/ miércoles 5 de agosto de 2020

Ana vende pays y galletas para poder ser médico

La lagunera cursa tercer semestre  

Torreón, Coahuila. – Ante la fuerte crisis que se ha desencadenado en nuestro país por la pandemia del Covid-19, varias familias han visto sus ingresos recortados, por lo que este próximo regreso a clases se ha convertido en una misión dura ante los fuertes gastos que esto representa, por lo que han tenido que buscar diversas opciones para solventar esta situación.

De esta forma, Ana Virginia Hernández, quien está por cursar el tercer semestre de la licenciatura en medicina en la Universidad Autónoma de Coahuila, ha visto como sus padres se han visto seriamente afectados por la crisis económica provocada por el Covid-19, por lo que para poder seguir estudiando y no desertar, ha optado por vender pays y repostería para ayudar a sus padres con sus gastos.

“Mi papá es jubilado, así que ahora con la pandemia tenemos que hacer rendir más el poco recurso que tenemos, por esta razón decidí empezar a vender los pays y las galletas de avena, para ayudar a mis papás y así también poder adquirir diversos útiles para mí escuela”, comentó.

Ana, quien cuenta que desde niña se vio fascinada por el mundo de la medicina, sabe que con esfuerzo y perseverancia puede salir adelante y más en un momento tan delicado por el cual el mundo atraviesa, por lo que, para ella, echar andar sus conocimientos en la repostería que desde niña adquirió junto a su madre y posteriormente perfeccionó con cursos y talleres, espera conseguir los más de 10 mil pesos que requiere para continuar su carrera.

“De inscripción y cuota interna son alrededor de 7 mil pesos en total, de libros depende del año a cursar, en mi primer año invertí alrededor de 3 mil 500 pesos, algunos libros nuevos, otros de medio uso, y lo que no podía adquirir, utilizaba los libros de biblioteca o PDF”, mencionó.

Ana, como es conocida por su familia y amigos, considera que las instituciones no han sido del todo congruentes con la crisis que se afronta en el mundo, pues. aunque si bien se logró una disminución en el pago de la anualidad para la UAdeC, aún así sigue siendo alta para muchos jóvenes que han tenido que ver como sus padres han perdido sus fuentes de ingresos e incluso ellos mismos.

Por último, Ana quien ofrece pays de queso desde los 120 pesos y bolsas de galleta desde los 35, trabaja sobre pedido y espera conseguir ese dinero que le asegure su lugar en la Facultad de Medicina, pues sabe que puede haber situaciones más fuertes que la de ella, pero reconoce que el objetivo es siempre seguir luchando día a día contra toda adversidad, para de esta forma alcanzar sus sueños y metas.

Torreón, Coahuila. – Ante la fuerte crisis que se ha desencadenado en nuestro país por la pandemia del Covid-19, varias familias han visto sus ingresos recortados, por lo que este próximo regreso a clases se ha convertido en una misión dura ante los fuertes gastos que esto representa, por lo que han tenido que buscar diversas opciones para solventar esta situación.

De esta forma, Ana Virginia Hernández, quien está por cursar el tercer semestre de la licenciatura en medicina en la Universidad Autónoma de Coahuila, ha visto como sus padres se han visto seriamente afectados por la crisis económica provocada por el Covid-19, por lo que para poder seguir estudiando y no desertar, ha optado por vender pays y repostería para ayudar a sus padres con sus gastos.

“Mi papá es jubilado, así que ahora con la pandemia tenemos que hacer rendir más el poco recurso que tenemos, por esta razón decidí empezar a vender los pays y las galletas de avena, para ayudar a mis papás y así también poder adquirir diversos útiles para mí escuela”, comentó.

Ana, quien cuenta que desde niña se vio fascinada por el mundo de la medicina, sabe que con esfuerzo y perseverancia puede salir adelante y más en un momento tan delicado por el cual el mundo atraviesa, por lo que, para ella, echar andar sus conocimientos en la repostería que desde niña adquirió junto a su madre y posteriormente perfeccionó con cursos y talleres, espera conseguir los más de 10 mil pesos que requiere para continuar su carrera.

“De inscripción y cuota interna son alrededor de 7 mil pesos en total, de libros depende del año a cursar, en mi primer año invertí alrededor de 3 mil 500 pesos, algunos libros nuevos, otros de medio uso, y lo que no podía adquirir, utilizaba los libros de biblioteca o PDF”, mencionó.

Ana, como es conocida por su familia y amigos, considera que las instituciones no han sido del todo congruentes con la crisis que se afronta en el mundo, pues. aunque si bien se logró una disminución en el pago de la anualidad para la UAdeC, aún así sigue siendo alta para muchos jóvenes que han tenido que ver como sus padres han perdido sus fuentes de ingresos e incluso ellos mismos.

Por último, Ana quien ofrece pays de queso desde los 120 pesos y bolsas de galleta desde los 35, trabaja sobre pedido y espera conseguir ese dinero que le asegure su lugar en la Facultad de Medicina, pues sabe que puede haber situaciones más fuertes que la de ella, pero reconoce que el objetivo es siempre seguir luchando día a día contra toda adversidad, para de esta forma alcanzar sus sueños y metas.

Policiaca

Exalcalde de Coahuila es detenido

Al igual el tesorero de su administración

Local

En Coahuila se trabaja y se apuesta por la vida de las mujeres: Miguel Riquelme

Da inicio a capacitación de personal de los Nuevos Juzgados Especializados en Violencia Familiar

Virales

[Video] Mujer sufre aterrador fenómeno paranormal

Todo fue captado por la cámara de su celular

Sociedad

Saúl Monreal, alcalde de Fresnillo, da positivo por Covid-19

Se mantendrá en aislamiento domiciliario y atenderá sus actividades virtualmente

Local

Durango, crece en el sector turístico y cinematográfico

En 2019, la derrama económica en el sector turístico superó los 466 millones de pesos

Local

Reconoce Aispuro labor del Policía Estatal también en tiempos difíciles

Con capacitación, más oportunidades y equipamiento, nos convertimos en servidores públicos profesionales: Policías