imagotipo

Policías investigadores forzan la clausura de depósito de cerveza

  • Abel Rodas Ramírez
  • en Local

Castaños, Coahuila.- El jefe de Inspectores de Alcoholes de este Municipio, Roberto Espinoza Mata informó que el domingo clausuró un depósito de cerveza bajo presión de agentes de la Policía Investigadora de la Procuraduría, pese a haber solicitado evidencias o pruebas de la violación del reglamento de venta de bebidas, no se las mostraron y fue amenazado de enfrentar un procedimiento administrativo ministerial.

Explicó que el procedimiento debe de ser llamar a la policía municipal y al área de alcoholes, mostrarle las evidencias para que firmen el acta que debe levantarse por la tesorería municipal, de lo contrario solo son usados por otras corporaciones para otros fines nada claros.

El depósito “El Paso”, en Castaños, fue clausurado sin evidencias por policías investigadores.

El depósito “El Paso”, en Castaños, fue clausurado sin evidencias por policías investigadores.

El domingo alrededor de las 16:00 horas fue requerido por el comandante de la Policía Investigadora en este municipio y un agente para ordenarle, no solicitarle, que pusiera los sellos de clausura de un negocio en el que no estaba el presunto comprador, ni el producto y el vendedor, que son elementos claves para una clausura.

Se concretaron a decirle que la evidencia ya estaba en la agencia del Ministerio Público y que clausurara, pese al reclamo de los propietarios del negocio, que insistían en que les mostraran la evidencia y quién era el supuesto comprador de bebidas detenido, lo que fue ignorado por el comandante de la Policía Investigadora.

Le puede interesar: Salva la vida después de caer al canal en su auto

Al negarse el jefe de inspectores del Alcoholes, le advirtieron que le sería abierto un procedimiento administrativo, ante lo que optó por colocar los sellos que fueron firmados por los agentes ministeriales dependientes de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

El negocio denominado “El Paso” en la colonia Emiliano Zapata de este municipio quedó así clausurado bajo presión de policías de la Procuraduría General de Justicia del Estado.