/ viernes 10 de septiembre de 2021

El otro Tom, última película mexicana a presentarse en La Mostra

Los uruguayos Rodrigo Plá y Laura Santullo abren este debate en su película El otro Tom

VENECIA. ¿Se puede catalogar de normal a un niño? ¿Bajo qué premisas? Los uruguayos Rodrigo Plá y Laura Santullo abren este debate en su película El otro Tom, producción mexicana que muestra un íntimo retrato sobre los menores bajo tratamiento psiquiátrico.

La pareja, que concurre con este largometraje en la sección Horizontes del Festival de Venecia, dedicada a las nuevas vanguardias, explica que su película surgió de su propio interés como padres de dos adolescentes en el tema de la infancia y de los problemas de conducta.

"Empezamos a enterarnos que hay muchísimos niños medicados", explica la directora.

Rodada en El Paso, Texas, casi sin actores profesionales, narra la historia de Elena (Julia Chávez), una madre latina y soltera que depende de los servicios sociales, y su hijo Tom (Israel Rodriguez Bertorelli) con problemas de comportamiento etiquetado en la escuela como un niño problemático, a quien tras diagnosticarle un déficit de atención e hiperactividad empiezan a suministrar psicofármacos.

La conducta de Tom cambia de repente, hasta que un extraño episodio, que a punto estuvo de costarle la vida, hace que la madre se cuestione los posibles efectos secundarios de la terapia y decide dejar de dar la medicina a su hijo, lo que inicia una batalla con unos impasibles servicios sociales estadounidenses, que amenazan con arrebatárselo.

La película, explican los cineastas, es fruto de un largo trabajo de investigación sobre las diferentes terapias psiquiátricas en menores en varios países del mundo, incluso en España, donde en un primer momento pensaron rodar.

➡️ SmartFilms despierta el talento de nuevos talentos del cine

Sin embargo decidieron hacerlo en El Paso, retratando así las difíciles condiciones de vida de los inmigrantes latinos.

"Hay una comunidad propia en el sur de Estados Unidos, que es la méxico-americana, que habla 'spanglish', son americanos, pero no del todo, que tampoco son mexicanos pero tiene raíces profundas en México, están un poco en el borde", explica Plá.

Eso, subrayó, contribuía a dar "esa idea de que los personajes no tienen cabida dentro de la sociedad".

Explicó que en la medida que iban investigando, se toparon con informes y estadísticas que demuestran que "los niños latinos tenían un alto índice de medicación psiquiátrica, lo cual nos hace pensar que esa evaluación de la conducta de pronto es limitada, porque no sabemos si hay padres ausentes, si vienen de situaciones difíciles del otro lado".

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El otro Tom, concluye Santullo, " tiene un objetivo claro: Cuestionar la idea de que los niños tengan que ser de un modo u otro y cómo ciertas conductas que no dejan de ser propias de la infancia hoy día son vistas como patologías".

Con esta obra, los cineastas uruguayos afincados en México compiten en el festival que concluirá el próximo sábado y se muestran emocionados de volver a participar este certamen, por el que ya pasaron con La Zona (2007), una película con Maribel Verdú y Daniel Giménez Cacho con la que ganaron el premio a la Mejor Ópera Prima, y con Un monstruo de mil cabezas (2015).

VENECIA. ¿Se puede catalogar de normal a un niño? ¿Bajo qué premisas? Los uruguayos Rodrigo Plá y Laura Santullo abren este debate en su película El otro Tom, producción mexicana que muestra un íntimo retrato sobre los menores bajo tratamiento psiquiátrico.

La pareja, que concurre con este largometraje en la sección Horizontes del Festival de Venecia, dedicada a las nuevas vanguardias, explica que su película surgió de su propio interés como padres de dos adolescentes en el tema de la infancia y de los problemas de conducta.

"Empezamos a enterarnos que hay muchísimos niños medicados", explica la directora.

Rodada en El Paso, Texas, casi sin actores profesionales, narra la historia de Elena (Julia Chávez), una madre latina y soltera que depende de los servicios sociales, y su hijo Tom (Israel Rodriguez Bertorelli) con problemas de comportamiento etiquetado en la escuela como un niño problemático, a quien tras diagnosticarle un déficit de atención e hiperactividad empiezan a suministrar psicofármacos.

La conducta de Tom cambia de repente, hasta que un extraño episodio, que a punto estuvo de costarle la vida, hace que la madre se cuestione los posibles efectos secundarios de la terapia y decide dejar de dar la medicina a su hijo, lo que inicia una batalla con unos impasibles servicios sociales estadounidenses, que amenazan con arrebatárselo.

La película, explican los cineastas, es fruto de un largo trabajo de investigación sobre las diferentes terapias psiquiátricas en menores en varios países del mundo, incluso en España, donde en un primer momento pensaron rodar.

➡️ SmartFilms despierta el talento de nuevos talentos del cine

Sin embargo decidieron hacerlo en El Paso, retratando así las difíciles condiciones de vida de los inmigrantes latinos.

"Hay una comunidad propia en el sur de Estados Unidos, que es la méxico-americana, que habla 'spanglish', son americanos, pero no del todo, que tampoco son mexicanos pero tiene raíces profundas en México, están un poco en el borde", explica Plá.

Eso, subrayó, contribuía a dar "esa idea de que los personajes no tienen cabida dentro de la sociedad".

Explicó que en la medida que iban investigando, se toparon con informes y estadísticas que demuestran que "los niños latinos tenían un alto índice de medicación psiquiátrica, lo cual nos hace pensar que esa evaluación de la conducta de pronto es limitada, porque no sabemos si hay padres ausentes, si vienen de situaciones difíciles del otro lado".

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El otro Tom, concluye Santullo, " tiene un objetivo claro: Cuestionar la idea de que los niños tengan que ser de un modo u otro y cómo ciertas conductas que no dejan de ser propias de la infancia hoy día son vistas como patologías".

Con esta obra, los cineastas uruguayos afincados en México compiten en el festival que concluirá el próximo sábado y se muestran emocionados de volver a participar este certamen, por el que ya pasaron con La Zona (2007), una película con Maribel Verdú y Daniel Giménez Cacho con la que ganaron el premio a la Mejor Ópera Prima, y con Un monstruo de mil cabezas (2015).

Local

Encabeza MARS asignación e integración de niñas, niños y adolescentes a familias solicitantes de adopción

El equipo multidisciplinario de la Dirección de Adopciones y Acogimiento Familiar, logró asignar un total 14 adolescentes en lo que va del año

Salud

Coahuila, dentro del promedio nacional en muertes por cáncer de mama

Ocupa el tercer lugar nacional, entre las entidades con mayor mortalidad por esta enfermedad

Gómez Palacio

Invita Marina Vitela a sumarse en apoyo al Teletón

Realiza su aportación en el arranque oficial del boteo 2021

Cultura

Regresa FIL Guadalajara en formato híbrido y con nuevo programa

Participarán más de 600 escritores de 46 países, teniendo a Perú como el país invitado en su 35 edición

Sociedad

Estados cortan su gasto en salud, educación y seguridad

El IMCO señala que en el primer año de la pandemia gobiernos estatales no reasignaron recursos para atender estas prioridades

Política

Diputadas piden no recortar recursos contra el cáncer

Exigen recuperar apoyos para las asociaciones que atienden esa enfermedad

Sociedad

“No perdimos un solo puesto de trabajo”: líder de sindicato alimenticio

Alejandro Martínez Araiza presume que el sindicato que dirige sólo da buenas noticias

Finanzas

Diputados avalan registro ante el SAT a partir de los 18 años

Los diputados aprobaron ayer en comisiones esta obligación para los jóvenes aunque no trabajen

Círculos

Invitan a juntar tapitas y donar cabello para pacientes con cáncer de mama

Neverías Frody se suma al Día Mundial contra el cáncer de mama con iniciativa que ayudará al pago de medicamentos