/ viernes 27 de marzo de 2020

Pepe ‘Monterrey’ González el cronista hecho en Torreón

Recuerda con cariño a la ciudad y a los Algodoneros

Torreón, Coahuila. – Con más de 40 años de trayectoria en la crónica del beisbol, José González, mejor conocido como ‘Pepe Monterrey’, recuerda aún con cariño sus inicios en el oficio, el cual se dio en La Laguna cuando recibió la oportunidad de ser el cronista de los Algodoneros del Unión Laguna en el año 1975.

Fue un 14 de febrero de 1974 que el destino trajo a un joven regiomontano de nombre José González a la ciudad de Torreón por cuestiones de trabajo, sin imaginar que sería en esta ciudad donde la vida le cambiaría por completo, conociendo a la que sería su esposa y al trabajo que le daría grandes alegrías y amigos con el paso de los años.

José González recuerda con cariño como siempre tuvo un amor particular por la radio, por lo que ya estando en la ciudad de Torreón decidió acudir a la estación radiofónica denominada “La Pantera” XEGZ, la cual se encontraba ubicada en uno de los pisos del edificio Monterrey, ubicado frente a la Plaza de Armas de Torreón.

“Decidí acudir a esa estación ubicada en la bonita calle Morelos, yo ya contaba con mi licencia de locución por lo que fui a buscar una oportunidad, en donde poco a poco me fueron dando la oportunidad hasta llegar a la estación que se llamaba La Romántica, al cual yo no sabía era la que tenía los derechos de transmisión del equipo de beisbol”, comentó.

Incluso como anécdota y en una lluvia de risas, cuenta que para no pagar un boleto de entrada decidió ir al estadio Superior con un pequeño radio y echó mano de sus dotes de locutor, por lo que le permitieron ingresar sin problema alguno, ya hasta que adentro se percataron de que, si bien si era trabajador de la estación de radio, no formaba parte de los inmersos en la locución del rey de los deportes.

NACE EL ‘MONTERREY’

En palabras del experimentado cornista de beisbol, menciona que fue durante un baile de los cronistas en La Laguna, que nació su peculiar apodo de el ‘Monterrey’, luego de que para la realización de ese baile Alfredo Rocha, quien en ese entonces era de las voces oficiales de Algodoneros Unión laguna le pidió su ayuda para realizar una encomienda y al preguntarle su nombre y de donde era y luego de responderle que de Monterrey, decidió bautizarlo de esta manera, lo que en primera instancia molestó demasiado José González, sin embargo, comprendió que ese era el humor lagunero y que por ese entonces bautizaban según su lugar de origen a las personas.

DE DESCANSERO A VOZ DE LOS ALGODONEROS

Fue para 1975 cuando Pepe ‘Monterrey’ recibió la oportunidad de formar parte de la crónica de los juegos como local de la máquina guinda, compartiendo junto a uno de los personajes de la comunicación más icónicos de La Laguna, Don Alonso Gómez Uranga, “yo no sabía nada de beisbol la verdad, lo había jugada y me gustaba pero de eso a narrarlo tenía mucho miedo, pero fue gracias a Alonso Gómez Uranga y a mi buen amigo Moisés Camacho que aprendí tanto de la crónica como de las jugadas y aspectos claves de este maravilloso juego”, comentó.

De la misma forma, menciona que en su primer año como cronista no cobró un solo peso, pues era la vieja usanza, pero el aprendizaje que obtuvo valió la pena, pues reconoce que tanto a Alfredo Rocha como a Gómez Uranga les aprendió lo más que pudo para hacerse camino en la narración del beisbol.

Asimismo, asegura que también gracias a Carlos Rubio Benítez, quien era jefe de operaciones en las transmisiones radiofónicas, pudo aprender cómo es que se anotaba un juego de beisbol, pues él no sabía absolutamente nada, por lo que gracias a ese operador que le apodaban “El Español”, pudo conocer la maravilla que es anotar un juego de pelota.

En tanto, José González menciona que si hay algo en lo que siempre va a creer es en Dios y el destino, pues él te habla de manera que tu jamás te lo imaginarías y a través de situaciones que no esperas, pues recuerda como una desafortunada accidente de Don Alonso Gómez Uranga, le permitió tomar el puesto de narrador, ya que fue en 1980 cuando el lagunero decide retirarse de la crónica beisbolera por su edad, pasándole a ‘monterrey’ la estafeta.

Por último, ‘Pepe Monterrey’ mencionó que bastaron ser el cronista oficial por siete años de los Algodoneros del Unión Laguna, para tomarle un gran cariño al equipo a ya la región, ya que jamás olvidará que su debut como cronista fue ante Sultanes de Monterrey, las tarde de juego en que Antonio Pollorena se subía a la lomita de las responsabilidades, los coreos y aplausos para Francisco ‘Pancho’ Maytorena, por lo que espera que una franquicia que en los últimos años ha sido injustamente lastimada por cuestiones administrativas vuelva a los grandes planos en los que merece estar.

En palabras de ‘Pepe Monterrey’ fue en esta ciudad donde la vida le dio los más grandes regalos que pudo haber obtenido y por los que siempre se muestra agradecido, pues con el paso de los años basta que él eche a andar su memoria e indiscutiblemente La Laguna aparecerá como pieza fundamental en su vida, pues en esta región conoció al beisbol, grandes amigos y a sus más grandes amores, su esposa Rosalba y sus tres hijos.

Torreón, Coahuila. – Con más de 40 años de trayectoria en la crónica del beisbol, José González, mejor conocido como ‘Pepe Monterrey’, recuerda aún con cariño sus inicios en el oficio, el cual se dio en La Laguna cuando recibió la oportunidad de ser el cronista de los Algodoneros del Unión Laguna en el año 1975.

Fue un 14 de febrero de 1974 que el destino trajo a un joven regiomontano de nombre José González a la ciudad de Torreón por cuestiones de trabajo, sin imaginar que sería en esta ciudad donde la vida le cambiaría por completo, conociendo a la que sería su esposa y al trabajo que le daría grandes alegrías y amigos con el paso de los años.

José González recuerda con cariño como siempre tuvo un amor particular por la radio, por lo que ya estando en la ciudad de Torreón decidió acudir a la estación radiofónica denominada “La Pantera” XEGZ, la cual se encontraba ubicada en uno de los pisos del edificio Monterrey, ubicado frente a la Plaza de Armas de Torreón.

“Decidí acudir a esa estación ubicada en la bonita calle Morelos, yo ya contaba con mi licencia de locución por lo que fui a buscar una oportunidad, en donde poco a poco me fueron dando la oportunidad hasta llegar a la estación que se llamaba La Romántica, al cual yo no sabía era la que tenía los derechos de transmisión del equipo de beisbol”, comentó.

Incluso como anécdota y en una lluvia de risas, cuenta que para no pagar un boleto de entrada decidió ir al estadio Superior con un pequeño radio y echó mano de sus dotes de locutor, por lo que le permitieron ingresar sin problema alguno, ya hasta que adentro se percataron de que, si bien si era trabajador de la estación de radio, no formaba parte de los inmersos en la locución del rey de los deportes.

NACE EL ‘MONTERREY’

En palabras del experimentado cornista de beisbol, menciona que fue durante un baile de los cronistas en La Laguna, que nació su peculiar apodo de el ‘Monterrey’, luego de que para la realización de ese baile Alfredo Rocha, quien en ese entonces era de las voces oficiales de Algodoneros Unión laguna le pidió su ayuda para realizar una encomienda y al preguntarle su nombre y de donde era y luego de responderle que de Monterrey, decidió bautizarlo de esta manera, lo que en primera instancia molestó demasiado José González, sin embargo, comprendió que ese era el humor lagunero y que por ese entonces bautizaban según su lugar de origen a las personas.

DE DESCANSERO A VOZ DE LOS ALGODONEROS

Fue para 1975 cuando Pepe ‘Monterrey’ recibió la oportunidad de formar parte de la crónica de los juegos como local de la máquina guinda, compartiendo junto a uno de los personajes de la comunicación más icónicos de La Laguna, Don Alonso Gómez Uranga, “yo no sabía nada de beisbol la verdad, lo había jugada y me gustaba pero de eso a narrarlo tenía mucho miedo, pero fue gracias a Alonso Gómez Uranga y a mi buen amigo Moisés Camacho que aprendí tanto de la crónica como de las jugadas y aspectos claves de este maravilloso juego”, comentó.

De la misma forma, menciona que en su primer año como cronista no cobró un solo peso, pues era la vieja usanza, pero el aprendizaje que obtuvo valió la pena, pues reconoce que tanto a Alfredo Rocha como a Gómez Uranga les aprendió lo más que pudo para hacerse camino en la narración del beisbol.

Asimismo, asegura que también gracias a Carlos Rubio Benítez, quien era jefe de operaciones en las transmisiones radiofónicas, pudo aprender cómo es que se anotaba un juego de beisbol, pues él no sabía absolutamente nada, por lo que gracias a ese operador que le apodaban “El Español”, pudo conocer la maravilla que es anotar un juego de pelota.

En tanto, José González menciona que si hay algo en lo que siempre va a creer es en Dios y el destino, pues él te habla de manera que tu jamás te lo imaginarías y a través de situaciones que no esperas, pues recuerda como una desafortunada accidente de Don Alonso Gómez Uranga, le permitió tomar el puesto de narrador, ya que fue en 1980 cuando el lagunero decide retirarse de la crónica beisbolera por su edad, pasándole a ‘monterrey’ la estafeta.

Por último, ‘Pepe Monterrey’ mencionó que bastaron ser el cronista oficial por siete años de los Algodoneros del Unión Laguna, para tomarle un gran cariño al equipo a ya la región, ya que jamás olvidará que su debut como cronista fue ante Sultanes de Monterrey, las tarde de juego en que Antonio Pollorena se subía a la lomita de las responsabilidades, los coreos y aplausos para Francisco ‘Pancho’ Maytorena, por lo que espera que una franquicia que en los últimos años ha sido injustamente lastimada por cuestiones administrativas vuelva a los grandes planos en los que merece estar.

En palabras de ‘Pepe Monterrey’ fue en esta ciudad donde la vida le dio los más grandes regalos que pudo haber obtenido y por los que siempre se muestra agradecido, pues con el paso de los años basta que él eche a andar su memoria e indiscutiblemente La Laguna aparecerá como pieza fundamental en su vida, pues en esta región conoció al beisbol, grandes amigos y a sus más grandes amores, su esposa Rosalba y sus tres hijos.

Local

Caída del empleo será espeluznante: IMPLAN

”Coahuila es un estado manufacturero y eso es positivo para la economía”

República

Regresan empleados de Ford a trabajar entre extremas medidas de higiene

La planta Ford Hermosillo reactivó su producción bajo estrictos protocolos sanitarios, pero solamente en un solamente en un turno

Local

[Video] ¡Llegó el granizo a La Laguna!

Se pudo presenciar el granizo en algunas partes del municipio

República

Incendio en casa de Tlajomulco cobra cinco vidas

El siniestro ocurrió cerca de las 4:57 horas en una casa ubicada en Villa de San Javier y andador San Pedro