/ viernes 30 de julio de 2021

Celos, sus tipos y su posible consecuencia: una relación tóxica

Los celos son una emoción innata que todos llegan a experimentar, pero hay quienes sufren celos patológicos

Es un tanto común que al tener una relación amistosa o amorosa en alguna ocasión se haya sentido algo sin dudar identificamos como celos, pero ¿en realidad conocemos qué son los celos y sabemos las consecuencias que traen consigo como una mala salud mental o posible relación tóxica? Te lo explicamos a continuación.

¿Qué son los celos desde la psicología?

Los celos se basan en el temor a temer lo que se posee o se cree debería tener. / Foto: Antonio Meléndez | El Sol de La Laguna

De acuerdo con el sitio especializado en psicología, Amparo Calandín Psicólogos, los celos son un estado emotivo ansioso que se debe al miedo que una persona tiene a perder lo que se tiene o lo que se cree se debería poseer: amor, amistad, poder, imagen socioeconómica, poder, entre otras.

En la mayoría de los casos siguiendo al mismo portal web, los celos se relacionan con un tema afectivo, por ejemplo, en ese momento en el que se presenta cierta confusión, parálisis o sentimiento obsesivo de que la persona que se ama o quiere prefiera estar con otra y, por ende, la relación está “bajo amenaza”.

Con frecuencia, los celos son confundidos con la envida; sin embargo, en esta última sensación, la persona desea lo que no tiene, mientras que en los celos existe certeza de la posesión, pero también hay un factor de inseguridad que genera angustia, problemas de autoestima y ansiedad.

Las claves del origen de los celos

Desde la psicología, según Amparo Calandín Psicólogos, los celos son una emoción que se posee desde que se nace, mas es necesario que algo los catalice y se manifieste. Tres pueden ser las causas principales de los celos:

Las experiencias infantiles que experimentó una persona como una escena de celos entre sus padres o familiares cercanos.

El contexto sociocultural y el entorno social, es decir, las experiencias anteriores amistosas y amorosas de una persona que, en caso de no estar resueltas, pueden cobrar factura psicológica y provocar miedos.

El tipo de relación que se mantiene entre una persona celosa y su pareja actual, así como los patrones que provocan los celos entre ambos.

Todo lo anterior en conjunto puede provocar los rasgos de personalidad de la persona celosa: inseguridad y dependencia emocional, desconfianza hacia los demás, baja autoestima, así como introversión y carencia de habilidades sociales.

¿Qué tipos de celos existen?

Existen diferentes tipos de celos; identificarlos es posible desde la psicología y por la forma en la que se manifiestan. / Foto: Antonio Meléndez | El Sol de La Laguna

Amparo Calandín Psicólogos identifica dos tipos de celos:

Celos adaptativos

En los que una persona siente una amenaza real de una relación que valora.

Celos patológicos

Se tratan de una distorsión de la realidad en la que la vivencia puede ser delirante, o sea, una creencia falsa que se basa en inferencias equivocadas de la realidad externa que llevan a asegurar que alguien, sin duda, fue infiel. Esto vuelve los celos enfermizos y desemboca en una relación tóxica.

Además, los celos, según el Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE) pueden mostrarse de dos maneras diferentes:

Celos manifiestos

Cuando una persona desconfía de su pareja y la interroga sobre sus compañeros de otros círculos sociales, lo que lo lleva a manifestar enfado, sobre todo si su pareja no da a conocer con quién habló.

Celos ocultos

Ocurren cuando una persona no reclama a su pareja sobre la relación que tiene con otros, mas refleja actitudes groseras hacia su pareja con el fin de minimizarle o criticar sus actividades con el fin de que no se sienta superior.

Las relaciones tóxicas y los celos

Los celos pueden llevar a una relación tóxica. / Foto: Antonio Meléndez | El Sol de La Laguna

De acuerdo con el sitio de psicología Amparo Calandín Psicólogos, es lógico sentir celos pues puede demostrar afecto o enamoramiento hacia otra persona, pero el límite es llegar a perder el control o mostrar actitudes propias de una relación tóxica, el indicio de un problema patológico.

Así pues, espiar a tu pareja, controlar su teléfono celular, acosarlo con preguntas, imaginarlo en los brazos de otra persona o simplemente esforzarse en buscar indicios sobre una posible traición puede ser la pista de que los celos son patológicos, por lo que se deberá considerar buscar ayuda psicológica, en la cual se trabaja para erradicar los pensamientos irracionales.

Es un tanto común que al tener una relación amistosa o amorosa en alguna ocasión se haya sentido algo sin dudar identificamos como celos, pero ¿en realidad conocemos qué son los celos y sabemos las consecuencias que traen consigo como una mala salud mental o posible relación tóxica? Te lo explicamos a continuación.

¿Qué son los celos desde la psicología?

Los celos se basan en el temor a temer lo que se posee o se cree debería tener. / Foto: Antonio Meléndez | El Sol de La Laguna

De acuerdo con el sitio especializado en psicología, Amparo Calandín Psicólogos, los celos son un estado emotivo ansioso que se debe al miedo que una persona tiene a perder lo que se tiene o lo que se cree se debería poseer: amor, amistad, poder, imagen socioeconómica, poder, entre otras.

En la mayoría de los casos siguiendo al mismo portal web, los celos se relacionan con un tema afectivo, por ejemplo, en ese momento en el que se presenta cierta confusión, parálisis o sentimiento obsesivo de que la persona que se ama o quiere prefiera estar con otra y, por ende, la relación está “bajo amenaza”.

Con frecuencia, los celos son confundidos con la envida; sin embargo, en esta última sensación, la persona desea lo que no tiene, mientras que en los celos existe certeza de la posesión, pero también hay un factor de inseguridad que genera angustia, problemas de autoestima y ansiedad.

Las claves del origen de los celos

Desde la psicología, según Amparo Calandín Psicólogos, los celos son una emoción que se posee desde que se nace, mas es necesario que algo los catalice y se manifieste. Tres pueden ser las causas principales de los celos:

Las experiencias infantiles que experimentó una persona como una escena de celos entre sus padres o familiares cercanos.

El contexto sociocultural y el entorno social, es decir, las experiencias anteriores amistosas y amorosas de una persona que, en caso de no estar resueltas, pueden cobrar factura psicológica y provocar miedos.

El tipo de relación que se mantiene entre una persona celosa y su pareja actual, así como los patrones que provocan los celos entre ambos.

Todo lo anterior en conjunto puede provocar los rasgos de personalidad de la persona celosa: inseguridad y dependencia emocional, desconfianza hacia los demás, baja autoestima, así como introversión y carencia de habilidades sociales.

¿Qué tipos de celos existen?

Existen diferentes tipos de celos; identificarlos es posible desde la psicología y por la forma en la que se manifiestan. / Foto: Antonio Meléndez | El Sol de La Laguna

Amparo Calandín Psicólogos identifica dos tipos de celos:

Celos adaptativos

En los que una persona siente una amenaza real de una relación que valora.

Celos patológicos

Se tratan de una distorsión de la realidad en la que la vivencia puede ser delirante, o sea, una creencia falsa que se basa en inferencias equivocadas de la realidad externa que llevan a asegurar que alguien, sin duda, fue infiel. Esto vuelve los celos enfermizos y desemboca en una relación tóxica.

Además, los celos, según el Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE) pueden mostrarse de dos maneras diferentes:

Celos manifiestos

Cuando una persona desconfía de su pareja y la interroga sobre sus compañeros de otros círculos sociales, lo que lo lleva a manifestar enfado, sobre todo si su pareja no da a conocer con quién habló.

Celos ocultos

Ocurren cuando una persona no reclama a su pareja sobre la relación que tiene con otros, mas refleja actitudes groseras hacia su pareja con el fin de minimizarle o criticar sus actividades con el fin de que no se sienta superior.

Las relaciones tóxicas y los celos

Los celos pueden llevar a una relación tóxica. / Foto: Antonio Meléndez | El Sol de La Laguna

De acuerdo con el sitio de psicología Amparo Calandín Psicólogos, es lógico sentir celos pues puede demostrar afecto o enamoramiento hacia otra persona, pero el límite es llegar a perder el control o mostrar actitudes propias de una relación tóxica, el indicio de un problema patológico.

Así pues, espiar a tu pareja, controlar su teléfono celular, acosarlo con preguntas, imaginarlo en los brazos de otra persona o simplemente esforzarse en buscar indicios sobre una posible traición puede ser la pista de que los celos son patológicos, por lo que se deberá considerar buscar ayuda psicológica, en la cual se trabaja para erradicar los pensamientos irracionales.

Torreón

Para combatir el acoso sexual, lista la “Alerta Violeta TRC”

Brindar auxilio policiaco a las mujeres que se vean vulneradas, el objetivo

México

Jorge Torres López, exgobernador de Coahuila está libre

Fue sentenciado a tres años de prisión en Texas

Gossip

Clint Eastwood replantea estereotipos en Cry Macho

En Cry macho, Clint Eastwood dirige a un elenco encabezado por actores mexicanos 

Gossip

Nea Agostini: Dos chilenos con sabor italiano

Mezclando elementos del indie-pop con sonidos electrónicos, el dueto de hermanos busca abrirse camino con su sencillo MDMA

Gossip

Alicia Keys cuenta su historia en la serie Noted

Alicia Keys recién celebraba los 20 años del lanzamiento de su álbum debut Songs in A minor

Gossip

Belén Cuturi, de Uruguay para el mundo, presenta Importa

La cantante uruguaya presenta en su nuevo sencillo, Importa, una lista de cosas que marcan rumbo en su vida y que quedarán plasmadas en su tercer disco 

Cultura

Mextrópoli 2021 reflexiona sobre el daño ambiental

Esta edición, el encuentro ingresó al formato híbrido, que incluye 19 instalaciones sobre las crisis urbanas