/ miércoles 16 de octubre de 2019

Veracruz enfrenta riesgo de desafiliación

El titular de la liga asegura que sin documentos no hay nada que hacer

Tres visitas después al Puerto jarocho, Enrique Bonilla compareció ante los medios de comunicación para explicar cómo han sido sus contactos con los jugadores de Veracruz, en relación al tema de los adeudos que sostiene el club hacia ellos. Las conclusiones que el presidente de la Liga MX compartió es que la buena voluntad por parte del organismo que representa, así como de la Federación Mexicana de Futbol, en realidad existe; sin embargo, si los futbolistas no cuentan con un respaldo físico de los acuerdos verbales a los que llegaron con la directiva de los Tiburones para el pago de su salario, es poco lo que podrán hacer ellos.

Para Bonilla, la falta de controversias formales no pasa por un tema de temor a represalias del actual plantel de los escualos. De hecho, recordó el caso vivido por el técnico Guillermo Vázquez, su cuerpo técnico y ex jugadores, que en su momento acudieron a ellos y pudieron ayudarles a cobrar.

“Se dice que probablemente no presentan la controversia por miedo. La temporada pasada el señor Guillermo Vázquez y su cuerpo técnico presentaron controversia y cobraron lo que tenían que cobrar. Jugadores la temporada pasada reclamaron el pago de un premio por logros obtenidos, estaba en una hoja común y corriente, firmada con las cifras que se adeudaban del premio y todos cobraron. No debe haber temor a algún tipo de represalia. Nosotros como Liga estamos en la mejor disposición de apoyar, pero necesitan presentar su reclamo y su documentación correspondiente”, manifestó.

SI NO SE PRESENTAN, DESCIENDEN

Dejó muy claro fue la consecuencia que Veracruz podría sufrir en caso de no presentarse al partido de este viernes contra Tigres. El descenso y la eventual desafiliación, es el proceso que por reglamento tendrían que afrontar. “Si el club no se presentase a jugar el viernes, el reglamento es claro: aquel club que no se presente a la competición, desciende automáticamente. Se aplicarían los artículos correspondientes por poner en riesgo la integridad de la competencia e iniciaría el proceso de desafiliación”, aseveró.

Además, para Bonilla, ir a huelga o parar la Liga es algo que no beneficiaría en absoluto. “Si realmente sirviera para que pudiéramos sacar recursos sin documentación o para que la afianzadora pagara los reclamos sin documentación, yo sería el primero en decir que lo hagan. Parar el futbol no ayuda a que se puedan cobrar acuerdos verbales como no se pueden cobrar en ninguna parte. Si consideran que así lograrán algo yo no soy nadie para decirles que hagan algo”.

Tres visitas después al Puerto jarocho, Enrique Bonilla compareció ante los medios de comunicación para explicar cómo han sido sus contactos con los jugadores de Veracruz, en relación al tema de los adeudos que sostiene el club hacia ellos. Las conclusiones que el presidente de la Liga MX compartió es que la buena voluntad por parte del organismo que representa, así como de la Federación Mexicana de Futbol, en realidad existe; sin embargo, si los futbolistas no cuentan con un respaldo físico de los acuerdos verbales a los que llegaron con la directiva de los Tiburones para el pago de su salario, es poco lo que podrán hacer ellos.

Para Bonilla, la falta de controversias formales no pasa por un tema de temor a represalias del actual plantel de los escualos. De hecho, recordó el caso vivido por el técnico Guillermo Vázquez, su cuerpo técnico y ex jugadores, que en su momento acudieron a ellos y pudieron ayudarles a cobrar.

“Se dice que probablemente no presentan la controversia por miedo. La temporada pasada el señor Guillermo Vázquez y su cuerpo técnico presentaron controversia y cobraron lo que tenían que cobrar. Jugadores la temporada pasada reclamaron el pago de un premio por logros obtenidos, estaba en una hoja común y corriente, firmada con las cifras que se adeudaban del premio y todos cobraron. No debe haber temor a algún tipo de represalia. Nosotros como Liga estamos en la mejor disposición de apoyar, pero necesitan presentar su reclamo y su documentación correspondiente”, manifestó.

SI NO SE PRESENTAN, DESCIENDEN

Dejó muy claro fue la consecuencia que Veracruz podría sufrir en caso de no presentarse al partido de este viernes contra Tigres. El descenso y la eventual desafiliación, es el proceso que por reglamento tendrían que afrontar. “Si el club no se presentase a jugar el viernes, el reglamento es claro: aquel club que no se presente a la competición, desciende automáticamente. Se aplicarían los artículos correspondientes por poner en riesgo la integridad de la competencia e iniciaría el proceso de desafiliación”, aseveró.

Además, para Bonilla, ir a huelga o parar la Liga es algo que no beneficiaría en absoluto. “Si realmente sirviera para que pudiéramos sacar recursos sin documentación o para que la afianzadora pagara los reclamos sin documentación, yo sería el primero en decir que lo hagan. Parar el futbol no ayuda a que se puedan cobrar acuerdos verbales como no se pueden cobrar en ninguna parte. Si consideran que así lograrán algo yo no soy nadie para decirles que hagan algo”.

Local

Reprochan decisión de levantar la Sana Distancia

“No es la mejor decisión”, dice Canaco

Local

UA de C presenta fechas para exámenes de admisión

29 950 estudiantes presentarán examen el 4 y 6 de julio en licenciatura y posgrado; bachillerato el día 11

Sociedad

Infórmate de tu familiar, el sistema del IMSS para estar en contacto con pacientes Covid-19

El sistema pera en cinco hospitales para brindar información en tiempo real del estado de salud de los enfermos

Torreón

PrepaTec reconoce a alumnos de la generación 2020

130 estudiantes concluyeron el ciclo escolar 2020, y se preparan para ingresar a la educación superior

Gómez Palacio

Tras muerte de padre e hijo por conductor ebrio, Marina Vitela reforzará alcoholímetro

Lamenta la situación hoy cuando La Laguna es epicentro de la pandemia en Durango y Coahuila