/ jueves 19 de marzo de 2020

Velorios de fallecidos por coronavirus: fríos, solitarios… A veces imposibles

La cuarentena o el miedo a ser contagiados deja solos los funerales

Torreón, Coahuila.- La mayoría de las muertes ocasionadas por la nueva cepa del coronavirus Covid-19 se han presentado en personas de la tercera edad con patologías previas como la hipertensión, diabetes y enfermedades coronarias.

Según la última información proporcionada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad que tuvo epicentro en Wuhan, China se ha contagiado en 239 mil personas en 169 países, registrando un total de 9 mil 318 decesos, de ellos varios miles en China y otros en Europa.

En la religión cristiana, las personas suelen velar a sus difuntos para posteriormente enterrarlos o cremarlos y depositar sus cenizas; sin embargo, con el brote de la enfermedad esto ha cambiado en occidente.

EN ITALIA

En Italia, por ejemplo, el diario Clarín recogió que en la ciudad de Bérgamo, la muerte de Renzo Carlo Testa, de 85 años, a causa de coronavirus ha dejado su cuerpo en un ataúd por, hasta ahora, cinco días, apilado en la iglesia del cementerio local, el cual está cerrado al público.

En entrevista, su esposa Franca Stefanelli de 50 años, aseguró que quisiera darle el funeral apropiado; no obstante, actualmente los servicios funerarios son ilegales en toda Italia, esto pues implica la aglomeración de personas en un punto específico.

Además, en todo caso, ni ella ni sus hijos podrían asistir por la restricción mencionada anteriormente. Y así es con el resto de las familias pues la ley de emergencia nacional promulgada la semana pasada prohibió cualquier ceremonia civil y religiosa para impedir la diseminación del virus.

Esto, sin mencionar, que como consecuencia del aislamiento, las personas que mueren con o por coronavirus mueren en la soledad, sin ningún familiar o amigos cerca. Ello llevó a las asociaciones a recoger y donar tabletas para entregarlas en hospitales para que puedan hacerse videollamadas.

En el suelo italiano, por lo pronto, se ha permitido solo que los sacerdotes, y unos pocos familiares usando cubrebocas y manteniendo la distancia, hagan un responso en los entierros. A pesar de ello, en algunas partes del sur de este país se rompen las reglas, mismas por las que los dueños de las funerarias podrían ir tres meses a prisión.

EL CASO ESPAÑOL

Mientras tanto, en España, el periódico El País, realizó una crónica en la capital, Madrid, donde un hombre de 81 años que falleció en el hospital de Torrejón de Ardoz fue velado pero no visitado salvo por algunos familiares.

Uno de los hijos, entrevistado, explicó que esto se debe a que todos los amigos de su padre son mayores y no se atreven a venir, esto pues “la gente tiene mucho miedo”.

En el país ibérico, a pesar de cuarentena obligatoria establecida por el gobierno, el Ministerio de Sanidad emitió una norma dictando la posibilidad de estos eventos con el ataúd cerrado y otras medidas que adopta la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid.

La recomendación es que no se lleven a cabo, mas la gente tiene el derecho a decidir, tras lo cual se toman medidas como desinfectar toda la sala. No obstante, muchas empresas privadas rechazan cualquier muerte por coronavirus.

RECOMENDACIÓN DE LA OMS

El Ministerio de Salud Pública de República Dominicana alerta que no hay, por el momento, una guía para el manejo de cadáveres de personas fallecidas por Covid-19, pero puede ser contemplada por lo pronto, las Directrices sobre Prevención y Control de las Infecciones Respiratorias Agudas con Tendencia Epidémica y Pandémica durante la Atención Sanitaria de la OMS.

Dicho documento establece en primer lugar que le fallecido debe ser trasladado lo antes posible al destino final (inhumación o crematorio) y antes de proceder se le debe permitir el acceso a familiares y amigos sin que estos establezcan contacto con el cadáver, así como tomando medidas como uso de guantes, cubre bocas y protección ocular.

Torreón, Coahuila.- La mayoría de las muertes ocasionadas por la nueva cepa del coronavirus Covid-19 se han presentado en personas de la tercera edad con patologías previas como la hipertensión, diabetes y enfermedades coronarias.

Según la última información proporcionada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad que tuvo epicentro en Wuhan, China se ha contagiado en 239 mil personas en 169 países, registrando un total de 9 mil 318 decesos, de ellos varios miles en China y otros en Europa.

En la religión cristiana, las personas suelen velar a sus difuntos para posteriormente enterrarlos o cremarlos y depositar sus cenizas; sin embargo, con el brote de la enfermedad esto ha cambiado en occidente.

EN ITALIA

En Italia, por ejemplo, el diario Clarín recogió que en la ciudad de Bérgamo, la muerte de Renzo Carlo Testa, de 85 años, a causa de coronavirus ha dejado su cuerpo en un ataúd por, hasta ahora, cinco días, apilado en la iglesia del cementerio local, el cual está cerrado al público.

En entrevista, su esposa Franca Stefanelli de 50 años, aseguró que quisiera darle el funeral apropiado; no obstante, actualmente los servicios funerarios son ilegales en toda Italia, esto pues implica la aglomeración de personas en un punto específico.

Además, en todo caso, ni ella ni sus hijos podrían asistir por la restricción mencionada anteriormente. Y así es con el resto de las familias pues la ley de emergencia nacional promulgada la semana pasada prohibió cualquier ceremonia civil y religiosa para impedir la diseminación del virus.

Esto, sin mencionar, que como consecuencia del aislamiento, las personas que mueren con o por coronavirus mueren en la soledad, sin ningún familiar o amigos cerca. Ello llevó a las asociaciones a recoger y donar tabletas para entregarlas en hospitales para que puedan hacerse videollamadas.

En el suelo italiano, por lo pronto, se ha permitido solo que los sacerdotes, y unos pocos familiares usando cubrebocas y manteniendo la distancia, hagan un responso en los entierros. A pesar de ello, en algunas partes del sur de este país se rompen las reglas, mismas por las que los dueños de las funerarias podrían ir tres meses a prisión.

EL CASO ESPAÑOL

Mientras tanto, en España, el periódico El País, realizó una crónica en la capital, Madrid, donde un hombre de 81 años que falleció en el hospital de Torrejón de Ardoz fue velado pero no visitado salvo por algunos familiares.

Uno de los hijos, entrevistado, explicó que esto se debe a que todos los amigos de su padre son mayores y no se atreven a venir, esto pues “la gente tiene mucho miedo”.

En el país ibérico, a pesar de cuarentena obligatoria establecida por el gobierno, el Ministerio de Sanidad emitió una norma dictando la posibilidad de estos eventos con el ataúd cerrado y otras medidas que adopta la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid.

La recomendación es que no se lleven a cabo, mas la gente tiene el derecho a decidir, tras lo cual se toman medidas como desinfectar toda la sala. No obstante, muchas empresas privadas rechazan cualquier muerte por coronavirus.

RECOMENDACIÓN DE LA OMS

El Ministerio de Salud Pública de República Dominicana alerta que no hay, por el momento, una guía para el manejo de cadáveres de personas fallecidas por Covid-19, pero puede ser contemplada por lo pronto, las Directrices sobre Prevención y Control de las Infecciones Respiratorias Agudas con Tendencia Epidémica y Pandémica durante la Atención Sanitaria de la OMS.

Dicho documento establece en primer lugar que le fallecido debe ser trasladado lo antes posible al destino final (inhumación o crematorio) y antes de proceder se le debe permitir el acceso a familiares y amigos sin que estos establezcan contacto con el cadáver, así como tomando medidas como uso de guantes, cubre bocas y protección ocular.

Torreón

Por vez primera, Semana Santa se vivirá en casa

Diócesis de Torreón transmitirá por televisión abierta y exhorta a quedarse en casa

Torreón

Habrá pruebas de Covid-19 a domicilio

Con nuevos laboratorios y vehículos de trabajo se multiplicarán los exámenes

Torreón

Desde mañana cerrará SIMAS sus oficinas

Reanudarán sus actividades el próximo lunes