/ martes 10 de diciembre de 2019

Como película, ella pierde la memoria y él la volvió a conquistar

La joven desde los 10 años sufre ataque epilépticos

Una auténtica historia de película es la que medios británicos han reportado, pues han dado seguimiento a la historia de un par de jóvenes enamorados, con futuro por delante, pero donde una enfermedad los desgastó y los consumió, haciendo que afrontaran un duro golpe que los marcaría sin duda alguna para el resto de sus días.

Jessica Sharman, una joven británica de 20 años de edad, sufrió en marzo del año 2016 un ataque de epilepsia mientras viajaba en un tren con su madre, lo que provocó que en su mente quedará en blanco, desconociendo a su madre, a su familia y a su novio, quien sufrió un duro golpe por este suceso.

Desde el 2010, esta chica fue diagnosticada con epilepsia y presentaba algunos episodios de amnesia luego de las crisis, pero en esta ocasión todo fue mucho más allá; de hecho, ni siquiera podía reconocer a su familia. Después del ataque tuvieron que mostrarle fotografías para convencerla de que se fuera en el automóvil con ellos.

Te recomendamos:

Ante esto, la chica tuvo que mirar una serie de fotografías para poder reconocerse y así confiar en su familia y amigos, ya que no se sentía segura con ellos en ningún momento, pues tenía miedo al considerar que eran unos desconocidos.

“Mi mundo se vino abajo ese día. Vi a esa mujer corriendo hacia mí, no tenía idea de quién era. Era mi madre y solo la miré sin comprender. Sintiendo mi miedo, mamá puso su mano tranquilizadora en mi rodilla, pero la alejé. Su gesto se sintió demasiado íntimo, viniendo de un extraño”.

Pero ese momento no fue el más difícil al que se enfrentó, pues tuvo que lidiar con otro extraño que quería abrazarlo y salir con ella, su novio, una persona que para los ojos de Jessica, era una persona desconocida, sin embargo trató de convivir con él, pero dos semanas después del accidente y al no sentirse cómoda, decidió dar por terminada la relación, decisión que terminó pesando demasiado en el joven.

Pero el hombre decidió no respetar su decisión y en cambio, se propuso un solo objetivo, reconquistar a la joven mujer, volver a provocar en ella las emociones que tiempo atrás los unieron.

“No vi cómo podría funcionar. Para mí, él todavía era un extraño. Estaba devastado pero firme en que pudiéramos recuperar lo que teníamos. Al ver lo apasionado que estaba, me convenció de que debía cuidar de mí, así que acepté salir con él, pero no le hice ninguna promesa”, comentó Jessica Sharman.

De esta forma y a pesar de que el diagnóstico médico no es prometedor, debido a que existe un 50 por ciento de probabilidades de que la joven jamás recupere la memoria, la pareja trabaja ahora en generar nuevos recuerdos, en crear un nuevo vínculo, que sea tan fuerte como el primero que los llevó a ser una pareja sólida y estable.

Una auténtica historia de película es la que medios británicos han reportado, pues han dado seguimiento a la historia de un par de jóvenes enamorados, con futuro por delante, pero donde una enfermedad los desgastó y los consumió, haciendo que afrontaran un duro golpe que los marcaría sin duda alguna para el resto de sus días.

Jessica Sharman, una joven británica de 20 años de edad, sufrió en marzo del año 2016 un ataque de epilepsia mientras viajaba en un tren con su madre, lo que provocó que en su mente quedará en blanco, desconociendo a su madre, a su familia y a su novio, quien sufrió un duro golpe por este suceso.

Desde el 2010, esta chica fue diagnosticada con epilepsia y presentaba algunos episodios de amnesia luego de las crisis, pero en esta ocasión todo fue mucho más allá; de hecho, ni siquiera podía reconocer a su familia. Después del ataque tuvieron que mostrarle fotografías para convencerla de que se fuera en el automóvil con ellos.

Te recomendamos:

Ante esto, la chica tuvo que mirar una serie de fotografías para poder reconocerse y así confiar en su familia y amigos, ya que no se sentía segura con ellos en ningún momento, pues tenía miedo al considerar que eran unos desconocidos.

“Mi mundo se vino abajo ese día. Vi a esa mujer corriendo hacia mí, no tenía idea de quién era. Era mi madre y solo la miré sin comprender. Sintiendo mi miedo, mamá puso su mano tranquilizadora en mi rodilla, pero la alejé. Su gesto se sintió demasiado íntimo, viniendo de un extraño”.

Pero ese momento no fue el más difícil al que se enfrentó, pues tuvo que lidiar con otro extraño que quería abrazarlo y salir con ella, su novio, una persona que para los ojos de Jessica, era una persona desconocida, sin embargo trató de convivir con él, pero dos semanas después del accidente y al no sentirse cómoda, decidió dar por terminada la relación, decisión que terminó pesando demasiado en el joven.

Pero el hombre decidió no respetar su decisión y en cambio, se propuso un solo objetivo, reconquistar a la joven mujer, volver a provocar en ella las emociones que tiempo atrás los unieron.

“No vi cómo podría funcionar. Para mí, él todavía era un extraño. Estaba devastado pero firme en que pudiéramos recuperar lo que teníamos. Al ver lo apasionado que estaba, me convenció de que debía cuidar de mí, así que acepté salir con él, pero no le hice ninguna promesa”, comentó Jessica Sharman.

De esta forma y a pesar de que el diagnóstico médico no es prometedor, debido a que existe un 50 por ciento de probabilidades de que la joven jamás recupere la memoria, la pareja trabaja ahora en generar nuevos recuerdos, en crear un nuevo vínculo, que sea tan fuerte como el primero que los llevó a ser una pareja sólida y estable.

Local

Coahuila también ‘le entra’ a las consultas ciudadanas

Miguel Riquelme aseguró que le tomará la palabra al presidente de la República