/ jueves 4 de febrero de 2021

Manual de hace 432 años puede ser la clave para controlar el Covid-19

Comunidad médica analiza el trabajo de un especialista del siglo pasado

En Noviembre de 1582 un marinero llegó al puerto de Alghero, Cerdeña, procedente de Marsella y con él trajo la muerte y desolación de la Peste Negra: logró burlar los cercos sanitarios y a los pocos días la enfermedad ya se había esparcido. Para evitar más desgracia el médico Quinto Tiberio Angelerio, creó una serie de reglas para evitar morir por la enfermedad que bien podría ser aplicado al Covid-19.

Años después de pasada la tragedia, Tiberio escribió los pasos que siguió durante la pandemia en un texto titulado Ectypa Pestilentis Status Algheriae Sardiniae. En este documento pone al distanciamiento social como la medida primordial para evitar contagiarse.

Habla de “la regla de los seis pies”, en la que Angelerio instruyó que “las personas a las que se les permita salir deben llevar un bastón de seis pies de largo. Es obligatorio que las personas mantengan esta distancia entre sí”. Entre sus recomendaciones más acertadas se encuentra la de mantener una distancia de más de 1.8 metros con otras personas en todas direcciones, pues sabía que la cercanía con los contagiados era lo que causaba la rápida expansión de la Peste Negra.

También solicita a la población que no haga reuniones de ningún tipo y recomendaba que las familias seleccionaran a sólo un integrante para que saliera de la casa por comida o trabajo. Una y sólo una. Benedictow descubrió en su estudio de la época que debido a la gran cantidad de compra y venta de mercancías, los europeos acostumbraban desinfectar las cosas, como ropa y cartas, a través del humo y fuego. Para cuando llegó la peste, sanitizar todo ya era algo común.

El Ectypa Pestilentis Status Algheriae Sardiniae cuenta con 57 reglas que debían seguir los ciudadanos de Alghero, Italia. Muchas de ellas atentaban claramente contra la libertad, pues persona que se sorprendiera fuera de su casa, que no fuera la seleccionada para salir, era aprendida por las autoridades inmediatamente. Pero esto no ocurrió al instante. Al principio las autoridades pusieron muchas trabas a Tiberio. Su primer instinto fue pedir permiso para poner en cuarentena a los pacientes, pero se vio frustrado una y otra vez, primero por magistrados indecisos, luego por un senado que rechazó su informe y redujo sus preocupaciones a visiones apocalípticas.

Inicialmente, las medidas fueron extremadamente impopulares y el público quiso lincharlo . Pero a medida que murieron más personas, se recuperaron, y se le encomendó plenamente la tarea de contener el brote. Curiosamente, aunque la epidemia de Alghero ocurrió siglos antes de que surgiera el concepto científico de inmunidad, Angelerio también asignó ciertas tareas a quienes ya habían adquirido y sobrevivido a la plaga.

Decretó que los sepultureros debían ser contratados de entre este grupo, un trabajo de alto riesgo porque se esperaba que transportaran los confesionarios a los lados de las camas de los pacientes moribundos y, por supuesto, se ocuparan de los cuerpos de los fallecidos.

También tomó malas decisiones, como ordenar sacrificar a todos los gatos, lo que permitió que las ratas, que eran las portadoras de la plaga, se extendiera. ¿Algunas de estas reglas te resulta familiar? Esta comprobado que el distanciamiento social y la higiene son la mejor herramienta cuando las enfermedades, como el Covid-19, se extienden en la población.

En Noviembre de 1582 un marinero llegó al puerto de Alghero, Cerdeña, procedente de Marsella y con él trajo la muerte y desolación de la Peste Negra: logró burlar los cercos sanitarios y a los pocos días la enfermedad ya se había esparcido. Para evitar más desgracia el médico Quinto Tiberio Angelerio, creó una serie de reglas para evitar morir por la enfermedad que bien podría ser aplicado al Covid-19.

Años después de pasada la tragedia, Tiberio escribió los pasos que siguió durante la pandemia en un texto titulado Ectypa Pestilentis Status Algheriae Sardiniae. En este documento pone al distanciamiento social como la medida primordial para evitar contagiarse.

Habla de “la regla de los seis pies”, en la que Angelerio instruyó que “las personas a las que se les permita salir deben llevar un bastón de seis pies de largo. Es obligatorio que las personas mantengan esta distancia entre sí”. Entre sus recomendaciones más acertadas se encuentra la de mantener una distancia de más de 1.8 metros con otras personas en todas direcciones, pues sabía que la cercanía con los contagiados era lo que causaba la rápida expansión de la Peste Negra.

También solicita a la población que no haga reuniones de ningún tipo y recomendaba que las familias seleccionaran a sólo un integrante para que saliera de la casa por comida o trabajo. Una y sólo una. Benedictow descubrió en su estudio de la época que debido a la gran cantidad de compra y venta de mercancías, los europeos acostumbraban desinfectar las cosas, como ropa y cartas, a través del humo y fuego. Para cuando llegó la peste, sanitizar todo ya era algo común.

El Ectypa Pestilentis Status Algheriae Sardiniae cuenta con 57 reglas que debían seguir los ciudadanos de Alghero, Italia. Muchas de ellas atentaban claramente contra la libertad, pues persona que se sorprendiera fuera de su casa, que no fuera la seleccionada para salir, era aprendida por las autoridades inmediatamente. Pero esto no ocurrió al instante. Al principio las autoridades pusieron muchas trabas a Tiberio. Su primer instinto fue pedir permiso para poner en cuarentena a los pacientes, pero se vio frustrado una y otra vez, primero por magistrados indecisos, luego por un senado que rechazó su informe y redujo sus preocupaciones a visiones apocalípticas.

Inicialmente, las medidas fueron extremadamente impopulares y el público quiso lincharlo . Pero a medida que murieron más personas, se recuperaron, y se le encomendó plenamente la tarea de contener el brote. Curiosamente, aunque la epidemia de Alghero ocurrió siglos antes de que surgiera el concepto científico de inmunidad, Angelerio también asignó ciertas tareas a quienes ya habían adquirido y sobrevivido a la plaga.

Decretó que los sepultureros debían ser contratados de entre este grupo, un trabajo de alto riesgo porque se esperaba que transportaran los confesionarios a los lados de las camas de los pacientes moribundos y, por supuesto, se ocuparan de los cuerpos de los fallecidos.

También tomó malas decisiones, como ordenar sacrificar a todos los gatos, lo que permitió que las ratas, que eran las portadoras de la plaga, se extendiera. ¿Algunas de estas reglas te resulta familiar? Esta comprobado que el distanciamiento social y la higiene son la mejor herramienta cuando las enfermedades, como el Covid-19, se extienden en la población.

Gómez Palacio

Aún no se emite un decreto para la Ley Seca

Este primero de agosto por la Consulta Popular

Local

Coahuila, tercer lugar con menos marginación en México: Francisco Saracho

En unos días más se publican los resultados del CENEVAL sobre pobreza

Torreón

Proyectan nuevo pozo de agua para abastecer a la colonia Antigua Aceitera

No se descarta que la obra pueda realizarse dentro del programa “Vamos a michas”

Policiaca

[Video] Captan robo del frente de camioneta en Torreón

El robo de varias partes de una camioneta en Torreón quedó grabado por una cámara de seguridad

Gossip

Natanael Cano, Junior H y OVI recorrerán México

El Tumbado Tour llegará el 18 de septiembre a Coliseo Centenario

Deportes

Club Deportivo Hermanos Galindo presenta nuevo proyecto

La competencia estará arrancando el próximo mes de septiembre

Local

Convoca FCC a cursar el Diplomado en Habilidades Periodísticas

El Diplomado en Habilidades Periodísticas en la UAdeC consta de cuatro módulos en un año

Local

Facultad de Ciencias Químicas UAdeC obtiene nanomateriales de residuos

Los nanomateriales son un producto nanotecnológico de creciente importancia