/ viernes 30 de abril de 2021

Niños y niñas, bajo la orfandad educativa

De la noche a la mañana los pequeños se encerraron en casa y están sometidos a un sistema de enseñanza dura y antipedagógica

Tras hablar sobre los efectos de la pandemia en el alumno luego del encierro en casa, el profesor Francisco Joel Torres Díaz, director de la secundaria "Rafael Ramírez Castañeda" de Gómez Palacio, lo resume así: "El 30 de abril es un Día del Niño sin nada que celebrar".

Desde marzo de 2020 en que en todo México se cerraron las puertas de las escuelas, el Sistema Educativo Nacional comenzó a cavar su propia tumba, aseguró.

"El 30 de abril en la vieja normalidad era de fiesta para los pequeños en casa. En preescolar y primaria había pasteles, piñatas, bolos, regalos y alegría para los peques. Hoy todo eso, parece muy lejano".

La nueva normalidad les ha traído a niños y niñas, miedo, estrés, aburrimiento, encierro, y asumir una forma de aprender dura y antipedagógica. Y sobre todo muy difícil de cumplir para aquellos infantes que no tienen una televisión, un teléfono celular o en el mejor de los casos, una computadora.

Otros, en cambio en casa tienen internet, más otro ingrediente muy importante, que mamá o papá tengan la suerte de tener trabajo y por ende poder estar en condiciones de mantener a la familia, pero sólo son unos cuantos.

"Aprende en casa I y II sólo nos ha demostrado que tenemos un sistema educativo muy débil, que tenemos una planta de docentes con carencias, y que este confinamiento que cerró las puertas de las empresas y de las escuelas, nos ha desnudado, pero sobre todo ha dejado a nuestros niños en la orfandad educativa, porque si los adultos no podemos enfrentar con éxito esta pandemia, los niños mucho menos, por todo lo que ya mencionamos, pero ellos han llevado la peor parte, porque tienen de maestra a su mamá que de la noche a la mañana se convirtió además de tutora en asesora de matemáticas, español, inglés, ciencias, educación física y otras asignaturas, todo ello, sin haber acudido a una escuela formadora de docentes".

Sostuvo que las madres que tienen dos o más hijos, “están cansadas de hacer lo que en teoría deberían de hacer los maestros y agréguele el quehacer de una vivienda”.

También comentó que no hay certeza, porque una gran cantidad de alumnos de preescolar y primaria no tienen ningún tipo de conectividad con sus maestros, en algunos casos son el 50% y en otros van del 15 al 30%, eso significa que existen niños que no han hecho nada en todo este año de confinamiento, a pesar de las clases en la televisión, porque son hijos de padres trabajadores.

"Vo sé si aquí quepa la frase ‘hijos huérfanos de padres vivos’, pues solo entre 7 y 20% está conectado con sus maestro; cumple con sus tareas, entrega trabajos, pero con todo y eso no está aprendiendo igual que de manera presencial, y los alumnos que no tienen conectividad, algunos se encuentran contestando cuadernillos de trabajo que les llevan sus maestros, que por cierto, docentes que están muy comprometidos con su profesión".

"En Durango como en todo el país, tenemos problemas de rezago educativo y deserción escolar, para muestra bastan los datos que nos da el INEGI a nivel nacional".

A pesar de todo ello, expuso, le enviamos un saludo a todos los niños de Durango, y un abrazo con cariño y les decimos que nosotros también queremos regresar a nuestras aulas y agradecemos a los padres y madres de familia que no han dejado de luchar por sus peques, "hay una luz en el camino, y llegando la vacuna para los maestros, será la llave de la apertura de nuestras queridas aulas".

Dato:

  • Sin mucho que aprender los niños en casa también son presa del encierro y el estrés

Tras hablar sobre los efectos de la pandemia en el alumno luego del encierro en casa, el profesor Francisco Joel Torres Díaz, director de la secundaria "Rafael Ramírez Castañeda" de Gómez Palacio, lo resume así: "El 30 de abril es un Día del Niño sin nada que celebrar".

Desde marzo de 2020 en que en todo México se cerraron las puertas de las escuelas, el Sistema Educativo Nacional comenzó a cavar su propia tumba, aseguró.

"El 30 de abril en la vieja normalidad era de fiesta para los pequeños en casa. En preescolar y primaria había pasteles, piñatas, bolos, regalos y alegría para los peques. Hoy todo eso, parece muy lejano".

La nueva normalidad les ha traído a niños y niñas, miedo, estrés, aburrimiento, encierro, y asumir una forma de aprender dura y antipedagógica. Y sobre todo muy difícil de cumplir para aquellos infantes que no tienen una televisión, un teléfono celular o en el mejor de los casos, una computadora.

Otros, en cambio en casa tienen internet, más otro ingrediente muy importante, que mamá o papá tengan la suerte de tener trabajo y por ende poder estar en condiciones de mantener a la familia, pero sólo son unos cuantos.

"Aprende en casa I y II sólo nos ha demostrado que tenemos un sistema educativo muy débil, que tenemos una planta de docentes con carencias, y que este confinamiento que cerró las puertas de las empresas y de las escuelas, nos ha desnudado, pero sobre todo ha dejado a nuestros niños en la orfandad educativa, porque si los adultos no podemos enfrentar con éxito esta pandemia, los niños mucho menos, por todo lo que ya mencionamos, pero ellos han llevado la peor parte, porque tienen de maestra a su mamá que de la noche a la mañana se convirtió además de tutora en asesora de matemáticas, español, inglés, ciencias, educación física y otras asignaturas, todo ello, sin haber acudido a una escuela formadora de docentes".

Sostuvo que las madres que tienen dos o más hijos, “están cansadas de hacer lo que en teoría deberían de hacer los maestros y agréguele el quehacer de una vivienda”.

También comentó que no hay certeza, porque una gran cantidad de alumnos de preescolar y primaria no tienen ningún tipo de conectividad con sus maestros, en algunos casos son el 50% y en otros van del 15 al 30%, eso significa que existen niños que no han hecho nada en todo este año de confinamiento, a pesar de las clases en la televisión, porque son hijos de padres trabajadores.

"Vo sé si aquí quepa la frase ‘hijos huérfanos de padres vivos’, pues solo entre 7 y 20% está conectado con sus maestro; cumple con sus tareas, entrega trabajos, pero con todo y eso no está aprendiendo igual que de manera presencial, y los alumnos que no tienen conectividad, algunos se encuentran contestando cuadernillos de trabajo que les llevan sus maestros, que por cierto, docentes que están muy comprometidos con su profesión".

"En Durango como en todo el país, tenemos problemas de rezago educativo y deserción escolar, para muestra bastan los datos que nos da el INEGI a nivel nacional".

A pesar de todo ello, expuso, le enviamos un saludo a todos los niños de Durango, y un abrazo con cariño y les decimos que nosotros también queremos regresar a nuestras aulas y agradecemos a los padres y madres de familia que no han dejado de luchar por sus peques, "hay una luz en el camino, y llegando la vacuna para los maestros, será la llave de la apertura de nuestras queridas aulas".

Dato:

  • Sin mucho que aprender los niños en casa también son presa del encierro y el estrés

Torreón

Nuevo pozo de agua en Torreón, detenido por falta de contrato con CFE

SIMAS Rural realizó el trámite correspondiente desde hace dos meses

Local

Durango con mayor avance en vacunación

Se han inmunizado 416 mil 645 personas contra Covid-19

Deportes

Los Algodoneros tienen un nuevo coach

Tony Aguilera dirigió en 2005 al entonces equipo de Vaqueros Laguna, tras sustituir a Gerardo “Polvorita” Sánchez

Deportes

Algodoneros cae en el primero ante Mariachis

El encuentro trascendió sin muchas emociones en su primer tercio

Local

Durango con mayor avance en vacunación

Se han inmunizado 416 mil 645 personas contra Covid-19

Política

Rocha Moya no tuvo financiamiento ilícito en su campaña: UIF

“En el caso de Sinaloa, no encontramos nada que pudiera ser, que nos llamara la atención, pero la información ya la tiene el INE”, señaló el jefe de la UIF, Santiago Nieto