imagotipo

Caso Coahuila, en suspenso

  • Miguel Ángel Campos Pacheco
  • en Local

Torreón, Coahuila.- Luego de que en medio de críticas el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) declaró en receso su sesión extraordinaria de trabajo iniciada este viernes a las 10 de la mañana, a fin de reanudarle a la misma hora del lunes, queda en suspenso la decisión que con gran expectativa han aguardado los coahuilenses a partir de que en un dictamen preliminar que estableció que el candidato priista a gobernador, Miguel Ángel Riquelme Solís, así como el panista Guillermo Anaya Llamas, habrían incurrido en una irregularidad al rebasar el tope establecido para la realización de gastos de campaña.

Como es sabido, la expectación en este caso se ha acentuado a partir de que comenzó a hablarse de que existe supuestamente la posibilidad de que se anulen los comicios del pasado 4 de junio para convocar a nuevas elecciones, y todavía más porque se ha llegado a especular en el sentido de que Riquelme o Anaya, o ambos, ya no podrían volver a contender como candidatos en caso de que se constate que efectivamente rebasaron los topes para gastos de campaña.

Obviamente que las hipótesis en tales términos no las ha establecido el INE en el dictamen previo elaborado por la Unidad Técnica de Fiscalización, y queda claro que finalmente no le correspondería a este instituto determinar si procede o no la anulación de los comicios sino en última instancia al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE).
No obstante que queda claro que en torno al Caso Coahuila el INE no tendrá la última palabra, la atención de los coahuilenses y en general de muchos mexicanos seguirá puesta en la decisión definitiva que se espera pueda tomarse el lunes al reanudarse la sesión del Consejo General.

GASTO INDEBIDO

Como parte de su maratónica sesión extraordinaria el Consejo General del INE determinó, con una votación de seis de sus consejeros a favor y cinco en contra, que fue indebido el uso de las tarjetas “Mi Monedero Rosa”, “Mi Monedero” y “Mi Tarjeta de Inscripción” por parte del priista Miguel Ángel Riquelme como candidato de la Coalición por un Coahuila Seguro, por considerar que se ejerció en ellas un gasto sin objeto partidista.

El acuerdo establecido al respecto impone una multa económica, por un monto de 918 mil 720 pesos, que deberán pagar los partidos políticos que conformaron la citada coalición.

De acuerdo con la comunicación oficial divulgada en este tema por el INE, el uso de “Mi Monedero Rosa” y las otras dos tarjetas contraviene lo dispuesto en el artículo 25, apartado 1, inciso n) de la Ley General de Partidos Políticos.
El precepto establece que los partidos políticos tienen la obligación de “aplicar el financiamiento de que dispongan exclusivamente para los fines que les hayan sido entregados”.

El Caso Coahuila queda en suspenso hasta el próximo lunes, luego de que el Consejo General del INE declaró un receso en su reunión extraordinaria iniciada hoy viernes.

El Caso Coahuila queda en suspenso hasta el próximo lunes, luego de que el Consejo General del INE declaró un receso en su reunión extraordinaria iniciada hoy viernes.

El presidente del Consejo General del INE, Lorenzo Córdova, refirió que el hecho de que un partido político o candidato ofrezcan un beneficio concreto, personalizado y específico, “desde mi punto de vista, es un gasto de propaganda que se convierte en una promesa de dádiva, y consecuentemente en un gasto indebido”.

Mencionó también que “de cara al 2018, más vale ir generando certezas, y no podemos permitir que este tipo de gastos sean considerados como gastos de campaña”.

En el mismo comunicado se hace alusión a comentarios de Córdova respecto a que corresponderá al Instituto Electoral de Coahuila (IEC) resolver si existió compra o coacción del voto.

Puede interesarle también: Un millón 350 mil visitantes espera Coahuila en el verano

“El uso de una dádiva a cambio del voto o el compromiso por el voto, es una competencia que, tratándose de una elección local, le corresponde al Organismo Público Local Electoral (OPLE) de la entidad de que se trate”.

En otra parte del documento se hace alusión a la intervención del consejero Enrique Andrade, quien sobre su voto en contra refiere que desde su perspectiva lo único que se entregó en este caso fue una tarjeta de cartón, es decir, no estaban entregando ni un beneficio social ni dinero a cambio.

“Es una promesa de campaña, como muchas que hay en las campañas; probablemente esta sea distinta, esta sea novedosa y a lo mejor pudiera ser hasta prohibida, pero no nos corresponde a nosotros determinarlo, le corresponde al OPLE manifestarse en este sentido si pudiera ser o no propaganda prohibida”, agregó.

DESECHA QUEJA CONTRA ANAYA

En otro de los temas abordados durante el primer día de la sesión extraordinaria del Consejo General del INE, se desechó la queja que promovió el PRI en contra del panista Guillermo Anaya, al acusarlo de fraude electoral mediante la denominada “Operación Lavado con Tarjetas” presuntamente instrumentada por el PAN.

Como se recordará, a través de su dirigente estatal Verónica Martínez, el PRI había denunciado también ante la PGR, la FEPADE y en otras instancias, una serie de delitos relacionados con la supuesta utilización de 70 millones de pesos para el pago a cerca de seis mil activistas a través de tarjetas bancarias.

Por lo que compete al INE, el Consejo General simplemente determinó desechar la queja por considerarla inadmisible.