/ miércoles 6 de noviembre de 2019

Impiden trabajar a empleados de la Subsecretaría de Gobierno

Tomadas las instalaciones desde las 8:00 de la mañana; protestan integrantes de la COCOPO

Integrantes del Consejo Coordinador Obrero Popular, (COCOPO) que encabezan los maestros Juan Villarreal y Joel Torres, tomaron muy de mañana las instalaciones de la Subsecretaría de Gobierno, como medida de presión al pago de los quinquenios (incremento económico de un sueldo o salario correspondiente a cada cinco años de servicio activo en el magisterio).

Desde las 8 de la mañana llegaron para impedir la entrada del personal a sus oficinas respectivas de gobierno estatal, lo que provocó por supuesto, la molestia de que quienes buscaban o habían planeado hacer sus trámites ayer.

Tras plantarse en la entrada del Palacio de Gobierno en Gómez Palacio, explicaron brevemente el motivo de su movilización, para después exhortar a los empleados, retornaran a sus casas, ya que se les habría de impedir la entrada, por lo que el edificio lució desierto todo el día, a excepción del departamento de prensa.

El subsecretario de gobierno en esta ciudad, Manuel Ramos Carrillo, comentó que este tipo de medidas no le abona en nada a la paz social y mucho menos si se busca trasgredir las vías de comunicación, luego que los manifestantes amenazaron con bloquear el periférico ayer mismo, como medida de presión.

Manuel Ramos Carrillo, subsecretario de Gobierno / Sofy Ramírez

Le recomendamos leer también:

Cierto es que atraviesan por un problema ante la SEP, ya que el pago de los quinquenios es un problema añejo, ya que por más de 52 años no se ha dado solución al 100 por ciento, y que representa en la actualidad un pago de alrededor 500 millones de pesos, pero no es la vía para encontrar soluciones.

El no tener clases, -añadió-, afecta a los alumnos, luego que el tejido social se encuentra demasiado dañado para estar pensando en suspensión de labores educativas y en este sentido, debemos recomendar a los maestros buscar respuesta una vez que se haya cumplido con el horario normal en las aulas.

Admitió que hay libertad de expresión, pero se deben respetar los causes para no afectar ni a la sociedad y mucho menos a los alumnos o el tránsito citadino, porque bloquear las vías de comunicación no es lo correcto, porque es transgredir el acontecer citadino.

Finalmente los maestros se retiraron a las 12:40 horas en espera de mejores respuestas de la Secretaría de Educación del Estado de Durango (SEED).

Integrantes del Consejo Coordinador Obrero Popular, (COCOPO) que encabezan los maestros Juan Villarreal y Joel Torres, tomaron muy de mañana las instalaciones de la Subsecretaría de Gobierno, como medida de presión al pago de los quinquenios (incremento económico de un sueldo o salario correspondiente a cada cinco años de servicio activo en el magisterio).

Desde las 8 de la mañana llegaron para impedir la entrada del personal a sus oficinas respectivas de gobierno estatal, lo que provocó por supuesto, la molestia de que quienes buscaban o habían planeado hacer sus trámites ayer.

Tras plantarse en la entrada del Palacio de Gobierno en Gómez Palacio, explicaron brevemente el motivo de su movilización, para después exhortar a los empleados, retornaran a sus casas, ya que se les habría de impedir la entrada, por lo que el edificio lució desierto todo el día, a excepción del departamento de prensa.

El subsecretario de gobierno en esta ciudad, Manuel Ramos Carrillo, comentó que este tipo de medidas no le abona en nada a la paz social y mucho menos si se busca trasgredir las vías de comunicación, luego que los manifestantes amenazaron con bloquear el periférico ayer mismo, como medida de presión.

Manuel Ramos Carrillo, subsecretario de Gobierno / Sofy Ramírez

Le recomendamos leer también:

Cierto es que atraviesan por un problema ante la SEP, ya que el pago de los quinquenios es un problema añejo, ya que por más de 52 años no se ha dado solución al 100 por ciento, y que representa en la actualidad un pago de alrededor 500 millones de pesos, pero no es la vía para encontrar soluciones.

El no tener clases, -añadió-, afecta a los alumnos, luego que el tejido social se encuentra demasiado dañado para estar pensando en suspensión de labores educativas y en este sentido, debemos recomendar a los maestros buscar respuesta una vez que se haya cumplido con el horario normal en las aulas.

Admitió que hay libertad de expresión, pero se deben respetar los causes para no afectar ni a la sociedad y mucho menos a los alumnos o el tránsito citadino, porque bloquear las vías de comunicación no es lo correcto, porque es transgredir el acontecer citadino.

Finalmente los maestros se retiraron a las 12:40 horas en espera de mejores respuestas de la Secretaría de Educación del Estado de Durango (SEED).

Cultura

TIM transmitirá la ópera Porgy and Bess

Desde el Met de Nueva York; este sábado a las 11:55 de la mañana

Cd. Lerdo

El PRD en Lerdo continúa con la afiliación de militantes

Siguen sin recibir recursos; de manera paralela lleva cursos y talleres de capacitación