imagotipo

Estrategias de seguridad, desfasadas de la realidad: Padre Carrillo Gaucín

  • Alejandro Sierra Morales
  • en Local

Gómez Palacio, Durango.- Los delitos patrimoniales o del fuero común siguen creciendo en la Comarca Lagunera y en especial en la zona que corresponde a Durango, en donde los ciudadanos ven afectados su persona y bienes por el robo y asalto de manera diaria.

En este sentido el vicario general de la Diócesis de Gómez Palacio, padre Julio Carrillo Gaucín, señaló que dentro de la impresión que se tiene en la comunicación con los fieles es que las estrategias que se implementan actualmente ya se desfasaron de la realidad en materia de seguridad pública, ya que éstas respondieron de una forma efectiva cuando la condición primordial era el combate de los delitos de alto impacto y que gracias a estas acciones se logró que desaparecieran casi al cien por ciento, pero los delitos comunes continúan afectando al ciudadano normal.

“Tenemos que reconocer el trabajo que se hizo en los años anteriores, en donde resultaba riesgoso salir a la calle por las balaceras o imprevistos de violencia que se presentaban, esto al parecer ya se acabo, pero ahora somos los ciudadanos los que estamos siendo afectados de manera directa”, apuntó.

Puede leer también: Supervisión de la IP en obras, bienvenida: Berlanga

Precisó que por el cargo que ocupa en la Diócesis es común que los fieles se acerquen con él para poder darle a conocer un poco de su vida diaria, y en esto destacan que son víctimas de asaltos y robos en sus negocios y domicilios.

“No es posible que una familia que dura años para poder formar un patrimonio lo vea perdido por un hecho delictivo, donde alguien le sustrae muebles y electrónicos sin importarles el daño que causan, o que al cobrar tu sueldo o algún dinero en el banco te estén vigilando para asaltarte y quitarte algo que es para responder para el sustento de tus seres más cercanos”, dijo.

Añadió que bajo el análisis que se da en esta óptica, sustenta que las acciones ya se desfasaron con la realidad que vive la sociedad actualmente, “Los retenes, por ejemplo, solo retrasan el libre tránsito y sus resultados ya son muy cuestionables”.

En otro punto comentó que se debería de privilegiar la prevención de delitos con acciones que significarán la presencia de elementos de seguridad pública en el primer cuadro de la ciudad y las colonias donde se tienen los más altos índices.