/ sábado 31 de agosto de 2019

Museo Casa Faya, patrimonio cultural de La Laguna

Pioneros del crecimiento de Gómez Palacio

Gómez Palacio, Durango.- Dueño de la Hacienda de Cuba, muy cerca de donde se localiza la Universidad Autónoma de Durango, Don Jacinto Faya Ardisana, era agricultor y empresario adinerado de ese sector y de toda la región.

En esa época, cerca del año de 1900, Don Santiago Lavín Cuadra había donado muchas tierras de la antigua Hacienda de Santa Rosa, hoy Gómez Palacio. El requisito era que tuvieran una firme intención de construir, levantar bardas o cercas de alambre, además de plantar árboles en esos terrenos.

Don Jacinto Faya, amigo cercano a Santiago Lavín, aprovecho la oportunidad y se hizo de los terrenos ubicados sobre lo que hoy es la avenida Morelos, entre las calles Juárez y Ocampo.

Los ladrillos para su construcción fueron traídos de dos ladrilleras, la primera se localizaba sobre el bulevar Miguel Alemán y la avenida Aldama, donde el día de hoy se encuentra un centro comercial.

En ese lugar se encontraba “El Pozo” una de las fabricas de ladrillo más notables de principios del siglo pasado. La segunda ladrillera se localizaba sobre la avenida Hidalgo y la calle Justo Sierra, donde se encuentra una gasolinera.

La historia de la Casa Faya la sabemos gracias a uno de los historiadores más sobresalientes de la ciudad, Manuel Ramírez López, cronista e historiador reconocido a quien Noticias El Sol de La Laguna visito en su casa localizada en pleno centro de la ciudad.

El cronista, Don Manuel, abrió las puertas de su casa. Caminando a paso lento y con ayuda de una andadera llegó hasta su pequeña oficina. Antes de comenzar a hablar saco de su bolso un inhalador, respiro profundo y me dijo: “ahora sí, pregúnteme”

Las preguntas son muchas y el tiempo es corto, le dije. Me gustaría conocer todo sobre la Casa Faya que esta sobre la avenida Morelos, entre las calles Juárez y Ocampo en el centro de la ciudad.

Tomo un poco de aire, volteó a la ventana donde se puede ver a las personas caminando en la Plaza de Armas y se sostuvo fuerte de su andadera. “Después de que se construyó la finca, muchas otras fincas comenzaron a surgir en los alrededores”.

“Don Jacinto Faya llegó a esa casa a vivir con toda su familia”, comenta Don Manuel, quien esta rodeado de libros de historia en su oficina.

La casa fue habitada por la familia Faya por más de 30 años. En esa época, la enorme finca era una de las más elegantes. Don Jacinto, tenía tierras que le generaban buen dinero, al grado de ser uno de los primeros en tener automóvil en toda la ciudad.

Le recomendamos leer también:

Se cuenta que fue necesario mandar traer carretas para que se construyera un improvisado camino de terrecería que iba de la Casa Faya hasta la hacienda de Cuba. El resto de los caminos estaban llenos de hierba, piedras y espinas.

En su mayoría, los pisos son de madera, al igual que los barandales y gran parte de los acabados como puertas y ventanas. Al frente de puede ingresar a habitaciones localizadas en los costados, el centro un pasillo y en su parte central superior se ubica un balcón de madera, que tuvo que ser reforzado con vigas de acero.

Al fondo se encuentran las caballerizas. Luego de la remodelación estos espacios serán utilizados como pequeños salones dentro del museo.

El enorme crecimiento de la ciudad ocurrió a partir del año de 1883, cuando se introdujeron las vías del ferrocarril. Unas venían de Chihuahua y otras venían del sur del país.

Esto ocasionó que la Comarca Lagunera, además de ser agrícola, también se convirtiera en industrial, aprovechando la comunicación que se generó gracias al transporte de carga en los vagones del ferrocarril.

Después de varios años, la familia fue creciendo y poco a poco se fue quedando vacía. El crecimiento de la ciudad era cada vez mayor y fue necesario dejarla e incluso rentarla.

Pasado un tiempo, se instaló aquí la “Perfumería Palacio”, que estaba en el segundo piso y permaneció aquí por casi 10 años.

Después se volvió a rentar por otros seis años y fungió como oficinas del Partido Revolucionario Institucional, encabezadas por el priista Basilio López Arambula.

Llegó la época de 1970 y la casa ya se había convertido en una escuela de estudios comerciales y siguió funcionando así hasta inicios de este siglo.

La pasada administración municipal de Gómez Palacio se encargó de comprar la finca, remodelarla y construir una plaza en la que los paseantes pueden descansar un momento e incluso recostarse sobre sus banquetas. Todo esto tuvo una inversión de 20 millones de pesos.

Desde inicios de la administración municipal actual se había proyectado finalizar las remodelaciones para construir El Museo Casa Faya, el cual aún no se ha terminado.

Es necesaria una inversión de seis millones de pesos para terminar la obra. Las autoridades municipales la detuvieron porque el Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados, PAICE, a cargo de la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal, dejó de financiar el proyecto.

Gómez Palacio, Durango.- Dueño de la Hacienda de Cuba, muy cerca de donde se localiza la Universidad Autónoma de Durango, Don Jacinto Faya Ardisana, era agricultor y empresario adinerado de ese sector y de toda la región.

En esa época, cerca del año de 1900, Don Santiago Lavín Cuadra había donado muchas tierras de la antigua Hacienda de Santa Rosa, hoy Gómez Palacio. El requisito era que tuvieran una firme intención de construir, levantar bardas o cercas de alambre, además de plantar árboles en esos terrenos.

Don Jacinto Faya, amigo cercano a Santiago Lavín, aprovecho la oportunidad y se hizo de los terrenos ubicados sobre lo que hoy es la avenida Morelos, entre las calles Juárez y Ocampo.

Los ladrillos para su construcción fueron traídos de dos ladrilleras, la primera se localizaba sobre el bulevar Miguel Alemán y la avenida Aldama, donde el día de hoy se encuentra un centro comercial.

En ese lugar se encontraba “El Pozo” una de las fabricas de ladrillo más notables de principios del siglo pasado. La segunda ladrillera se localizaba sobre la avenida Hidalgo y la calle Justo Sierra, donde se encuentra una gasolinera.

La historia de la Casa Faya la sabemos gracias a uno de los historiadores más sobresalientes de la ciudad, Manuel Ramírez López, cronista e historiador reconocido a quien Noticias El Sol de La Laguna visito en su casa localizada en pleno centro de la ciudad.

El cronista, Don Manuel, abrió las puertas de su casa. Caminando a paso lento y con ayuda de una andadera llegó hasta su pequeña oficina. Antes de comenzar a hablar saco de su bolso un inhalador, respiro profundo y me dijo: “ahora sí, pregúnteme”

Las preguntas son muchas y el tiempo es corto, le dije. Me gustaría conocer todo sobre la Casa Faya que esta sobre la avenida Morelos, entre las calles Juárez y Ocampo en el centro de la ciudad.

Tomo un poco de aire, volteó a la ventana donde se puede ver a las personas caminando en la Plaza de Armas y se sostuvo fuerte de su andadera. “Después de que se construyó la finca, muchas otras fincas comenzaron a surgir en los alrededores”.

“Don Jacinto Faya llegó a esa casa a vivir con toda su familia”, comenta Don Manuel, quien esta rodeado de libros de historia en su oficina.

La casa fue habitada por la familia Faya por más de 30 años. En esa época, la enorme finca era una de las más elegantes. Don Jacinto, tenía tierras que le generaban buen dinero, al grado de ser uno de los primeros en tener automóvil en toda la ciudad.

Le recomendamos leer también:

Se cuenta que fue necesario mandar traer carretas para que se construyera un improvisado camino de terrecería que iba de la Casa Faya hasta la hacienda de Cuba. El resto de los caminos estaban llenos de hierba, piedras y espinas.

En su mayoría, los pisos son de madera, al igual que los barandales y gran parte de los acabados como puertas y ventanas. Al frente de puede ingresar a habitaciones localizadas en los costados, el centro un pasillo y en su parte central superior se ubica un balcón de madera, que tuvo que ser reforzado con vigas de acero.

Al fondo se encuentran las caballerizas. Luego de la remodelación estos espacios serán utilizados como pequeños salones dentro del museo.

El enorme crecimiento de la ciudad ocurrió a partir del año de 1883, cuando se introdujeron las vías del ferrocarril. Unas venían de Chihuahua y otras venían del sur del país.

Esto ocasionó que la Comarca Lagunera, además de ser agrícola, también se convirtiera en industrial, aprovechando la comunicación que se generó gracias al transporte de carga en los vagones del ferrocarril.

Después de varios años, la familia fue creciendo y poco a poco se fue quedando vacía. El crecimiento de la ciudad era cada vez mayor y fue necesario dejarla e incluso rentarla.

Pasado un tiempo, se instaló aquí la “Perfumería Palacio”, que estaba en el segundo piso y permaneció aquí por casi 10 años.

Después se volvió a rentar por otros seis años y fungió como oficinas del Partido Revolucionario Institucional, encabezadas por el priista Basilio López Arambula.

Llegó la época de 1970 y la casa ya se había convertido en una escuela de estudios comerciales y siguió funcionando así hasta inicios de este siglo.

La pasada administración municipal de Gómez Palacio se encargó de comprar la finca, remodelarla y construir una plaza en la que los paseantes pueden descansar un momento e incluso recostarse sobre sus banquetas. Todo esto tuvo una inversión de 20 millones de pesos.

Desde inicios de la administración municipal actual se había proyectado finalizar las remodelaciones para construir El Museo Casa Faya, el cual aún no se ha terminado.

Es necesaria una inversión de seis millones de pesos para terminar la obra. Las autoridades municipales la detuvieron porque el Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados, PAICE, a cargo de la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal, dejó de financiar el proyecto.

Torreón

Realizó el Ayuntamiento de Torreón mejoras en 59 escuelas

Se trata de obras y acciones que se concretaron con una inversión de 37 mdp

Salud

'En AstraZeneca, encontraron un mejor esquema de vacunación', dice investigador

”Los ensayos clínicos deben cumplir un mínimo, y ese mínimo andan en el orden de las decenas de miles”

Local

Ni posadas, ni desfile navideño, ni pinos por Covid-19

Hay que reforzar los cuidados y seguir con los protocolos

México

Dan Palas y cubetas a familiares de mujeres desaparecidas para que las busquen

Esto en el marco del día para erradicar la violencia contra mujeres

Policiaca

Buscan a enfermero desaparecido en Coahuila

Se le vio por última vez el 25 de noviembre

Salud

'En AstraZeneca, encontraron un mejor esquema de vacunación', dice investigador

”Los ensayos clínicos deben cumplir un mínimo, y ese mínimo andan en el orden de las decenas de miles”