/ domingo 6 de junio de 2021

El Proceso Electoral 2021 no fue hecho para personas con capacidades diferentes

Adulta mayor sufre poliomilelitis desde niña, además de fracturas que se dieron en los últimos cinco años

María Martínez Serrano Jaramillo, es una persona de la comunidad de los adultos mayores que sufre desde niña una discapacidad por poliomielitis. Y en menos de un lustro ha sufrido una fractura de tobillo y de cadera de la que se ha repuesto poco a poco.

Doña María nunca pensó que el ir a votar este domingo 6 de junio a la sección 0488 de Gómez Palacio se convertiría en un martirio. Pues sin decir ‘agua va’, la casilla donde regularmente votaba se cambió del CBTis 159 del ejido Cuba a la Escuela Primaria Luis Donaldo Colosio Murrieta que está 700 metros más delante de la colonia 14 de Noviembre.

Para un ciudadano común y corriente este no es ningún problema, pues solo bastó con caminar 7 cuadras más a la Escuela que tenía un desorden en toda la extensión de la palabra, comenzando con los funcionarios del INE, quienes estuvieron desorganizados en las primeras horas de las elecciones y terminando con la falta de responsabilidad de los funcionarios de casilla que no se presentaron al compromiso adquirido.

Quienes iban a votar en esa misma casilla, nunca se imaginaron que Doña María y su hija se dirigían a la casilla para votar, así que fueron rebasadas por muchos automóviles que tenían el mismo destino.

Al llegar al CBTis 159, un varón joven de aproximadamente 30 años de edad, les decía a los conductores que la casilla había cambiado de lugar y habría que seguir las flechas hechizas en cartulinas fluorescentes hasta el centro de votación, o bien, decía, “dele la vuelta a la barda del CBTis y donde tope le da 200 metros más adelante”.

Al llegar a la Escuela en Avenida Independencia, Sin Número de la Colonia 14 de Noviembre de Gómez Palacio, entre las Calles Luis Donaldo Colosio y Libertad había un hervidero de gente que por supuesto no cumplía todas las medidas protocolarias.

"En lo personal tarde 80 minutos para ejercer mi voto. Tras haber dado vuelta por toda la escuela porque a las 8:50 ninguna casilla está lista para iniciar la jornada. En medio de un mundo de niños y adultos mayores sentados en el suelo".

"La gente molesta iba y venía buscando su casilla. Cuando yo ubiqué mi urna, tuve que pelear con los representantes de partido para que les ayudaran a los funcionarios a ubicar las páginas y los lugares donde exactamente estaba porque ni el presidente, ni ninguno de sus funcionarios lo encontraban".

Al salir, doña María iba que apenas podía con su andadera, peleando con su hija quien de coraje no quiso votar, porque su madre fue agredida verbalmente por un grupo de mujeres porque después de recorrer varias casillas le permitieron votar sin formarse.

“Yo duré rato sentada en la ´s´, pero me dijeron que nada más llegaba hasta Santos, no hasta Serrano, por eso me mandaron a la otra y las que estaban en fila se enojaron conmigo. Le dije que tenía rato aquí, yo pensé que era en ‘El Cuba’. Mi hija no quiso votar. La neta, porque le dio coraje con las viejas que me agredieron”.

Doña María sin pensarlo aceptó un ‘aventón’ a su casa, pues dijo que ya no aguantaba las piernas de los dolores que le había provocado la caminata de esta jornada electoral.

María Martínez Serrano Jaramillo, es una persona de la comunidad de los adultos mayores que sufre desde niña una discapacidad por poliomielitis. Y en menos de un lustro ha sufrido una fractura de tobillo y de cadera de la que se ha repuesto poco a poco.

Doña María nunca pensó que el ir a votar este domingo 6 de junio a la sección 0488 de Gómez Palacio se convertiría en un martirio. Pues sin decir ‘agua va’, la casilla donde regularmente votaba se cambió del CBTis 159 del ejido Cuba a la Escuela Primaria Luis Donaldo Colosio Murrieta que está 700 metros más delante de la colonia 14 de Noviembre.

Para un ciudadano común y corriente este no es ningún problema, pues solo bastó con caminar 7 cuadras más a la Escuela que tenía un desorden en toda la extensión de la palabra, comenzando con los funcionarios del INE, quienes estuvieron desorganizados en las primeras horas de las elecciones y terminando con la falta de responsabilidad de los funcionarios de casilla que no se presentaron al compromiso adquirido.

Quienes iban a votar en esa misma casilla, nunca se imaginaron que Doña María y su hija se dirigían a la casilla para votar, así que fueron rebasadas por muchos automóviles que tenían el mismo destino.

Al llegar al CBTis 159, un varón joven de aproximadamente 30 años de edad, les decía a los conductores que la casilla había cambiado de lugar y habría que seguir las flechas hechizas en cartulinas fluorescentes hasta el centro de votación, o bien, decía, “dele la vuelta a la barda del CBTis y donde tope le da 200 metros más adelante”.

Al llegar a la Escuela en Avenida Independencia, Sin Número de la Colonia 14 de Noviembre de Gómez Palacio, entre las Calles Luis Donaldo Colosio y Libertad había un hervidero de gente que por supuesto no cumplía todas las medidas protocolarias.

"En lo personal tarde 80 minutos para ejercer mi voto. Tras haber dado vuelta por toda la escuela porque a las 8:50 ninguna casilla está lista para iniciar la jornada. En medio de un mundo de niños y adultos mayores sentados en el suelo".

"La gente molesta iba y venía buscando su casilla. Cuando yo ubiqué mi urna, tuve que pelear con los representantes de partido para que les ayudaran a los funcionarios a ubicar las páginas y los lugares donde exactamente estaba porque ni el presidente, ni ninguno de sus funcionarios lo encontraban".

Al salir, doña María iba que apenas podía con su andadera, peleando con su hija quien de coraje no quiso votar, porque su madre fue agredida verbalmente por un grupo de mujeres porque después de recorrer varias casillas le permitieron votar sin formarse.

“Yo duré rato sentada en la ´s´, pero me dijeron que nada más llegaba hasta Santos, no hasta Serrano, por eso me mandaron a la otra y las que estaban en fila se enojaron conmigo. Le dije que tenía rato aquí, yo pensé que era en ‘El Cuba’. Mi hija no quiso votar. La neta, porque le dio coraje con las viejas que me agredieron”.

Doña María sin pensarlo aceptó un ‘aventón’ a su casa, pues dijo que ya no aguantaba las piernas de los dolores que le había provocado la caminata de esta jornada electoral.

Futbol

Guerreras se aferran y empatan ante Atlas

La Vuelta se jugará en el Estadio Jalisco el lunes

Local

Vamos a cerrar fuerte en obras, empleos y competitividad: Riquelme

En La Laguna, entrega gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís la rehabilitación de la carretera Coyote- La Luz, con inversión de 12.4 mdp

Torreón

Distribuyó Torreón más de 217 mil paquetes de apoyo alimentario

Además de despensas, se repartieron dotaciones de huevo y leche