/ miércoles 22 de mayo de 2019

Pretendían tumbar estadio Gómez Palacio

Rafael Villegas Attolini giró instrucciones

Torreón, Coah. - “El entonces alcalde, Rafael Villegas Attolini, pretendía tumbar el Estadio Gómez Palacio para convertirlo en escenario del futbol y traer un equipo profesional de Guadalajara; afortunadamente tuvimos el apoyo de Don Jesús Ibarra Rayas y el cabildo rechazó la petición por mayoría; los espacios para nuestro deporte son insuficientes y no es justo quitar los pocos que tenemos en La Laguna”. Palabras de Raúl Héctor Parra Monsivás, durante 13 años presidente de la Asociación Lagunera de Beisbol y cinco de ellos vicepresidente de la Zona 4, en la Federación Mexicana de este deporte.

El ex directivo narra con detalles cómo fueron los sucesos: “era el año de 1996 cuando Ricardo ‘Nonis’ Nevárez me informó que habían sacado a los niños beisbolistas del estadio en Gómez Palacio; que era una orden del alcalde y que se iba a convertir en escenario del futbol; acudí a todos los medios de comunicación e incluso los niños beisbolistas, junto con los managers y entrenadores hicimos un plantón en la presidencia municipal de Gómez Palacio, se hizo bastante ruido y el entonces alcalde me mandó llamar; eran las 11:00 de la mañana y quería platicar conmigo a las 5 de la tarde; llegaron dos personas a mi negocio y pretendían llevarme a la presidencia, apenas eran las 11; entonces José Luis Chavira, que era policía judicial, les dijo que se retiraran, que yo estaría puntual a la cita”.

Recuerda muy bien cómo se dieron aquellos hechos: “a las 5 de la tarde estaba con el alcalde y me reiteró que la orden ya se había dado y sólo faltaba la aprobación del cabildo; traté de convencerlo, pero mis argumentos no fueron suficientes y me dijo que nada había que hacer, sólo esperar la orden, luego de la junta de cabildo. Al salir me encontré a Don Jesús Ibarra Rayas, entonces dirigente de la CTM y gran aficionado al béisbol, me preguntó qué pasaba y al informarle dio instrucciones a su gente para que en la junta de cabildo la mayoría de los regidores votara en contra de la destrucción del estadio de béisbol; fue una labor difícil, incluso un regidor no quería apoyar, pero finalmente se hizo y por mayoría el Estadio Gómez Palacio se mantuvo en pie y como escenario del béisbol”.

Lee también:

Rafael Villegas Attolini explicó en aquel entonces sus razones para terminar con ese espacio del béisbol: “me dijo que nuestro deporte en La Laguna estaba muerto, que el estadio era un elefante blanco, no me permitía hablar, pero cuando lo pude hacer le comenté que ahí jugaban las ligas Durangueña y Juan Navarrete de Veteranos, así como la Gómezpalatina, además ahí entrenaban los pequeños de la Escuela Infantil de Gómez Palacio; no escuchó mis razones y me dijo que nada se podía hacer y el estadio sería sede de un equipo profesional de futbol soccer, el cual pretendían traer de Guadalajara”.

Raúl Héctor Parra Monsiváis recordó al recién fallecido Carlos “Calili” Lozano: “en dónde hubieran entrenado todos esos niños beisbolistas; la escuela infantil lleva muchos años y si ha durado es en gran parte a que se cuenta con un escenario digno; recuerdo aquellos hechos y ahora siento una gran satisfacción, al ver que el Estadio Gómez Palacio sigue en pie; el béisbol actual en La Laguna lo veo en picada, hay que trabajar muy fuerte, pero perder un escenario como el estadio del kilómetro 11-40, sería un golpe casi mortal; hoy reconozco la labor de Don Jesús Ibarra Rayas, de Esteban Velázquez, del ‘Marro’ Loera y de Jesús Ponce, que entonces pertenecía al Sindicato de Electricistas”

Torreón, Coah. - “El entonces alcalde, Rafael Villegas Attolini, pretendía tumbar el Estadio Gómez Palacio para convertirlo en escenario del futbol y traer un equipo profesional de Guadalajara; afortunadamente tuvimos el apoyo de Don Jesús Ibarra Rayas y el cabildo rechazó la petición por mayoría; los espacios para nuestro deporte son insuficientes y no es justo quitar los pocos que tenemos en La Laguna”. Palabras de Raúl Héctor Parra Monsivás, durante 13 años presidente de la Asociación Lagunera de Beisbol y cinco de ellos vicepresidente de la Zona 4, en la Federación Mexicana de este deporte.

El ex directivo narra con detalles cómo fueron los sucesos: “era el año de 1996 cuando Ricardo ‘Nonis’ Nevárez me informó que habían sacado a los niños beisbolistas del estadio en Gómez Palacio; que era una orden del alcalde y que se iba a convertir en escenario del futbol; acudí a todos los medios de comunicación e incluso los niños beisbolistas, junto con los managers y entrenadores hicimos un plantón en la presidencia municipal de Gómez Palacio, se hizo bastante ruido y el entonces alcalde me mandó llamar; eran las 11:00 de la mañana y quería platicar conmigo a las 5 de la tarde; llegaron dos personas a mi negocio y pretendían llevarme a la presidencia, apenas eran las 11; entonces José Luis Chavira, que era policía judicial, les dijo que se retiraran, que yo estaría puntual a la cita”.

Recuerda muy bien cómo se dieron aquellos hechos: “a las 5 de la tarde estaba con el alcalde y me reiteró que la orden ya se había dado y sólo faltaba la aprobación del cabildo; traté de convencerlo, pero mis argumentos no fueron suficientes y me dijo que nada había que hacer, sólo esperar la orden, luego de la junta de cabildo. Al salir me encontré a Don Jesús Ibarra Rayas, entonces dirigente de la CTM y gran aficionado al béisbol, me preguntó qué pasaba y al informarle dio instrucciones a su gente para que en la junta de cabildo la mayoría de los regidores votara en contra de la destrucción del estadio de béisbol; fue una labor difícil, incluso un regidor no quería apoyar, pero finalmente se hizo y por mayoría el Estadio Gómez Palacio se mantuvo en pie y como escenario del béisbol”.

Lee también:

Rafael Villegas Attolini explicó en aquel entonces sus razones para terminar con ese espacio del béisbol: “me dijo que nuestro deporte en La Laguna estaba muerto, que el estadio era un elefante blanco, no me permitía hablar, pero cuando lo pude hacer le comenté que ahí jugaban las ligas Durangueña y Juan Navarrete de Veteranos, así como la Gómezpalatina, además ahí entrenaban los pequeños de la Escuela Infantil de Gómez Palacio; no escuchó mis razones y me dijo que nada se podía hacer y el estadio sería sede de un equipo profesional de futbol soccer, el cual pretendían traer de Guadalajara”.

Raúl Héctor Parra Monsiváis recordó al recién fallecido Carlos “Calili” Lozano: “en dónde hubieran entrenado todos esos niños beisbolistas; la escuela infantil lleva muchos años y si ha durado es en gran parte a que se cuenta con un escenario digno; recuerdo aquellos hechos y ahora siento una gran satisfacción, al ver que el Estadio Gómez Palacio sigue en pie; el béisbol actual en La Laguna lo veo en picada, hay que trabajar muy fuerte, pero perder un escenario como el estadio del kilómetro 11-40, sería un golpe casi mortal; hoy reconozco la labor de Don Jesús Ibarra Rayas, de Esteban Velázquez, del ‘Marro’ Loera y de Jesús Ponce, que entonces pertenecía al Sindicato de Electricistas”

Torreón

Confirman deceso de agente de tránsito por Covid-19

Estaba internada en el Hospital del ISSSTE y el diagnóstico se conoció el 28 de mayo

Salud

Médico del IMSS en Monclova gana la batalla al Covid-19, después de cuatro pruebas

Hace un llamado a la derechohabiencia a continuar con las medidas de protección para evitar contagios