/ martes 23 de marzo de 2021

Oswaldo y Mariam, discapacitados visuales, subsisten de la venta de mazapanes en Lerdo

Su limitante física no les ha desanimado para abrirse paso ante la vida

Lerdo, Durango.- Con el amor a flor de piel y sobre todo con las ganas de salir adelante pese a cualquier adversidad que la vida les ha puesto, Gerardo Oswaldo Ramírez Valenzuela y Mariam Buendía venden mazapanes y cacahuates para llevar el sustento diario; ambos padecen de una discapacidad visual pero no sueltan ‘su convicción y brújula’ del camino correcto.

Casi todos los días, a las afueras de la Parroquia del Sagrado corazón en Lerdo, a un costado de la Plaza de Armas, Oswaldo y Mariam, tomados de la mano, se disponen a vender sus dulces y gracias a la cooperación de la personas a alrededor de entre las 11 y 12 del mediodía logran vender todas las golosinas.

Hace dos semanas que comenzaron con esta actividad, dice Mariam, quien apunta que la gente siempre los ha apoyado: “Gracias a Dios a las 11 o 12 ya estamos en la casa, somos del Fraccionamiento Huizache. La verdad se siente bonito comprarle algo a mis hijos con algo que es fruto de nuestro trabajo y esfuerzo, con dinero del apoyo de la gente y la venta de dulces, he aprendido mucho de él, porque hay otras personas que por alguna discapacidad están en sus casas por alguna razón, y Oswaldo no, él me ha enseñado a que de alguna menara puedes superar cualquier obstáculo, no tener pena y andar en la calle buscando el sustento”.

Foto: Roberto Rodríguez Hernández | El Sol de La Laguna

Oswaldo, como le gusta que le llamen y como mejor lo conoce la gente, reconoce que nunca les ha faltado el sustento, mucho o poco pero siempre logran sacar ventas. Comentó que quienes gusten apoyar con alguna despensa o simplemente que no dejen de comprarles sus mazapanes y cacahuates con eso ya es mucha ayuda.

“Para nosotros significa mucho que nos volteen a ver, significa mucho, más que nada que incluyan más a las personas con discapacidad, que apoyen más estos casos, ya que para nosotros es muy difícil encontrar un trabajo. (Por ello) nos ponemos a vender dulces desde las nueve de la mañana, en la tarde regresamos de cuatro a seis y media para vender algo más”, explicó Oswaldo.

Oswaldo, padece desprendimiento de retina: “Empecé a los doce años perdiendo la vista, a los 17 años perdí el 50 por ciento de la visión y a partir de los 17 la perdí completamente”, reconoció.

Por su parte, Mariam padece retinosis pigmentosa de nacimiento; ambos tienen cierto que será complicado que a través de una cirugía recobren la vista, mas no pierden la esperanza de que con el paso del tiempo, y el avance de la ciencia, puedan encontrar la solución.

Foto: Roberto Rodríguez Hernández | El Sol de La Laguna

La pareja de enamorados y cómplices de vida es deportista. En el caso de Oswaldo, él forma parte del club de futbol adaptado para débiles visuales Murciélagos Laguna: “Yo tuve la oportunidad de jugar en el extranjero, en Sao Paulo, Brasil, me hicieron unos estudios los médicos y me indicaron que por el momento no hay una cura para este padecimiento. Ya me sometí a dos operaciones y no he podido recobrar la vista”, indicó Oswaldo.

Tanto Oswaldo como Mariam cuentan con vías de comunicación a través de las redes sociales y un número de WhatsApp que es el 871-522-2282. Precisaron que se ubica en la calle Encinas, en el número 48 del Fraccionamiento Huizache. También pueden localizarlos en sus cuentas de Facebook: Ger Valenzuela y Mariam Buendía.

Lerdo, Durango.- Con el amor a flor de piel y sobre todo con las ganas de salir adelante pese a cualquier adversidad que la vida les ha puesto, Gerardo Oswaldo Ramírez Valenzuela y Mariam Buendía venden mazapanes y cacahuates para llevar el sustento diario; ambos padecen de una discapacidad visual pero no sueltan ‘su convicción y brújula’ del camino correcto.

Casi todos los días, a las afueras de la Parroquia del Sagrado corazón en Lerdo, a un costado de la Plaza de Armas, Oswaldo y Mariam, tomados de la mano, se disponen a vender sus dulces y gracias a la cooperación de la personas a alrededor de entre las 11 y 12 del mediodía logran vender todas las golosinas.

Hace dos semanas que comenzaron con esta actividad, dice Mariam, quien apunta que la gente siempre los ha apoyado: “Gracias a Dios a las 11 o 12 ya estamos en la casa, somos del Fraccionamiento Huizache. La verdad se siente bonito comprarle algo a mis hijos con algo que es fruto de nuestro trabajo y esfuerzo, con dinero del apoyo de la gente y la venta de dulces, he aprendido mucho de él, porque hay otras personas que por alguna discapacidad están en sus casas por alguna razón, y Oswaldo no, él me ha enseñado a que de alguna menara puedes superar cualquier obstáculo, no tener pena y andar en la calle buscando el sustento”.

Foto: Roberto Rodríguez Hernández | El Sol de La Laguna

Oswaldo, como le gusta que le llamen y como mejor lo conoce la gente, reconoce que nunca les ha faltado el sustento, mucho o poco pero siempre logran sacar ventas. Comentó que quienes gusten apoyar con alguna despensa o simplemente que no dejen de comprarles sus mazapanes y cacahuates con eso ya es mucha ayuda.

“Para nosotros significa mucho que nos volteen a ver, significa mucho, más que nada que incluyan más a las personas con discapacidad, que apoyen más estos casos, ya que para nosotros es muy difícil encontrar un trabajo. (Por ello) nos ponemos a vender dulces desde las nueve de la mañana, en la tarde regresamos de cuatro a seis y media para vender algo más”, explicó Oswaldo.

Oswaldo, padece desprendimiento de retina: “Empecé a los doce años perdiendo la vista, a los 17 años perdí el 50 por ciento de la visión y a partir de los 17 la perdí completamente”, reconoció.

Por su parte, Mariam padece retinosis pigmentosa de nacimiento; ambos tienen cierto que será complicado que a través de una cirugía recobren la vista, mas no pierden la esperanza de que con el paso del tiempo, y el avance de la ciencia, puedan encontrar la solución.

Foto: Roberto Rodríguez Hernández | El Sol de La Laguna

La pareja de enamorados y cómplices de vida es deportista. En el caso de Oswaldo, él forma parte del club de futbol adaptado para débiles visuales Murciélagos Laguna: “Yo tuve la oportunidad de jugar en el extranjero, en Sao Paulo, Brasil, me hicieron unos estudios los médicos y me indicaron que por el momento no hay una cura para este padecimiento. Ya me sometí a dos operaciones y no he podido recobrar la vista”, indicó Oswaldo.

Tanto Oswaldo como Mariam cuentan con vías de comunicación a través de las redes sociales y un número de WhatsApp que es el 871-522-2282. Precisaron que se ubica en la calle Encinas, en el número 48 del Fraccionamiento Huizache. También pueden localizarlos en sus cuentas de Facebook: Ger Valenzuela y Mariam Buendía.

Torreón

Multarán a torreonenses que desperdicien el agua potable

Se establecerán horarios para actividades de riego

Torreón

Índices delictivos a la baja, resultado de efectiva coordinación entre corporaciones

La incidencia de robos en sus distintas modalidades cayó en 12 por ciento

Torreón

Atienden inquietudes de colonos cercanos a construcción del Sistema Vial 4 Caminos

Desde que inicio la obra no se han reportado percances viales en las colonias aledañas

Deportes

Inicia cuenta regresiva para Tercera Edición de Carrera Atlética Grupo Surman

La justa iniciará en punto de las 8:00 de la mañana y contará con distancias de 1, 5 y 10k

Futbol

Guerreros Sub-18, subcampeones del Clausura 2022

Atlas se convierte en campeón de esta categoría

Futbol

Santos Sub-16 cae en semifinales ante Chivas

Geovanni Pérez fue el anotador del único tanto de los Guerreros, en un marcador que terminó 2-1

Local

El IESEN realizará esculturas en honor a Gabriel Castillo Domínguez y Andrés Silva Zavala

El IESEN tiene contemplado reconstruir el busto del maestro Andrés Silva Zavala

Cd. Lerdo

Denuncian la falta de aire acondicionado en el Hospital General de Lerdo

El sindicato de trabajadores de la Salud exigen la rápida solución a este grave problema