/ jueves 16 de mayo de 2019

Evita llevar a tu trabajo estos cinco alimentos en tupper

Aunque resulte práctico y común, no todo se puede transportar en los famosos recipientes de plástico

Estás en la oficina y de pronto ¡Pum!, te enfermas del estómago y no te explicas por qué pues no has comido en la calle y llevas los alimentos desde tu casa. La respuesta puede estar en que no todos los alimentos pueden ser transportados o conservados por muchas horas en los famosos recipientes de plástico de uso común en oficinas. Aquí te enlistamos alimentos que sería mejor no llevar en tupper y si lo haces, cómo conservarlos.


1.- Ensaladas

Comúnmente las ensaladas se comen frescas, están compuestas de frutas, hierbas, verduras y, como toque final, aderezos y toppings de semillas. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), todos estos productos, exceptuando las semillas, se descomponen rápidamente. Son 80% agua, por lo que si no se refrigeran, pueden convertirse en un caldo de bacterias. Si las piensas consumir en poco tiempo, no hay problema, pero si las vas a llevar a la oficina, lo mejor es buscar cómo mantenerlas en refrigeración.

Foto: Instagram

2.- Pasta y arroz

Estos dos alimentos son muy ricos pero, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), si pasan mucho tiempo en un contenedor de plástico sin refrigerar desarrollan una bacteria llamada bacillus cereus que nace a temperatura ambiente y provoca vómito y diarrea.

Foto: Instagram

3.- Carne, pescados y mariscos

Al guardar en un tupper algún tipo de carne procesada que ha sido manipulada previamente, como cortes rebozados o carne picada, pueden disminuir sus propiedades, pierde textura y se estropea rápidamente. La recomendación es que no pase muchas horas encerrada en un recipiente de plástico sin refrigeración y se consuma lo antes posible.

Foto: Instagram

4.- Guisos previamente hervidos

Toda la comida previamente hervida puede guardarse en un tupper cuando se haya enfriado perfectamente. Al guardar los alimentos fríos, el contacto con el plástico no genera vapor y se conserva mejor su textura. Además, reducimos el riesgo de desprendimiento de aditivos del plástico.

Foto: Instagram

5.- Alimentos que contengan leche

Las cremas, el yogurt, las salsas con leche o crema, tienden a cortarse y provocar problemas gastrointestinales. Si no podemos respetar escrupulosamente la cadena de frío, mejor usarlas de forma industrial.

Foto: Instagram


Estás en la oficina y de pronto ¡Pum!, te enfermas del estómago y no te explicas por qué pues no has comido en la calle y llevas los alimentos desde tu casa. La respuesta puede estar en que no todos los alimentos pueden ser transportados o conservados por muchas horas en los famosos recipientes de plástico de uso común en oficinas. Aquí te enlistamos alimentos que sería mejor no llevar en tupper y si lo haces, cómo conservarlos.


1.- Ensaladas

Comúnmente las ensaladas se comen frescas, están compuestas de frutas, hierbas, verduras y, como toque final, aderezos y toppings de semillas. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), todos estos productos, exceptuando las semillas, se descomponen rápidamente. Son 80% agua, por lo que si no se refrigeran, pueden convertirse en un caldo de bacterias. Si las piensas consumir en poco tiempo, no hay problema, pero si las vas a llevar a la oficina, lo mejor es buscar cómo mantenerlas en refrigeración.

Foto: Instagram

2.- Pasta y arroz

Estos dos alimentos son muy ricos pero, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), si pasan mucho tiempo en un contenedor de plástico sin refrigerar desarrollan una bacteria llamada bacillus cereus que nace a temperatura ambiente y provoca vómito y diarrea.

Foto: Instagram

3.- Carne, pescados y mariscos

Al guardar en un tupper algún tipo de carne procesada que ha sido manipulada previamente, como cortes rebozados o carne picada, pueden disminuir sus propiedades, pierde textura y se estropea rápidamente. La recomendación es que no pase muchas horas encerrada en un recipiente de plástico sin refrigeración y se consuma lo antes posible.

Foto: Instagram

4.- Guisos previamente hervidos

Toda la comida previamente hervida puede guardarse en un tupper cuando se haya enfriado perfectamente. Al guardar los alimentos fríos, el contacto con el plástico no genera vapor y se conserva mejor su textura. Además, reducimos el riesgo de desprendimiento de aditivos del plástico.

Foto: Instagram

5.- Alimentos que contengan leche

Las cremas, el yogurt, las salsas con leche o crema, tienden a cortarse y provocar problemas gastrointestinales. Si no podemos respetar escrupulosamente la cadena de frío, mejor usarlas de forma industrial.

Foto: Instagram


Local

(Video) En dos semanas esperan contratos de carbón: PRODEMI

La Promotora para el Desarrollo Minero de la región carbonífera asegura que todos los que reciben contratos son certificados, es decir que sean productores, no intermediarios

Deportes

Premia Gobierno de Coahuila a lo mejor del deporte

Entrega gobernador Miguel Riquelme el Premio Estatal del Deporte 2019

Turismo

Alistan Día de muertos en Morelia

Con 150 actividades se llevarán a cabo las tradicionales festividades mexicanas en la entidad michoacana

Sociedad

Riesgoso, abrir puerta a los autos chocolate: IP

IP acusa que la medida colapsará las ventas de vehículos nuevos y que será una fuente de delitos

Cultura

Exhiben un rostro femenino inédito en "Otras Mujeres. La decisión de no tener hijos"

En el marco de FOTOMÉXICO 2019 se presenta otras Mujeres. La decisión de no tener hijos

Gossip

Regresa a México el homenaje a Michael Jackson

El espectáculo se basa en la esencia del cantante con sus canciones más representativas

Gossip

Se despide Hoy no me puedo levantar

El productor Alejandro Gou aseguro es la ultima puesta en escena del exitoso musical 

Cine

Ripstein presenta El diablo entre las piernas, sobre la plenitud sexual en la tercera edad

El realizador mexicano estrenó en el FICM su cinta protagonizada por Sylvia Pasquel y Alejandro Suárez sobre la crisis de una pareja adulta y su sexualidad