/ martes 30 de abril de 2019

Es urgente que las autoridades realicen operativos en anexos de ‘rehabilitación’

Protección Civil y Secretaría de Salud deben intervenir

Durango.- Las autoridades correspondientes, en este caso Protección Civil y la Secretaría de Salud, deben hacer algo para que estas sucursales del infierno, disfrazadas de anexos o centros de rehabilitación, garanticen el respeto a los derechos humanos, y quien no lo haga reciba la sanción adecuada, que puede llegar a la clausura, antes de que ocurra una tragedia de mayores dimensiones.

En los últimos años ha aumentado alarmantemente el número de centros clandestinos, más conocidos como granjas o anexos, que no cuentan con los estándares mínimos de operatividad y existen marginalmente, pese al conocimiento documentado de las autoridades, como sitios de confinamiento a petición personal o familiar.

Violencia, maltrato e injusticia es lo que predomina en los llamados centros de rehabilitación o anexos, que más que eso parecen cárceles o incluso jaulas para adictos.

Te recomendamos:

El anexo, descuidado e impune, se construye bajo una falsa promesa de rehabilitación que oculta lo que realmente es; el lugar donde se esconde lo que la sociedad considera la basura social; lejos de la mirada de su doble moral.

Esa moral que, so pretexto de rehabilitar y sanar, en realidad castiga y deja una marca destructiva e indeleble en la persona que ahí se atiende; ¡ojo!, no estamos hablando de todos, pero sí de una mayoría, por eso es importante que se intensifiquen los operativos de verificación, para evitar que estas malas prácticas continúen.

Lamentablemente, a decir de las mismas personas que han estado en este tipo de lugares, después de vivir esta experiencia solo tienen cuatro destinos: recaer, la cárcel, el manicomio o la tumba.

El adicto es un enfermo, y debe ser tratado como tal, en condiciones dignas y humanas, de no ser así, habrá que comenzar a cerrar todos estos lugares.

Durango.- Las autoridades correspondientes, en este caso Protección Civil y la Secretaría de Salud, deben hacer algo para que estas sucursales del infierno, disfrazadas de anexos o centros de rehabilitación, garanticen el respeto a los derechos humanos, y quien no lo haga reciba la sanción adecuada, que puede llegar a la clausura, antes de que ocurra una tragedia de mayores dimensiones.

En los últimos años ha aumentado alarmantemente el número de centros clandestinos, más conocidos como granjas o anexos, que no cuentan con los estándares mínimos de operatividad y existen marginalmente, pese al conocimiento documentado de las autoridades, como sitios de confinamiento a petición personal o familiar.

Violencia, maltrato e injusticia es lo que predomina en los llamados centros de rehabilitación o anexos, que más que eso parecen cárceles o incluso jaulas para adictos.

Te recomendamos:

El anexo, descuidado e impune, se construye bajo una falsa promesa de rehabilitación que oculta lo que realmente es; el lugar donde se esconde lo que la sociedad considera la basura social; lejos de la mirada de su doble moral.

Esa moral que, so pretexto de rehabilitar y sanar, en realidad castiga y deja una marca destructiva e indeleble en la persona que ahí se atiende; ¡ojo!, no estamos hablando de todos, pero sí de una mayoría, por eso es importante que se intensifiquen los operativos de verificación, para evitar que estas malas prácticas continúen.

Lamentablemente, a decir de las mismas personas que han estado en este tipo de lugares, después de vivir esta experiencia solo tienen cuatro destinos: recaer, la cárcel, el manicomio o la tumba.

El adicto es un enfermo, y debe ser tratado como tal, en condiciones dignas y humanas, de no ser así, habrá que comenzar a cerrar todos estos lugares.

Torreón

Asume Sergio Lara la alcaldía de Torreón

Nombran como secretario del Ayuntamiento a Héctor Rivera

Virales

¿Sin red? Usuarios de Telcel reportan fallas en el servicio

Las principales ciudades en las que el servicio presenta problemas son Guadalajara, Morelia, Zapopan, Aguascalientes, Querétaro, Ciudad de México y Celaya

Salud

En México se han detectado mil 417 genotipos de Covid-19

Una variante es responsable de la mayoría de contagios