/ jueves 18 de junio de 2020

Salud, ahorro económico, mejoramiento del medio ambiente y convivencia familia

Se puede ubicar en balcón, patio, azotea o jardín

La cultura de lo ecológico toma cada vez más fuerza en el mundo y tener un huerto urbano en el hogar se ha vuelto una práctica muy popular en los últimos años; es un espacio al aire libre destinado a la producción de hortalizas, plantas aromáticas o frutales a una escala doméstica.

Erick Flores Antúnez, dueño de Biogarden, empresa dedicada desde hace cinco años a insumos agrícolas y jardinería, explicó que un huerto urbano puede ser instalado en balcón, patio, azotea o jardín, en cualquier lugar de la casa.

Las principales bondades de tener un huerto urbano en casa es el fácil acceso a alimentos frescos, ecológicos, producidos por las mismas manos, explicó el experto, además el ahorro económico, pues al estar produciendo tus propios alimentos impacta positivamente en el bolsillo.

Por otro lado, el mejoramiento al medio ambiente es de las más importantes, ya que se sustituye un área verde por un pedazo de banqueta, lo que contribuye a la producción de oxígeno y a baja de la temperatura dentro del hogar.

La convivencia familiar, los padres, los hijos o los abuelos se involucran en la creación de sus alimentos ecológicos, “al principio los adolescentes se encuentran renuentes, pero ya con el paso de las etapas se involucran mucho todos los miembros de la familia”.

Depende de las temporadas el tipo de hortalizas que se van a producir, por ejemplo, mencionó que en primavera – verano está el tomate, la calabaza, sandía, melón, cilantro, lechuga, espinacas y ejotes.

Instalar un huerto urbano de dos metros por uno aproximadamente cuesta mil 500 pesos, recalcó, que esa sería la única inversión, solo se requeriría la semilla, “este precio incluye el bancal (un cajón de delimita el tamaño del huerto), la tierra o sustrato, la instalación de un pequeño sistema de riego por goteo y las semillas iniciales”, explicó Flores Antúnez.

Cita:

“La producción de un huerto en casa nos da la posibilidad de producir productos ecológicos”, Erick Flores Antúnez, dueño de Biogarden.

Dato:

  • Las hortalizas para cultivar en esta temporada son el tomate, la calabaza, sandía, melón, cilantro, lechuga, espinacas y ejotes.
  • Huerto urbano es sinónimo de salud, ya que utiliza fertilizantes naturales, todo libre de químicos

Numeralia:

Un huerto de dos por un metro cuesta mil 500 pesos aproximadamente, inversión única

La cultura de lo ecológico toma cada vez más fuerza en el mundo y tener un huerto urbano en el hogar se ha vuelto una práctica muy popular en los últimos años; es un espacio al aire libre destinado a la producción de hortalizas, plantas aromáticas o frutales a una escala doméstica.

Erick Flores Antúnez, dueño de Biogarden, empresa dedicada desde hace cinco años a insumos agrícolas y jardinería, explicó que un huerto urbano puede ser instalado en balcón, patio, azotea o jardín, en cualquier lugar de la casa.

Las principales bondades de tener un huerto urbano en casa es el fácil acceso a alimentos frescos, ecológicos, producidos por las mismas manos, explicó el experto, además el ahorro económico, pues al estar produciendo tus propios alimentos impacta positivamente en el bolsillo.

Por otro lado, el mejoramiento al medio ambiente es de las más importantes, ya que se sustituye un área verde por un pedazo de banqueta, lo que contribuye a la producción de oxígeno y a baja de la temperatura dentro del hogar.

La convivencia familiar, los padres, los hijos o los abuelos se involucran en la creación de sus alimentos ecológicos, “al principio los adolescentes se encuentran renuentes, pero ya con el paso de las etapas se involucran mucho todos los miembros de la familia”.

Depende de las temporadas el tipo de hortalizas que se van a producir, por ejemplo, mencionó que en primavera – verano está el tomate, la calabaza, sandía, melón, cilantro, lechuga, espinacas y ejotes.

Instalar un huerto urbano de dos metros por uno aproximadamente cuesta mil 500 pesos, recalcó, que esa sería la única inversión, solo se requeriría la semilla, “este precio incluye el bancal (un cajón de delimita el tamaño del huerto), la tierra o sustrato, la instalación de un pequeño sistema de riego por goteo y las semillas iniciales”, explicó Flores Antúnez.

Cita:

“La producción de un huerto en casa nos da la posibilidad de producir productos ecológicos”, Erick Flores Antúnez, dueño de Biogarden.

Dato:

  • Las hortalizas para cultivar en esta temporada son el tomate, la calabaza, sandía, melón, cilantro, lechuga, espinacas y ejotes.
  • Huerto urbano es sinónimo de salud, ya que utiliza fertilizantes naturales, todo libre de químicos

Numeralia:

Un huerto de dos por un metro cuesta mil 500 pesos aproximadamente, inversión única

Torreón

Entrega MARS obras de pavimentación y recarpeteo por millones en Torreón

Vienen a Torreón importantes obras en materia de infraestructura y servicios, dio a conocer el gobernador

Torreón

Emprende DIF Torreon el programa “De Ruedas Corazón”

Preside Selina Bremer de Cepeda la primera entrega de sillas de ruedas, andadores y bastones

Torreón

Magdalena Mondragón, la joya lagunera del periodismo

Se le reconoció de forma oficial como una de las primeras mujeres en ejercer el periodismo en México

Política

Hangar presidencial paga 2.2 mdp de agua

Ahí está estacionado el avión que López Obrador no ha podido vender desde que inició su gobierno

Política

Crean frente para frenar contaminación de Río Bravo

La cuenca involucra a ocho estados, cinco del lado mexicano y tres del lado estadounidense

Mundo

Permiten a Assange apelar su extradición

Un tribunal envía a la Corte Suprema británica su caso; la justicia “aún está lejos”

Gossip

Buck, la comadreja de La era de hielo protagoniza la nueva entrega

Al actor Simon Pegg, quien da voz en inglés a Buck, le llevó 12 años llevar el papel principal en la historias deriva de La era de hielo

Gossip

Pinocho, la cinta que Guillermo del Toro quiso filmar desde su infancia

El ganador del Oscar estrenará en diciembre su versión del cuento clásico con una versión en stop motion. Parte de la animación se realizó en El Taller del Chucho en Guadalajara