/ sábado 12 de octubre de 2019

El campeón de Serie Mundial de Beisbol visitó Torreón

Jaime García habla de su retiro

Torreón, Coahuila.- Jaime Omar García Rodríguez el lanzador mexicano de béisbol profesional que fue campeón en el 2011 con los Cardenales de San Luis de Serie Mundial donde lanzó los juegos 2 y 6, se retiró por varias lesiones en su brazo de lanzamiento, hombro y cuello, a pesar de tener ofertas de varios equipo de Grandes Ligas, fue drafteado en 2005 por los pájaros, pasó 3 años en sucursales, tuvo la cirugía Tommy Jhon de la cual se recuperó ante todo pronóstico, estuvo en la ciudad de Torreón, en el fraccionamiento La Rúa para realizar unos compromisos comerciales en donde se dio tiempo para atender a los medios de comunicación.

Sobre su visita a la comarca Lagunera y su retiro comento en una larga charla:

“Contento de estar aquí, esta temporada decidí retirarme, esta temporada pasada, una sorpresa para muchas personas que como dices tú, que estoy joven todavía, que había todavía varios años por jugar pero fue una decisión que tome ya de varios años, ya era un plan que tenía yo de lograr prácticamente lo que quería, cumplí casi 11 años en ligas mayores, los que conocen de beisbol saben que tuve muchas lesiones, muchas operaciones, mas aparte otras que mucha gente no sabe, entonces ya era una visión que tenía clara de eso, que sigue para Jaime García: la verdad que estoy y tengo muchos proyectos muy interesantes, educándome mucho, estoy escribiendo un libro, dando platicas, conferencias, involucrándome mucho con las organizaciones que he apoyado a lo largo de los años, es el servicio de ya sea construir casas, llevar agua potable a comunidades muy necesitadas, un servidor, la verdad me gusta, me pregunta la gente que haces, no soy conferencista, nunca fui un beisbolista profesional, era lo que hacía, pero soy un servidor de Dios y un servidor de la gente”.

Te recomendamos:

Sobre qué tan difícil fue su proceso para llegar a grandes ligas Jaime compartió “Extremadamente difícil la verdad que fue un proceso muy complicado que se requirió con mucha fe en Dios primero que nada, especialmente como les decía por haber sufrido con muchos problemas en mi brazo desde muy joven, desde muy niño, pero muy orgulloso, muy agradecido por haberme mantenido persistente y muy orgulloso por esos momentos difíciles que creo que son los que nos definen y nos hacen como persona, forman nuestro carácter de una manera que cualquier otra cosa no lo puede hacer, entonces si fue un proceso muy complicado, muy difícil pero que valió la pena porque Gracias a Dios se logró todo lo que me propuse”.

Jaime Tuvo marca de 73-62 con efectividad de 3.52 de por vida en 10 años como lanzador.

Torreón, Coahuila.- Jaime Omar García Rodríguez el lanzador mexicano de béisbol profesional que fue campeón en el 2011 con los Cardenales de San Luis de Serie Mundial donde lanzó los juegos 2 y 6, se retiró por varias lesiones en su brazo de lanzamiento, hombro y cuello, a pesar de tener ofertas de varios equipo de Grandes Ligas, fue drafteado en 2005 por los pájaros, pasó 3 años en sucursales, tuvo la cirugía Tommy Jhon de la cual se recuperó ante todo pronóstico, estuvo en la ciudad de Torreón, en el fraccionamiento La Rúa para realizar unos compromisos comerciales en donde se dio tiempo para atender a los medios de comunicación.

Sobre su visita a la comarca Lagunera y su retiro comento en una larga charla:

“Contento de estar aquí, esta temporada decidí retirarme, esta temporada pasada, una sorpresa para muchas personas que como dices tú, que estoy joven todavía, que había todavía varios años por jugar pero fue una decisión que tome ya de varios años, ya era un plan que tenía yo de lograr prácticamente lo que quería, cumplí casi 11 años en ligas mayores, los que conocen de beisbol saben que tuve muchas lesiones, muchas operaciones, mas aparte otras que mucha gente no sabe, entonces ya era una visión que tenía clara de eso, que sigue para Jaime García: la verdad que estoy y tengo muchos proyectos muy interesantes, educándome mucho, estoy escribiendo un libro, dando platicas, conferencias, involucrándome mucho con las organizaciones que he apoyado a lo largo de los años, es el servicio de ya sea construir casas, llevar agua potable a comunidades muy necesitadas, un servidor, la verdad me gusta, me pregunta la gente que haces, no soy conferencista, nunca fui un beisbolista profesional, era lo que hacía, pero soy un servidor de Dios y un servidor de la gente”.

Te recomendamos:

Sobre qué tan difícil fue su proceso para llegar a grandes ligas Jaime compartió “Extremadamente difícil la verdad que fue un proceso muy complicado que se requirió con mucha fe en Dios primero que nada, especialmente como les decía por haber sufrido con muchos problemas en mi brazo desde muy joven, desde muy niño, pero muy orgulloso, muy agradecido por haberme mantenido persistente y muy orgulloso por esos momentos difíciles que creo que son los que nos definen y nos hacen como persona, forman nuestro carácter de una manera que cualquier otra cosa no lo puede hacer, entonces si fue un proceso muy complicado, muy difícil pero que valió la pena porque Gracias a Dios se logró todo lo que me propuse”.

Jaime Tuvo marca de 73-62 con efectividad de 3.52 de por vida en 10 años como lanzador.

Torreón

Confirman cierre de panteones en Torreón

En reunión extraordinaria, lo acordaron así hoy autoridades municipales y estatales

Local

Se reúne López Obrador con familiares de mineros de Pasta de Conchos

Verifica el cumplimiento de la reparación integral del daño

Local

No se protegerá a ningún elemento que incurra en una falta

Igualmente pidió respeto a la ciudadanía para con los agentes

Torreón

Fallecen médicos laguneros en la víspera del Día del Médico

Ambos fueron víctimas del Covid según redes sociales

Local

Rinde informe director de Fomento Agropecuario

Destaca la entrega de apoyos a productores y beneficios materiales a escuelas rurales

Virales

Sacan de avión a mujer por no usar cubrebocas; tose a los demás en venganza

'Váyanse todos, mueran todos', exclamó mientras cometía la agresión sanitaria