imagotipo

Modelo de encubrimiento, la propuesta de sistema anticorrupción: De León Tello

  • Miguel Campos Pacheco
  • en Local

Torreón, Coahuila.- Más que un auténtico sistema anticorrupción, lo que se pretende crear es una especie de albazo legislativo impulsado por el ejecutivo estatal, es un nuevo modelo de encubrimiento que impida llegar al fondo en temas tan relevantes como el de la deuda pública estatal y los contratos con empresas ‘fantasma’, denunció en rueda de prensa el diputado local panista Jesús de León Tello.

De manera lamentable, dijo, se trata de una iniciativa que ha hecho oídos sordos a las exigencias de una sociedad que públicamente ha insistido en la necesidad de que se elimine el fuero y se realice en Coahuila una correcta fiscalización de los recursos públicos, y que sin embargo muy seguramente será aprobada por los diputados de la mayoría priista.

De acuerdo con el legislador, luego de que con base en los resultados de las recientes elecciones se sabe que el PRI dejará de ser mayoría en el Congreso Local, el gobernador del Estado busca que aprueben de manera urgente su proyecto de Sistema Estatal Anticorrupción.

jN6 foto02

“Es un proyecto diseñado para encubrir a los Moreira, ya que no incluye la eliminación del fuero y se adjudica el nombramiento del fiscal anticorrupción y los magistrados dejando fuera a la ciudadanía”, refirió De León Tello.

Señaló también que la urgencia de aprobar este nuevo modelo de encubrimiento es porque saben que en la próxima Legislatura habrá verdadera rendición de cuentas y llegarán al fondo en los casos de la deuda pública y las empresas ‘fantasma’, hechos que actualmente son prácticamente imposible de resolver porque el PRI tiene la mayoría para bloquear esos temas.

Detalló que en la propuesta del ejecutivo no hay la eliminación del fuero para ningún funcionario y el auditor superior del Estado sigue subordinado a las órdenes del gobernador, pues no implementan una nueva forma de elegirlo, que garantice que sea especialista en la fiscalización de recursos, con el aval de la ciudadanía y que no tenga ningún vínculo partidista, como sucede actualmente, donde la auditoría ha sido clave para tapar la corrupción en Coahuila.

Podría interesarle también: Buscarán empresarios reunirse con gobernador y alcaldes electos

El fiscal anticorrupción tampoco será designado por la ciudadanía, si no que bajo la excusa de que el sistema anticorrupción debe quedar listo antes del 18 de julio, será el gobernador y los diputados del PRI quienes nombren al fiscal, es decir, uno que les permita llamar a cuentas a algunos funcionarios con integración de expedientes deficientes para que puedan ser exonerados y bajo ese argumento no poder ser llamados nuevamente ante la justicia.

Esto sería en tanto se nombra un fiscal con todos los requisitos que marca la Ley, tiempo suficiente para generar una coartada perfecta y que no haya rendición de cuentas de los funcionarios que ya se van.

El nombramiento de los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa también será por parte del Poder Ejecutivo, donde aplicarán lo que han venido haciendo desde hace años, nombrar a magistrados que tengan vínculos con el PRI.

Finamente, Jesús de León llamó a los diputados del PRI a que si realmente quieren la rendición de cuentas no aprueben esta “vacilada”, mientras que a la sociedad pidió revisar estas iniciativas y manifestar cuáles son las prioridades en el combate a la corrupción.