/ martes 26 de enero de 2021

Conozca a Max, ejemplar estudiante del ITESMUL

Ha trabajado en más de 30 proyectos, la mayoría están encaminados a este grupo

Max Eduardo García Esquivel, estudiante que cursa el segundo semestre de la carrera de Nanotecnología en el ITESM Campus Laguna, es un ejemplar y brillante alumno que se ha impuesto como misión el ayudar a los demás, sobre todo a aquellas personas con alguna discapacidad, a quienes busca beneficiar con la mayoría de los proyectos en los que trabaja, aprovechando la ciencia y la investigación para ofrecerles un estilo de vida mejor.

Con 19 años de edad, hijo de Lalo García y María Esquivel, el joven Max se involucró en la ciencia y la investigación desde el nivel bachillerato, el cual estudió en la Universidad Autónoma de La Laguna, interesándose desde un principio en proyectos que pudieran dejar un beneficio a personas que lo necesitan, como son los discapacitados:

El joven Max García cuenta con varios reconocimientos. Aquí aparece con el Gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme. / Foto: Cortesía

"La mayoría de proyectos son para tratar de ayudar a las personas, por ejemplo, un traductor de letra Braille, de ahí se fueron desenglobando más proyectos, también en equipo de robótica empezamos a hacer campaña, un programa en donde, junto con más equipos, estuvimos creando dispositivos de ayuda para autismo, Alzheimer, etcétera".

"He tenido varias referencias de que los proyectos están muy bien, es más que nada ese sentimiento de cuando haces un proyecto para ayudar a alguien más, de verdad las personas te lo agradecen mucho y se ve que de verdad lo necesitaban, la mayoría de los proyectos son de un robotcito que sólo se mueve o algo muy usual, pero que sólo es gratificante para ti, cuando empiezas a hacer algo por alguien más, es mucho mayor el gusto y la satisfacción que te da de hacerlo".

A su escasa edad, la trayectoria de Max en el mundo de los eventos de ciencia e investigación es muy amplia, participando en poco más de 50 concursos durante su estudio de preparatoria, contando con más de 30 proyectos de ayuda para discapacitados, como puede ser personas con parálisis, autismo, Alzheimer, entre otras, compitiendo en alto nivel en concursos regionales, nacionales e internacionales.

"En preparatoria logré dos participaciones internacionales y ya en la universidad logré otra acreditación internacional a una Feria de Ciencias y otra acreditación que acaba de pasar para un concurso de emprendimiento, esto ya con el Tec de Monterrey, he asistido a eventos en Morelia, Ciudad de México, Guadalajara, Mazatlán, así como fuera del país en lugares como Estados Unidos, Emiratos Árabes y Chile".

Con cada proyecto busca que se beneficie algún grupo de discapacitados. / Foto: Cortesía | Max García

Max Eduardo resaltó que en cada una de las cosas que ha trabajado, en la mayor parte han sido proyectos de algún tipo de ayuda, recordando que su primera participación en un evento importante fue un ‘Hackathon’, un concurso de 24 horas en el que tienen que hacer algún proyecto de manera improvisada, "recuerdo que el enfoque fue en un proyecto para ayudar a personas con discapacidad visual, entonces era un bastón ultrasónico, con el cual, prácticamente sin que tengas un bastón, te puede avisar si hay algo cerca de ti".

A partir de su primer proyecto, con el que tuvo buenos resultados y buenos comentarios, se involucró de lleno a seguir trabajando a favor de este grupo de gente, tratando de aprovechar las herramientas modernas para ‘echarle una mano’ a estas personas y hacer más sencilla su forma de vida.

Al concluir el bachillerato, Max García se propuso seguir su preparación en una de las instituciones de mayor prestigio como es el ITESM, aplicando para las becas Líderes del Mañana y Líderes Emprendedores, siendo finalista en ambas y aunque no quedó seleccionado, el Campus Laguna lo compensó con una beca del 90 por ciento.

"El apoyo ha sido más que nada de toda mi familia, de mi papá Lalo García, de mi mamá María Esquivel, de mis tías más que nada, mis abuelitas, todos me han ayudado, siempre han estado ahí y no quiero defraudarlos", puntualizó el ejemplar estudiante.


Numeralia:

  • 19 años tiene el joven estudiante del ITESM-Campus Laguna.


Dato:

  • La trayectoria de Max en el mundo de los eventos de ciencia e investigación es muy amplia, participando en poco más de 50 concursos durante su estudio de preparatoria.

Max Eduardo García Esquivel, estudiante que cursa el segundo semestre de la carrera de Nanotecnología en el ITESM Campus Laguna, es un ejemplar y brillante alumno que se ha impuesto como misión el ayudar a los demás, sobre todo a aquellas personas con alguna discapacidad, a quienes busca beneficiar con la mayoría de los proyectos en los que trabaja, aprovechando la ciencia y la investigación para ofrecerles un estilo de vida mejor.

Con 19 años de edad, hijo de Lalo García y María Esquivel, el joven Max se involucró en la ciencia y la investigación desde el nivel bachillerato, el cual estudió en la Universidad Autónoma de La Laguna, interesándose desde un principio en proyectos que pudieran dejar un beneficio a personas que lo necesitan, como son los discapacitados:

El joven Max García cuenta con varios reconocimientos. Aquí aparece con el Gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme. / Foto: Cortesía

"La mayoría de proyectos son para tratar de ayudar a las personas, por ejemplo, un traductor de letra Braille, de ahí se fueron desenglobando más proyectos, también en equipo de robótica empezamos a hacer campaña, un programa en donde, junto con más equipos, estuvimos creando dispositivos de ayuda para autismo, Alzheimer, etcétera".

"He tenido varias referencias de que los proyectos están muy bien, es más que nada ese sentimiento de cuando haces un proyecto para ayudar a alguien más, de verdad las personas te lo agradecen mucho y se ve que de verdad lo necesitaban, la mayoría de los proyectos son de un robotcito que sólo se mueve o algo muy usual, pero que sólo es gratificante para ti, cuando empiezas a hacer algo por alguien más, es mucho mayor el gusto y la satisfacción que te da de hacerlo".

A su escasa edad, la trayectoria de Max en el mundo de los eventos de ciencia e investigación es muy amplia, participando en poco más de 50 concursos durante su estudio de preparatoria, contando con más de 30 proyectos de ayuda para discapacitados, como puede ser personas con parálisis, autismo, Alzheimer, entre otras, compitiendo en alto nivel en concursos regionales, nacionales e internacionales.

"En preparatoria logré dos participaciones internacionales y ya en la universidad logré otra acreditación internacional a una Feria de Ciencias y otra acreditación que acaba de pasar para un concurso de emprendimiento, esto ya con el Tec de Monterrey, he asistido a eventos en Morelia, Ciudad de México, Guadalajara, Mazatlán, así como fuera del país en lugares como Estados Unidos, Emiratos Árabes y Chile".

Con cada proyecto busca que se beneficie algún grupo de discapacitados. / Foto: Cortesía | Max García

Max Eduardo resaltó que en cada una de las cosas que ha trabajado, en la mayor parte han sido proyectos de algún tipo de ayuda, recordando que su primera participación en un evento importante fue un ‘Hackathon’, un concurso de 24 horas en el que tienen que hacer algún proyecto de manera improvisada, "recuerdo que el enfoque fue en un proyecto para ayudar a personas con discapacidad visual, entonces era un bastón ultrasónico, con el cual, prácticamente sin que tengas un bastón, te puede avisar si hay algo cerca de ti".

A partir de su primer proyecto, con el que tuvo buenos resultados y buenos comentarios, se involucró de lleno a seguir trabajando a favor de este grupo de gente, tratando de aprovechar las herramientas modernas para ‘echarle una mano’ a estas personas y hacer más sencilla su forma de vida.

Al concluir el bachillerato, Max García se propuso seguir su preparación en una de las instituciones de mayor prestigio como es el ITESM, aplicando para las becas Líderes del Mañana y Líderes Emprendedores, siendo finalista en ambas y aunque no quedó seleccionado, el Campus Laguna lo compensó con una beca del 90 por ciento.

"El apoyo ha sido más que nada de toda mi familia, de mi papá Lalo García, de mi mamá María Esquivel, de mis tías más que nada, mis abuelitas, todos me han ayudado, siempre han estado ahí y no quiero defraudarlos", puntualizó el ejemplar estudiante.


Numeralia:

  • 19 años tiene el joven estudiante del ITESM-Campus Laguna.


Dato:

  • La trayectoria de Max en el mundo de los eventos de ciencia e investigación es muy amplia, participando en poco más de 50 concursos durante su estudio de preparatoria.

Torreón

Hay baja presión, pero no escasez de agua en Ampliación Los Ángeles: SIMAS

El problema es generalizado en el primer cuadro y el norte de la ciudad

Política

Luly Martínez garantiza el triunfo del Distrito 03: Ismael Hernández

Trabajarán unidos por las causas de las familias del campo

Deportes

Todo listo para la ‘5K Nogrh Run Altozano’

Será la primera competencia de este tipo desde el retorno a la nueva normalidad en este municipio

Salud

Es necesario atenderse la salud visual con expertos: Cecilia Dennie

”La diabetes y la hipertensión, son una de las principales causas de la ceguera”