/ martes 14 de mayo de 2019

Abel Rivas, tras los pasos del ‘Ruso’ y la ‘Rusita’

En la Unidad Deportiva de Gómez Palacio, entrena un joven de 16 años de edad, ya como boxeador profesional

Gómez Palacio, Durango.- Abel Rivas Román despierta todos los días muy temprano. Inicia su rutina diaria levantándose a correr. Por las tardes, entrena cada día más fuerte. El salto del pugilismo amateur al profesional no es sencillo. A su edad, hay que combinar la escuela y el boxeo.

Desde pequeño, el joven a quien apodan ‘Rusito’, vio y siguió los pasos boxísticos de su padre, Abel Rivas, el ‘Ruso’; y de su tía, Yazmín Rivas, la ‘Rusita’. Recuerda, a minutos de iniciar su práctica vespertina en la Unidad Deportiva Francisco Gómez Palacio, que su abuelo también lo llevaba al gimnasio.

“Fue como empecé desde chico. Me fue gustando, fui peleando, vi que me agradó y seguí, hasta ahorita. Me dijeron (familiares) que ganara la Olimpiada, y me la robaron. Ya no me gustó tanto el boxeo amateur. Fue como me hicieron debutar. Quise avanzar”.

En la disciplina del box, el cambio del amateurismo al profesionalismo se refleja en la fortaleza de los golpes, rivales y preparaciones. Los movimientos, la rapidez, la cosecha de puntos; es el aprendizaje que arrastra Abel Rivas, el ‘Rusito’, tras su primera pelea en la élite.

Abel Rivas del amateurismo al profesionalismo. / Cortesía

“Soy inteligente. Depende de cómo esté el rival. Me le fajo. Si veo que me está golpeando, le empiezo a boxear. Esta pelea que debuté, estuve bien, me sentí bien con mi rival. Sí estaba fuerte, pero lo supe manejar”, explica.

Para su segunda pelea como púgil profesional, a desarrollarse este 18 de mayo en Durango capital, el joven orgullo de la colonia Santa Sofía de Gómez Palacio subiría más la guardia, con el fin de no verse afectado con la entrada de tantos golpes.

Le recomendamos leer también:

“Ya grande, me gustaría ser como el ‘Canelo’ (Saúl Álvarez) o como Juan Manuel Márquez. Les intento aprender combinaciones, sus preparaciones también. Se preparan como tres o cuatro meses antes. Mi familia me dice que le eche más ganas cada vez”, menciona.

La mentalidad del ‘Rusito’ también tuvo que cambiar. Y es que, aunque practica el deporte de las narices chatas desde el 2011, en sus inicios era intermitente. Cual hobby, cambió y empezó a ser disciplinado desde el 2015.

“En todos lados hay muchísimos peleadores buenos. Cualquiera puede dar la sorpresa. Todos están bien preparados. Yo me siento bien. La disciplina, mi pegada recia y mi inteligencia me hacen que destaque”.

Con apenas 16 años de edad, Abel Rivas Román sueña en grande. Día con día, se acerca un paso más al objetivo. Apoyado y motivado por su familia de boxeadores, dirigido por el ‘Ruso’ y entrenando al lado de Yazmín, la ‘Rusita’. Es el ‘Rusito’, quien llevará tal legado en sus puños.

Gómez Palacio, Durango.- Abel Rivas Román despierta todos los días muy temprano. Inicia su rutina diaria levantándose a correr. Por las tardes, entrena cada día más fuerte. El salto del pugilismo amateur al profesional no es sencillo. A su edad, hay que combinar la escuela y el boxeo.

Desde pequeño, el joven a quien apodan ‘Rusito’, vio y siguió los pasos boxísticos de su padre, Abel Rivas, el ‘Ruso’; y de su tía, Yazmín Rivas, la ‘Rusita’. Recuerda, a minutos de iniciar su práctica vespertina en la Unidad Deportiva Francisco Gómez Palacio, que su abuelo también lo llevaba al gimnasio.

“Fue como empecé desde chico. Me fue gustando, fui peleando, vi que me agradó y seguí, hasta ahorita. Me dijeron (familiares) que ganara la Olimpiada, y me la robaron. Ya no me gustó tanto el boxeo amateur. Fue como me hicieron debutar. Quise avanzar”.

En la disciplina del box, el cambio del amateurismo al profesionalismo se refleja en la fortaleza de los golpes, rivales y preparaciones. Los movimientos, la rapidez, la cosecha de puntos; es el aprendizaje que arrastra Abel Rivas, el ‘Rusito’, tras su primera pelea en la élite.

Abel Rivas del amateurismo al profesionalismo. / Cortesía

“Soy inteligente. Depende de cómo esté el rival. Me le fajo. Si veo que me está golpeando, le empiezo a boxear. Esta pelea que debuté, estuve bien, me sentí bien con mi rival. Sí estaba fuerte, pero lo supe manejar”, explica.

Para su segunda pelea como púgil profesional, a desarrollarse este 18 de mayo en Durango capital, el joven orgullo de la colonia Santa Sofía de Gómez Palacio subiría más la guardia, con el fin de no verse afectado con la entrada de tantos golpes.

Le recomendamos leer también:

“Ya grande, me gustaría ser como el ‘Canelo’ (Saúl Álvarez) o como Juan Manuel Márquez. Les intento aprender combinaciones, sus preparaciones también. Se preparan como tres o cuatro meses antes. Mi familia me dice que le eche más ganas cada vez”, menciona.

La mentalidad del ‘Rusito’ también tuvo que cambiar. Y es que, aunque practica el deporte de las narices chatas desde el 2011, en sus inicios era intermitente. Cual hobby, cambió y empezó a ser disciplinado desde el 2015.

“En todos lados hay muchísimos peleadores buenos. Cualquiera puede dar la sorpresa. Todos están bien preparados. Yo me siento bien. La disciplina, mi pegada recia y mi inteligencia me hacen que destaque”.

Con apenas 16 años de edad, Abel Rivas Román sueña en grande. Día con día, se acerca un paso más al objetivo. Apoyado y motivado por su familia de boxeadores, dirigido por el ‘Ruso’ y entrenando al lado de Yazmín, la ‘Rusita’. Es el ‘Rusito’, quien llevará tal legado en sus puños.

Local

Quedan estrictamente prohibidas las graduaciones

Se quedan sin ingresos músicos, fotógrafos, salones y más negocios

Torreón

Dispersan 35 fiestas en La Laguna

Algunas eran amenizadas con música de banda

Celebridades

Famosos hacen llamado de conciencia ante pandemia Covid-19

Belinda, Andrea Legarreta, Dulce María, Claudia Álvarez, se unen a campaña social de una firma japonesa que busca ayudar a más de 60 mil personas

México

Todas las entidades, salvo Zacatecas, permanecen en semáforo rojo

Imprescindible que la sociedad sepa que el peligro persiste: López Gatell