/ lunes 8 de junio de 2020

Gastos personales para regresar a la "nueva normalidad"

Los cubrebocas, el gel antibacterial y las toallas sanitizantes son gastos que se sumarán al día a día

Hay insumos que antes de la contingencia sanitaria no figuraban en la despensa y que ahora podrían ser considerados imprescindibles, por ejemplo: gel antibacterial, cubrebocas, toallitas desinfectanteS, entre otros.

“El regreso a la nueva normalidad será un proceso difícil, no sólo para los empresarios, que deberán adaptar sus negocios a las medidas extra de seguridad para proteger a sus empleados; también implica un reto para que las personas mantengan un control presupuestal y eviten que la crisis económica familiar sea más grave de lo que ya se avizora” señala Sebastián Medrano, director de Coru.com, una plataforma de servicios financieros en línea.

La nueva normalidad plantea un incremento en los gastos diarios, por lo que el sitio sugiere considerar estos productos del hogar en el presupuesto familiar.

La compañía integró en la lista los sanitizantes portátiles, mascarillas, caretas y cubrebocas. A medida que aumente la movilidad de las personas en la calle, es necesario que cada quien transporte su kit de sanitización o tenga su propio gel a base de alcohol, jabón portátil, además de caretas o cubrebocas obligatorios.

Recuerda que los contagios por Covid-19 siguen vigentes en el país. Contempla este nuevo gasto fijo, más allá de una sanción administrativa para tu empresa en caso de omisión, no podrás acceder a algunos sitios sin este tipo de protección.

El precio de cada cubrebocas se ubica en un rango de 20 a 500 pesos. Los precios dependen de la calidad, material y si son desechables o reutilizables. La mascarilla de mayor costo es la reusable industrial.

La careta de plástico cuesta entre 40 y 200 pesos; el gel antibacterial puede conseguirse de 30 a 150 pesos, según el tamaño. Una buena alternativa para ahorrar es comprar un equipo lavable y reusable.

Otro sector que es necesario integrar en los gastos es el transporte (público o privado) y la alimentación. Conforme avance la nueva normalidad, los restaurantes y fondas atenderán de forma común; sin embargo, lo ideal es mantener el mínimo contacto con focos de contagio.

Por ello, es necesario integrar en los planes de gasto las aplicaciones de servicio a domicilio y las de transporte privado.

Si debes volver a tu trabajo, considera el gasto de usar eventualmente algún taxi, Uber, Didi si es que el transporte público no te genera confianza aún. O bien, considera compartir los gastos de un automóvil con colegas, familiares o vecinos.

Dado que los restaurantes no tienen fecha de apertura fija, será de utilidad tener en tu celular apps de envío de comida.

Además, este tipo de servicios disminuyen el contacto con el efectivo. Otra sugerencia es elegir en las plataformas el pago con tarjeta o mediante celular si activas métodos como CoDi, cobro digital.

Invertir en un seguro. Los contagios están en aumento. Si por alguna razón de fuerza mayor debes volver a las actividades laborales y te encuentras bien de salud, es el momento ideal para contemplar la adquisición de un seguro de gastos médicos mayores, seguro de hospitalización o de vida, señala Sebastián Medrano.

Así, en caso de que ocurra un contagio por Covid-19 después, tendrás una garantía personal de apoyo financiero para cubrir gastos imprevistos que pueden afectar gravemente tu solvencia inmediata.

El directivo recordó que un de hospitalización puede costar desde 800 pesos hasta más de 30 mil pesos anuales, en caso de pólizas de gastos médicos mayores.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Hay insumos que antes de la contingencia sanitaria no figuraban en la despensa y que ahora podrían ser considerados imprescindibles, por ejemplo: gel antibacterial, cubrebocas, toallitas desinfectanteS, entre otros.

“El regreso a la nueva normalidad será un proceso difícil, no sólo para los empresarios, que deberán adaptar sus negocios a las medidas extra de seguridad para proteger a sus empleados; también implica un reto para que las personas mantengan un control presupuestal y eviten que la crisis económica familiar sea más grave de lo que ya se avizora” señala Sebastián Medrano, director de Coru.com, una plataforma de servicios financieros en línea.

La nueva normalidad plantea un incremento en los gastos diarios, por lo que el sitio sugiere considerar estos productos del hogar en el presupuesto familiar.

La compañía integró en la lista los sanitizantes portátiles, mascarillas, caretas y cubrebocas. A medida que aumente la movilidad de las personas en la calle, es necesario que cada quien transporte su kit de sanitización o tenga su propio gel a base de alcohol, jabón portátil, además de caretas o cubrebocas obligatorios.

Recuerda que los contagios por Covid-19 siguen vigentes en el país. Contempla este nuevo gasto fijo, más allá de una sanción administrativa para tu empresa en caso de omisión, no podrás acceder a algunos sitios sin este tipo de protección.

El precio de cada cubrebocas se ubica en un rango de 20 a 500 pesos. Los precios dependen de la calidad, material y si son desechables o reutilizables. La mascarilla de mayor costo es la reusable industrial.

La careta de plástico cuesta entre 40 y 200 pesos; el gel antibacterial puede conseguirse de 30 a 150 pesos, según el tamaño. Una buena alternativa para ahorrar es comprar un equipo lavable y reusable.

Otro sector que es necesario integrar en los gastos es el transporte (público o privado) y la alimentación. Conforme avance la nueva normalidad, los restaurantes y fondas atenderán de forma común; sin embargo, lo ideal es mantener el mínimo contacto con focos de contagio.

Por ello, es necesario integrar en los planes de gasto las aplicaciones de servicio a domicilio y las de transporte privado.

Si debes volver a tu trabajo, considera el gasto de usar eventualmente algún taxi, Uber, Didi si es que el transporte público no te genera confianza aún. O bien, considera compartir los gastos de un automóvil con colegas, familiares o vecinos.

Dado que los restaurantes no tienen fecha de apertura fija, será de utilidad tener en tu celular apps de envío de comida.

Además, este tipo de servicios disminuyen el contacto con el efectivo. Otra sugerencia es elegir en las plataformas el pago con tarjeta o mediante celular si activas métodos como CoDi, cobro digital.

Invertir en un seguro. Los contagios están en aumento. Si por alguna razón de fuerza mayor debes volver a las actividades laborales y te encuentras bien de salud, es el momento ideal para contemplar la adquisición de un seguro de gastos médicos mayores, seguro de hospitalización o de vida, señala Sebastián Medrano.

Así, en caso de que ocurra un contagio por Covid-19 después, tendrás una garantía personal de apoyo financiero para cubrir gastos imprevistos que pueden afectar gravemente tu solvencia inmediata.

El directivo recordó que un de hospitalización puede costar desde 800 pesos hasta más de 30 mil pesos anuales, en caso de pólizas de gastos médicos mayores.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deportes

Liosas dominan Liga Femenil de Futbol 7

Con paso perfecto en ocho jornadas, son líderes absolutas

Deportes

Manuel Ramírez Reyes recibe emotivo homenaje

Manuel Ramírez Reyes agradeció a todos los jugadores que han pasado por su equipo y que desinteresadamente defendieron sus colores

Sociedad

Guardia Nacional tendrá presupuesto adicional de 50 mil mdp en 2023: AMLO

Además, el mandatario indicó que enviará una iniciativa para que la GN dependa de manera directa de la Sedena

Torreón

Dispersan quinceañera en ejido de Torreón; siguen las fiestas masivas 

El baile se realizaba sin ninguna medida sanitaria con aglomeración considerable y en la vía pública