/ miércoles 3 de marzo de 2021

Crimen organizado y pandemia, ¿Qué afecta más la salud mental de los mexicanos?

Los mexicanos han tenido que enfrentar crisis de inseguridad y sanitarias

Torreón, Coahuila. - En los últimos 10 años, los mexicanos han tenido que enfrentar serias crisis que han puesto a prueba y han llevado al límite la salud mental de los ciudadanos, pues si bien desde finales del 2007 han tenido que enfrentar la crisis de inseguridad derivada de la guerra contra el narcotráfico, la cual además de cobrar crudamente miles de vida y sembrar miedo y pánico, ha trastocado la salud mental de la sociedad, sin embargo, desde inicios del 2020, el país ha tenido que enfrentar otro problema severo, la crisis sanitaria derivada del Covid-19, el cual generó que casi gran parte de las actividades se pararán y se tuviera que recurrir a un confinamiento con el fin de garantizar la salud.

Esto, sin lugar a dudas de una u otra forma y sin conectarse una crisis con la otra han generado graves impactos en la salud mental de la personas, sobre todo en los jóvenes, quienes se han visto afectados por ambas cosas en diferentes lapsos de tiempo, pues si bien hace diez años el peligro era una bala o un enfrentamiento armado, también provocaba miedo, pánico, estrés y ansiedad, pues estos se volvieron muy comunes en cualquier hora del día, provocando que la vida nocturna se viera afectada, pero también negocios y comercios, por lo que andar en las calles generaba gran estrés y ansiedad ante el riesgo de sufrir un atentado.

Misma situación, ha desencadenado la pandemia por el Covid-19, pues de acuerdo a especialistas de la salud mental, debido al confinamiento se han producido grandes niveles de ansiedad y estrés entre los ciudadanos que han tenido que optar por el confinamiento, derivando además de episodios de insomnio, en depresiones que se han manifestado y que son producto por el aislamiento social que se vive desde el 2020.

Crimen organizado

El ambiente de violencia presente en el país desde hace diez años impacta de manera negativa en la salud mental de los mexicanos. A esta conclusión llegó la primera mesa de discusión del Foro Nacional sobre Salud Mental e Intervenciones Psicosocial en Contextos de Violencia. En el simposio -organizado por Médicos Sin Fronteras- María Elena Medina Mora, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría, aseguró que la depresión y el estrés post traumático son las dos principales consecuencias psicológicas de la exposición de diez años de violencia, luego de la “guerra” contra narcotráfico declarada por el expresidente Felipe Calderón.

Además, señaló que los principales delitos que generan estos padecimientos son el abuso sexual, la persecución y el secuestro, por lo que reiteró que la violencia es el principal factor de riesgo para desarrollar problemas relacionados con la salud mental. En la conversación que se llevó a cabo en las instalaciones del Instituto de Psiquiatría, Juan Ramón de la Fuente, exrector de la UNAM, aseguró que los mexicanos viven un marco de violencia colectiva al padecer los embates de los grupos del crimen organizado, pero también del Estado y sus instituciones.

El académico añadió que los actos violentos repercuten de manera directa en los derechos humanos de las personas y resaltó las consecuencias que generan en la salud emocional de las mismas. Por esta razón sostuvo que la política de combate al crimen organizado es errónea y que la respuesta de militarización para “tratar de contener con poco éxito la ola violencia”, tiene efectos negativos en la salud de los mexicanos. Afirmó: “Los impactos en la salud mental y en la salud general ya son evidentes con la disminución de un año en la esperanza de vida de hombres y mujeres jóvenes”. Normalización de la barbarie.

Covid-19

La pandemia por coronavirus ha puesto de manifiesto la necesidad de aumentar urgentemente la inversión en servicios de salud mental si el mundo no se quiere arriesgar a que se produzca un aumento drástico de las enfermedades psíquicas. Aunque una de las recomendaciones más importantes de las autoridades de salud de todos los países fue el aislamiento social para evitar la propagación del coronavirus, esta acción puede tener un impacto emocional, de acuerdo con una alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“El aislamiento significa la pérdida de la rutina habitual. Ya sean actividades del hogar, el trabajo y la escuela, así como actividades físicas y de esparcimiento, con esto hay pérdida o reducción de la interacción social con familia y amigos y, sin duda, la limitación del contacto físico con las demás personas que nos rodean.

“Ante estas limitaciones en una primera etapa pueden presentarse reacciones como estrés, ansiedad, también la preocupación y el temor a enfermarse pueden traer consigo sentimientos de tristeza o algunos problemas para dormir, y estas reacciones son totalmente normales ante situaciones inusuales como la pandemia”, explica a Newsweek México Adrián Cantú, gestor de actividad de salud mental de Médicos Sin Fronteras.

Varias instituciones educativas han puesto en marcha programas de apoyo para sus estudiantes

El impacto emocional puede agravarse, comenta el experto, y esto sucede cuando estas emociones, que al inicio son una respuesta normal y esperada, continúan a lo largo de los días y persisten, provocando dificultad para el desarrollo de las actividades diarias. Este impacto, además, puede llevar a síntomas más graves como depresión o sentimientos de desesperanza, tristeza, cambios en el apetito, insomnio o dormir demasiado, ansiedad, estrés agudo o incluso síntomas de estrés postraumático, ira, fastidio y agotamiento emocional intenso.

De acuerdo con un estudio publicado en Perspectives on Psychological Science, la soledad y el aislamiento social son dos veces más perjudiciales para la salud física y mental que la obesidad. “La falta de conexión social aumenta los riesgos para la salud tanto como fumar 15 cigarrillos diarios o tener un trastorno por consumo de alcohol”, explica la doctora en psicología y neurociencia de la Universidad Brighman Young, Julianne Holt-Lunstad, quien investiga las consecuencias psicológicas del aislamiento social como medida para evitar los contagios por coronavirus.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, considera por su parte que “los efectos de la pandemia en la salud mental están siendo sumamente preocupantes: el aislamiento social, el miedo al contagio y el fallecimiento de familiares se ven agravados por la angustia que causa la pérdida de ingresos y de empleos”. El coronavirus es un estresante psicológico significativo, además, tiene un gran impacto en todas las facetas de la vida y organización de las personas en prácticamente todos los sectores sociales y económicos del mundo.

De esta forma, especialistas reafirman que sin duda alguna el mexicano se ha tenido que enfrentar a serios problemas que han impedido su sano desarrollo y que han afectado su salud mental, ya sea por el crimen organizado o por el Covid-19, la sociedad ha tenido un aumento considerable en casos de enfermedades mentales derivado de estos dos fenómenos sociales que han afectado al país en los últimos años.

Torreón, Coahuila. - En los últimos 10 años, los mexicanos han tenido que enfrentar serias crisis que han puesto a prueba y han llevado al límite la salud mental de los ciudadanos, pues si bien desde finales del 2007 han tenido que enfrentar la crisis de inseguridad derivada de la guerra contra el narcotráfico, la cual además de cobrar crudamente miles de vida y sembrar miedo y pánico, ha trastocado la salud mental de la sociedad, sin embargo, desde inicios del 2020, el país ha tenido que enfrentar otro problema severo, la crisis sanitaria derivada del Covid-19, el cual generó que casi gran parte de las actividades se pararán y se tuviera que recurrir a un confinamiento con el fin de garantizar la salud.

Esto, sin lugar a dudas de una u otra forma y sin conectarse una crisis con la otra han generado graves impactos en la salud mental de la personas, sobre todo en los jóvenes, quienes se han visto afectados por ambas cosas en diferentes lapsos de tiempo, pues si bien hace diez años el peligro era una bala o un enfrentamiento armado, también provocaba miedo, pánico, estrés y ansiedad, pues estos se volvieron muy comunes en cualquier hora del día, provocando que la vida nocturna se viera afectada, pero también negocios y comercios, por lo que andar en las calles generaba gran estrés y ansiedad ante el riesgo de sufrir un atentado.

Misma situación, ha desencadenado la pandemia por el Covid-19, pues de acuerdo a especialistas de la salud mental, debido al confinamiento se han producido grandes niveles de ansiedad y estrés entre los ciudadanos que han tenido que optar por el confinamiento, derivando además de episodios de insomnio, en depresiones que se han manifestado y que son producto por el aislamiento social que se vive desde el 2020.

Crimen organizado

El ambiente de violencia presente en el país desde hace diez años impacta de manera negativa en la salud mental de los mexicanos. A esta conclusión llegó la primera mesa de discusión del Foro Nacional sobre Salud Mental e Intervenciones Psicosocial en Contextos de Violencia. En el simposio -organizado por Médicos Sin Fronteras- María Elena Medina Mora, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría, aseguró que la depresión y el estrés post traumático son las dos principales consecuencias psicológicas de la exposición de diez años de violencia, luego de la “guerra” contra narcotráfico declarada por el expresidente Felipe Calderón.

Además, señaló que los principales delitos que generan estos padecimientos son el abuso sexual, la persecución y el secuestro, por lo que reiteró que la violencia es el principal factor de riesgo para desarrollar problemas relacionados con la salud mental. En la conversación que se llevó a cabo en las instalaciones del Instituto de Psiquiatría, Juan Ramón de la Fuente, exrector de la UNAM, aseguró que los mexicanos viven un marco de violencia colectiva al padecer los embates de los grupos del crimen organizado, pero también del Estado y sus instituciones.

El académico añadió que los actos violentos repercuten de manera directa en los derechos humanos de las personas y resaltó las consecuencias que generan en la salud emocional de las mismas. Por esta razón sostuvo que la política de combate al crimen organizado es errónea y que la respuesta de militarización para “tratar de contener con poco éxito la ola violencia”, tiene efectos negativos en la salud de los mexicanos. Afirmó: “Los impactos en la salud mental y en la salud general ya son evidentes con la disminución de un año en la esperanza de vida de hombres y mujeres jóvenes”. Normalización de la barbarie.

Covid-19

La pandemia por coronavirus ha puesto de manifiesto la necesidad de aumentar urgentemente la inversión en servicios de salud mental si el mundo no se quiere arriesgar a que se produzca un aumento drástico de las enfermedades psíquicas. Aunque una de las recomendaciones más importantes de las autoridades de salud de todos los países fue el aislamiento social para evitar la propagación del coronavirus, esta acción puede tener un impacto emocional, de acuerdo con una alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“El aislamiento significa la pérdida de la rutina habitual. Ya sean actividades del hogar, el trabajo y la escuela, así como actividades físicas y de esparcimiento, con esto hay pérdida o reducción de la interacción social con familia y amigos y, sin duda, la limitación del contacto físico con las demás personas que nos rodean.

“Ante estas limitaciones en una primera etapa pueden presentarse reacciones como estrés, ansiedad, también la preocupación y el temor a enfermarse pueden traer consigo sentimientos de tristeza o algunos problemas para dormir, y estas reacciones son totalmente normales ante situaciones inusuales como la pandemia”, explica a Newsweek México Adrián Cantú, gestor de actividad de salud mental de Médicos Sin Fronteras.

Varias instituciones educativas han puesto en marcha programas de apoyo para sus estudiantes

El impacto emocional puede agravarse, comenta el experto, y esto sucede cuando estas emociones, que al inicio son una respuesta normal y esperada, continúan a lo largo de los días y persisten, provocando dificultad para el desarrollo de las actividades diarias. Este impacto, además, puede llevar a síntomas más graves como depresión o sentimientos de desesperanza, tristeza, cambios en el apetito, insomnio o dormir demasiado, ansiedad, estrés agudo o incluso síntomas de estrés postraumático, ira, fastidio y agotamiento emocional intenso.

De acuerdo con un estudio publicado en Perspectives on Psychological Science, la soledad y el aislamiento social son dos veces más perjudiciales para la salud física y mental que la obesidad. “La falta de conexión social aumenta los riesgos para la salud tanto como fumar 15 cigarrillos diarios o tener un trastorno por consumo de alcohol”, explica la doctora en psicología y neurociencia de la Universidad Brighman Young, Julianne Holt-Lunstad, quien investiga las consecuencias psicológicas del aislamiento social como medida para evitar los contagios por coronavirus.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, considera por su parte que “los efectos de la pandemia en la salud mental están siendo sumamente preocupantes: el aislamiento social, el miedo al contagio y el fallecimiento de familiares se ven agravados por la angustia que causa la pérdida de ingresos y de empleos”. El coronavirus es un estresante psicológico significativo, además, tiene un gran impacto en todas las facetas de la vida y organización de las personas en prácticamente todos los sectores sociales y económicos del mundo.

De esta forma, especialistas reafirman que sin duda alguna el mexicano se ha tenido que enfrentar a serios problemas que han impedido su sano desarrollo y que han afectado su salud mental, ya sea por el crimen organizado o por el Covid-19, la sociedad ha tenido un aumento considerable en casos de enfermedades mentales derivado de estos dos fenómenos sociales que han afectado al país en los últimos años.

Local

'Soy una mujer que jala parejo para todos', Susy Torrecillas en Villa Nazareno

Se comprometió a gestionar como diputada la construcción de una clínica para Villa Nazareno

Moda

Moda orgánica, la alternativa contra la crueldad animal

La firma Sentient implementa el uso del nopal y otras fibras vegetales para sustituir el uso de la piel 

Celebridades

Alejandro Fernández da positivo a Covid-19; se pierde los Latin American Music Awards

Fuentes del equipo de Anitta explicaron a Efe que la cantautora dio negativo en el examen privado de detección de covid-19 que se realizó con un médico de confianza

Sociedad

Aprueban ley de protección de periodistas en Edomex

Prohíbe medidas que obstruyan el contacto de la prensa con funcionarios

Celebridades

"Te vamos a extrañar", famosos dan el último adiós a Patricio Castillo

Muere este jueves el actor Patricio Castillo, luego de permanecer más de un mes hospitalizado

Celebridades

Caloncho deja de lado el optimismo y explora la nostalgia en su tercer álbum

Luna completa y Sensei han sido los primeros avances que el cantante ha compartido con su público en los últimos meses

Gossip

Con Luna de sangre, la directora Emma Tammi replantea el mito del hombre lobo

Esta es la trama que desarrolla Luna de sangre, película que estrena hoy a las 23:45 horas por Space