coahuila.- Delicado es el tema de las falsas alarmas de personas desparecidas que activan los protocolos de búsquedas.

Así lo consideró Ariadne Lamont, directora de Incidencia y Acompañamiento a Víctimas del Instituto de Formación, Investigación y Consultoría de Género y Derechos Humanos (INCIDE FEMME), al señalar que independientemente de la veracidad se deben investigar, pues nunca se sabe cuándo una persona corre peligro.

Y es que últimamente se han dado a conocer casos de mujeres que son reportadas como no localizadas y al hacer las investigaciones resulta que ellas mismas decidieron irse y no estuvieron privadas de su libertad.

“Porque cada vez que desaparece una jovencita lo primero que preguntan es si se fue con el novio y algunas veces es así. Eso pasa muy seguido y, sin embargo, se deben buscar”.

Toda familia tiene Derecho a acudir a las autoridades para solicitar la búsqueda porque, para empezar, pagan impuestos y cumplen con el pacto social de sostener a un Estado que los cuide.

“Y no debería molestar el hecho de que pidan apoyo a pesar de ser una falsa alarma. Tienen Derecho a eso”.

“Creo que toda persona no localizada tiene el Derecho de ser buscada y es algo que se tiene que hacer independientemente de las razones de su desaparición”.

Sería irresponsabilidad, de todos, el simple hecho de no buscar, manifestó Ariadne Lamont.

Por eso, si una persona se va por su propio pie deben hacerse las investigaciones y saber los motivos.

“Que si se invierten tiempo, recursos, o se les quita ese tiempo y recursos a otros casos, es no dar importancia a la persona en cuestión o a su vida y como ciudadanas tiene el Derecho de ser buscadas aún cuando ande de rol”.

Ya una vez que aparece y se demuestra que no fueron retenidas contra su voluntad, “no deberían desatar los demonios castigadores que habitan en el interior de cada persona”.

“Todo esto sin dejar de ver que la Fiscalía de Desaparecidos trabaja con los recursos muy limitados. Incluso el funcionariado financia algunas cosas, lo sabemos. La clave está entonces no sólo en tener conciencia y responsabilidad ciudadana, sino en inyectar mayores recursos humanos y financieros a la Fiscalía”.

Dato:

  • El último caso fue el de una maestra que se fue de viaje.

Torreón

Miguel Riquelme encabeza destape de ‘El Lagunero’

Auto con el que representarán a Coahuila en la Gran Carrera Panamericana 2021