/ sábado 15 de junio de 2019

Casi toda una ciudad vive en este edificio de Alaska

La única forma de llegar a este pequeño pueblo, es a través de un barco o de una estrecha carretera que atraviesa un túnel de 4 kilómetros bajo la montaña.

Whittier es una ciudad situada al noroeste de Alaska, donde la mayoría de la población se encuentra viviendo en un solo edificio construido en 1974, llamado las Torres Begich, departamentos destinados a antiguos soldados de un cuartel militar en la época de la Guerra Fría; al quedar abandonado las personas decidieron quedarse con los apartamentos.

La única forma de llegar a este pequeño pueblo, es a través de un barco o de una estrecha carretera que atraviesa un túnel de 4 kilómetros bajo la montaña, que tiene un solo sentido y un semáforo que cambia media hora e indica la dirección de la circulación.

Foto: HyruleanHero1988

Esto podría interesarte: ¿Por qué no se electrocutan los pájaros al pararse en los cables de luz? esto dice la ciencia

Su población es de 220 habitantes más o menos y el 80% de ellos vive en las Torres Begich, anteriormente era mayor el porcentaje de las personas que albergaban en el edificio, pero por problemas y desavenencias algunos decidieron construir sus casas fuera de los apartamentos.

Las instalaciones del Torres Begich son enormes y resguardan a sus habitantes del frío, incluso si visitas el pueblo, el edificio cuenta con un hostal para que puedas disfrutar de unas buenas vacaciones en Whitter.

Aquí te dejamos unas fotografías que ha compartido HyruleanHero1988 en Reddit de como viven en el pequeño pueblo.

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Lee más de El Sol de Acapulco ▼

Whittier es una ciudad situada al noroeste de Alaska, donde la mayoría de la población se encuentra viviendo en un solo edificio construido en 1974, llamado las Torres Begich, departamentos destinados a antiguos soldados de un cuartel militar en la época de la Guerra Fría; al quedar abandonado las personas decidieron quedarse con los apartamentos.

La única forma de llegar a este pequeño pueblo, es a través de un barco o de una estrecha carretera que atraviesa un túnel de 4 kilómetros bajo la montaña, que tiene un solo sentido y un semáforo que cambia media hora e indica la dirección de la circulación.

Foto: HyruleanHero1988

Esto podría interesarte: ¿Por qué no se electrocutan los pájaros al pararse en los cables de luz? esto dice la ciencia

Su población es de 220 habitantes más o menos y el 80% de ellos vive en las Torres Begich, anteriormente era mayor el porcentaje de las personas que albergaban en el edificio, pero por problemas y desavenencias algunos decidieron construir sus casas fuera de los apartamentos.

Las instalaciones del Torres Begich son enormes y resguardan a sus habitantes del frío, incluso si visitas el pueblo, el edificio cuenta con un hostal para que puedas disfrutar de unas buenas vacaciones en Whitter.

Aquí te dejamos unas fotografías que ha compartido HyruleanHero1988 en Reddit de como viven en el pequeño pueblo.

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Foto: HyruleanHero1988

Lee más de El Sol de Acapulco ▼

Local

A partir de enero, Coahuila dice fuera a las bolsas de plástico

Se comenzará a sancionar con multas y cárcel a quien las use

Local

Colapsa la economía de Allende

Más de mil 150 familias han abandonado el municipio

Futbol

'Siempre viste ganarle a Chivas'

Destacó el canterano santista Gerardo Arteaga

Torreón

Ya hay nuevo director de Plazas y Mercados

Ordenar la actividad comercial en la vía pública, el reto: Mendoza

Local

Listo, el concurso ‘Reciclando a la moda’

Se utilizarán todo tipo de materiales reciclables

Local

Llevan más de mil 200 empleos a Matamoros

Durante la Jornada Laboral del Servicio Nacional del Empleo

Local

Lluvias intermitentes, seguirán las altas temperaturas

Las máximas alcanzarán los 39 grados para el fin de semana