/ sábado 8 de agosto de 2020

Carlos Bardem lleva su novela Mongo Blanco a la TV

Bardem desarrollará una serie en la que narra la historia de Pedro Blanco, el mayor traficante de esclavos negros del siglo XIX

A Carlos Bardem le llevó cinco años escribir Mongo Blanco, su sexto trabajo como escritor. “Yo vengo diciendo que fueron dos años y medio de documentación y dos y medio de redacción”, dice el actor en entrevista.

La obra, que recién fue galardonada con el Premio Espartaco en la 33 Semana de Gijón y que llega a México con el sello Fondo de Cultura Económica, narra las memorias que Pedro Blanco, el mayor traficante de esclavos negros del siglo XIX, le cuenta a su médico en un manicomio, luego de años de intensa actividad entre España, Cuba y África.

Son más de 600 páginas que no podrían adaptarse a un guion cinematográfico para realizar una película de dos horas, “porque ahí lo que haces es podar y podar. Pero en una serie de televisión de varias temporadas y episodios hay espacio para conocer la frialdad, el espíritu y la riqueza de la novela”.

Bardem se encuentra trabajando con una productora para realizar una serie internacional basada en su libro. “El camino seguro es que será largo y de años, pero el interés de ambas partes está y eso es una muy buena señal”.

Eso sí, hay una condición para que la adaptación a televisión pueda realizarse. “Si no me meten no hay serie, más vale que me metan en alguno de los personajes”, bromea el actor con sonrisa de extremo a extremo. “Yo sé cuál es el personaje que interpretaría. No es el protagonista –advierte–, ese se lo daremos a alguien con más tiro”.

Para Carlos Bardem, acercar las historias de Pedro Blanco al público tiene una relevancia particular en estos tiempos donde la discusión sobre el racismo y el abuso han tomado los titulares del mundo con movimientos como Black Live Matters.

“Hay una herida que nunca se ha curado en todo el mundo y en todas las sociedades que es el racismo. Los movimientos, estas expresiones antirracistas que hay, este derribo de estatuas, este levantamiento popular en Estados Unidos tiene una explicación, porque nunca nos hemos detenido realmente como sociedad a analizar cuál es el origen del racismo”, explica el licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid.

“Mi novela te da la razón del asunto: el racismo no es biológico, nadie nace siendo racista, te hacen racista; el racismo es una construcción intelectual que siempre se hace con el propósito de esclavizar a alguien. Mi novela se ocupa de la trata de esclavos africanos, la trata trasatlántica entre África y América, pero es aplicable por supuesto también a las encomiendas de indios en la conquista o en la esclavitud en la Grecia clásica, de los bárbaros”, añade el actor.

Si bien Mongo Blanco es una ficción, Pedro Blanco y sus historias son reales. “Este tipo fue el Pablo Escobar de la trata de esclavos, fue el que cambió el juego: llegó y detectó las fallas, lo que había que hacer para cambiar el negocio. Fue un tipo muy culto, un gran marino, un aventurero arriesgado. Era en definitiva alguien excepcionalmente bueno en lo que hacía; el problema es que lo que hacía era una atrocidad”.

La intención de Bardem como autor era entender las acciones de un hombre así, sin caer en la necesidad de justificarlo. “Pedro blanco es un monstruo excepcional, es un monstruo creado por el sistema”, remata el autor. “Hay mucha voluntad mía como escritor de comprender cosas, yo escribo para comprender. El gran tema para mí de esta novela es el mal, el ejercicio del mal y me acerco a esto desde diversas posturas porque creo que eso da una visión más completa del mal absoluto”.

Mongo Blanco se lanzó en España hace dos años y es la primera publicación que Carlos Bardem presenta luego de Alacrán enamorado, en 2009 y que fue llevado al cine cuatro años después por el director Santiago Zannou. La novela se suma a sus otros títulos: Durango Perdido (1997), Muertes Ejemplares (1999), Buziana o el peso del alma (2002) y La Bardem (2005), basada en las memorias de su madre.

A Carlos Bardem le llevó cinco años escribir Mongo Blanco, su sexto trabajo como escritor. “Yo vengo diciendo que fueron dos años y medio de documentación y dos y medio de redacción”, dice el actor en entrevista.

La obra, que recién fue galardonada con el Premio Espartaco en la 33 Semana de Gijón y que llega a México con el sello Fondo de Cultura Económica, narra las memorias que Pedro Blanco, el mayor traficante de esclavos negros del siglo XIX, le cuenta a su médico en un manicomio, luego de años de intensa actividad entre España, Cuba y África.

Son más de 600 páginas que no podrían adaptarse a un guion cinematográfico para realizar una película de dos horas, “porque ahí lo que haces es podar y podar. Pero en una serie de televisión de varias temporadas y episodios hay espacio para conocer la frialdad, el espíritu y la riqueza de la novela”.

Bardem se encuentra trabajando con una productora para realizar una serie internacional basada en su libro. “El camino seguro es que será largo y de años, pero el interés de ambas partes está y eso es una muy buena señal”.

Eso sí, hay una condición para que la adaptación a televisión pueda realizarse. “Si no me meten no hay serie, más vale que me metan en alguno de los personajes”, bromea el actor con sonrisa de extremo a extremo. “Yo sé cuál es el personaje que interpretaría. No es el protagonista –advierte–, ese se lo daremos a alguien con más tiro”.

Para Carlos Bardem, acercar las historias de Pedro Blanco al público tiene una relevancia particular en estos tiempos donde la discusión sobre el racismo y el abuso han tomado los titulares del mundo con movimientos como Black Live Matters.

“Hay una herida que nunca se ha curado en todo el mundo y en todas las sociedades que es el racismo. Los movimientos, estas expresiones antirracistas que hay, este derribo de estatuas, este levantamiento popular en Estados Unidos tiene una explicación, porque nunca nos hemos detenido realmente como sociedad a analizar cuál es el origen del racismo”, explica el licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid.

“Mi novela te da la razón del asunto: el racismo no es biológico, nadie nace siendo racista, te hacen racista; el racismo es una construcción intelectual que siempre se hace con el propósito de esclavizar a alguien. Mi novela se ocupa de la trata de esclavos africanos, la trata trasatlántica entre África y América, pero es aplicable por supuesto también a las encomiendas de indios en la conquista o en la esclavitud en la Grecia clásica, de los bárbaros”, añade el actor.

Si bien Mongo Blanco es una ficción, Pedro Blanco y sus historias son reales. “Este tipo fue el Pablo Escobar de la trata de esclavos, fue el que cambió el juego: llegó y detectó las fallas, lo que había que hacer para cambiar el negocio. Fue un tipo muy culto, un gran marino, un aventurero arriesgado. Era en definitiva alguien excepcionalmente bueno en lo que hacía; el problema es que lo que hacía era una atrocidad”.

La intención de Bardem como autor era entender las acciones de un hombre así, sin caer en la necesidad de justificarlo. “Pedro blanco es un monstruo excepcional, es un monstruo creado por el sistema”, remata el autor. “Hay mucha voluntad mía como escritor de comprender cosas, yo escribo para comprender. El gran tema para mí de esta novela es el mal, el ejercicio del mal y me acerco a esto desde diversas posturas porque creo que eso da una visión más completa del mal absoluto”.

Mongo Blanco se lanzó en España hace dos años y es la primera publicación que Carlos Bardem presenta luego de Alacrán enamorado, en 2009 y que fue llevado al cine cuatro años después por el director Santiago Zannou. La novela se suma a sus otros títulos: Durango Perdido (1997), Muertes Ejemplares (1999), Buziana o el peso del alma (2002) y La Bardem (2005), basada en las memorias de su madre.

Torreón

Por recorte federal, ya no habrá clases de inglés en primarias: Flor Rentería

El PRONI era un programa a nivel nacional, debido a falta de recursos no habrá más

Torreón

Gravedad en pacientes no cambia, hay que seguirse cuidando: Especialista

La experiencia en seis meses de lucha contra el Covid-19 ha sido determinante

Torreón

Plantearán el lunes en reunión de salud posibilidad del regreso de 'empacadores'

El día 01 de octubre regresarán adultos mayores a desempeñar esta actividad en la región sureste

Política

Instituciones se debilitan ante renuncia de funcionarios: Fernández Santillán

La renuncia de ocho funcionarios a la administración federal es una muestra de que en el actual Gobierno importa más la lealtad que la capacidad en detrimento de las instituciones

Sociedad

“Ya son seis años y no tenemos nada”: padres de los 43 normalistas a AMLO

El Presidente ofreció disculpas por lo que calificó como una gran injusticia cometida por el Estado mexicano

Doble Vía

Punto Gamer | El Príncipe de Persia regresa a la realeza

Este retorno no solo representa la portabilidad del título original hacia nuestros días, sino la oportunidad de poder remasterizar todos los detalles posibles.

Mundo

Amy Coney Barrett, la antítesis de la juez Ruth Bader Ginsburg

Actualmente jueza del Tribunal de Apelaciones del Séptimo Circuito de EU, esta abogada de apenas 48 años parece ajustarse al libreto de esta Administración

Gossip

Aspiran al Ariel plasmando a México a través del cine

Los nominados a Película y Director para la edición 62 del Premio Ariel representan historias sobre la realidad de nuestro país, a partir de diversos géneros

Política

Violencia de género crece en la política; Tribunal recibe más casos

En las salas del Tribunal Electoral se atendieron 434 asuntos de 2015 hasta el corte de septiembre 2020