/ sábado 15 de junio de 2019

Don Mateo, un papá empacador de amor y trabajo

Con 92 años, Don Mateo es el empacador más grande de los afiliados al programa del DIF Torreón

Un ejemplo para muchos es Don Mateo, quien a sus 92 años trabaja de empacador en un supermercado de la ciudad de Torreón, convirtiéndose en el mayor de los afiliados al programa de Adultos Mayores Empacadores del DIF Torreón.

Don Mateo comenzó a trabajar desde muy pequeño, acudía a la peluquería que su padre tenía, recordó que llegaban los trabajadores de la labor con el cabello sucio y sudado a realizarse un corte, “dejaban la capa toda negra”, pero aun así les brindaban el mejor servicio.

Fue hasta los 15 años que encontró su verdadera vocación, en 1942 cuando se fue a los Estados Unidos, trabajaba legalmente en la pizca de algodón, corte de pepino, betabel, por períodos cortos de 45 días, y así durante muchos años estuvo yendo y viniendo.

Hasta que se casó en 1955, con la señora María Consuelo Lugo Alvarado, quien fue su compañera de vida hasta que partió a una nueva dimensión en 2004, mismo año en el que comenzó con este trabajo de empacador voluntario.

Lo mucho o poquito que ganaba, todo era para ellos, mi familia y mis hijos

Don Mateo

Fue un talentoso campesino que siempre trabajó en la labor, pues después de casarse continuó con esa ardua tarea en la partida y los ranchos circunvecinos. Trabajo que, con empeño, pasión y dedicación, hizo producir la tierra madre para lograr el sustento de su familia y darle educación a sus hijos.

Le recomendamos leer también:

Es padre de cinco hijos, Martha, Socorro, Carlos, Juanita y Lupita, todos ellos le han dado 11 nietos, quienes a su vez ya le brindaron la oportunidad de ser bisabuelo de 5 niños.

Actualmente tiene un problema en la ciática pero no es impedimento para que él se sienta con mucha energía para trabajar, aseguró que el Poderoso es él que lo mueve y continuará empacando en el supermercado como lo hace desde hace 15 años, “hasta que Dios me lo permita”.

El día de hoy, Don Mateo festejará el Día del Padre con su familia, dijo que comprará una cubeta de nieve en la tienda donde trabaja, después irá al centro a comprar unos barquillos para compartir con sus hijos, nietos y bisnietos.

Este trabajo va dirigido con profundo respeto y admiración para todos aquellos adultos mayores empacadores, que al igual que Mateo, cada día siguen haciendo de esta labor su misión de vida.

Un ejemplo para muchos es Don Mateo, quien a sus 92 años trabaja de empacador en un supermercado de la ciudad de Torreón, convirtiéndose en el mayor de los afiliados al programa de Adultos Mayores Empacadores del DIF Torreón.

Don Mateo comenzó a trabajar desde muy pequeño, acudía a la peluquería que su padre tenía, recordó que llegaban los trabajadores de la labor con el cabello sucio y sudado a realizarse un corte, “dejaban la capa toda negra”, pero aun así les brindaban el mejor servicio.

Fue hasta los 15 años que encontró su verdadera vocación, en 1942 cuando se fue a los Estados Unidos, trabajaba legalmente en la pizca de algodón, corte de pepino, betabel, por períodos cortos de 45 días, y así durante muchos años estuvo yendo y viniendo.

Hasta que se casó en 1955, con la señora María Consuelo Lugo Alvarado, quien fue su compañera de vida hasta que partió a una nueva dimensión en 2004, mismo año en el que comenzó con este trabajo de empacador voluntario.

Lo mucho o poquito que ganaba, todo era para ellos, mi familia y mis hijos

Don Mateo

Fue un talentoso campesino que siempre trabajó en la labor, pues después de casarse continuó con esa ardua tarea en la partida y los ranchos circunvecinos. Trabajo que, con empeño, pasión y dedicación, hizo producir la tierra madre para lograr el sustento de su familia y darle educación a sus hijos.

Le recomendamos leer también:

Es padre de cinco hijos, Martha, Socorro, Carlos, Juanita y Lupita, todos ellos le han dado 11 nietos, quienes a su vez ya le brindaron la oportunidad de ser bisabuelo de 5 niños.

Actualmente tiene un problema en la ciática pero no es impedimento para que él se sienta con mucha energía para trabajar, aseguró que el Poderoso es él que lo mueve y continuará empacando en el supermercado como lo hace desde hace 15 años, “hasta que Dios me lo permita”.

El día de hoy, Don Mateo festejará el Día del Padre con su familia, dijo que comprará una cubeta de nieve en la tienda donde trabaja, después irá al centro a comprar unos barquillos para compartir con sus hijos, nietos y bisnietos.

Este trabajo va dirigido con profundo respeto y admiración para todos aquellos adultos mayores empacadores, que al igual que Mateo, cada día siguen haciendo de esta labor su misión de vida.

Local

Se pronostica un fin de semana frío en La Laguna

Se presentará un cielo completamente nublado

Sociedad

Emiten recomendaciones en México ante coronavirus asiático

El Cómite Nacional para la Vigilancia Epidemiológica afirma que no se registran casos en el país, pero emite recomendaciones para evitar el contagio.

Futbol

Terminó con un poco de amargura: Almada

Tras los dos goles que acercaron a los Pumas

Moda

¡Viva la Doña! París celebra a la diva María Félix

El diseñador Franck Sorbier tomó inspiración de la herencia yaqui y española de "la Doña"

Futbol

Santos le mete 4-2 a los Pumas

El equipo lagunero toma ventaja en los octavos

Futbol

Se dieron dos dobletes en el Corona y una expulsión confusa

En duelo de octavos de final de la Copa MX ante Pumas