imagotipo

Es Pato un gran Guerrero

  • Guillermo Alarcón Murillo
  • en Deporte-local

Torreón, Coahuila.- Los jugadores de Santos Laguna compartieron un momento especial con “Pato”, quien fuera su padrino en la temporada de apertura del 2015 y que ahora ha demostrado ser un gran guerrero al vencer a la leucemia linfoblástica, siendo su primer deseo estar con sus ídolos deportivos, quienes festejaron con pastel este gran triunfo.

Al término del entrenamiento, en el terreno de juego, Patricio Sáenz Ruiz se reunió con sus ídolos, quienes le arroparon con saludos y felicitaciones, además del tradicional pastel para festejar esta fecha tan especial, en la que “Pato” fue dado de alta por los médicos, luego de recibir el pasado martes su última quimioterapia.

Uno a uno de los jugadores se acercó y felicitó a “Pato”, quien para ellos ha dado muestras de ser un gran guerrero, después de haber librado una batalla de más de cuatro años con la enfermedad y a sus ocho años estar en buena salud para ahora luchar por sus sueños.

Los jugadores Néstor Araujo, quien además es su padrino de primera comunión y Javier Abella, no dudaron en invitar a Patricio al entrenamiento al enterarse de la gran noticia, mientras que Carlos Izquierdoz comentó, “Pato desde el primer día que llegó se ganó nuestra admiración, lo queremos muchísimo, un chico súper humilde, súper sencillo y que haya logrado este triunfo para nosotros es increíble, como vieron nos provocó mucha alegría, ojalá lo tengamos más seguido por acá porque realmente lo queremos muchísimo”.

Llenos de satisfacción se mostraron también los padres y familiares de Patricio que le acompañaron a este gran momento, sus padres Oscar y Patricia, su hermano Emiliano, así como sus tíos Brenda y Omar, junto con su prima Roberta.

Puede ser de su interés: Ulises Rivas quiere mejorar en el Apertura 2017

Cabe recordar que a “Pato” le fue detectada la enfermedad de leucemia linfoblástica a la edad de tres años y medio, desde entonces libró una dura batalla por mantenerse con vida con los tratamientos médicos, pero sin duda su relación con los jugadores de Santos fue una gran motivación para el pequeño, quien además de haber sido el padrino en el 2015 mantiene un relación especial con algunos de ellos, como es el caso de Néstor Araujo y Javier Abella.

Seguramente “Pato” aún tiene mucha historia que escribir y su gran meta es llegar a ser jugador profesional de futbol, ya sea en la posición de delantero o en la portería, en las que se desempeña bastante bien, según comentó su padre, por lo que no se duda que en un futuro cercano se observe con los colores albiverdes pisando el césped del Territorio Santos Modelo.