/ domingo 5 de septiembre de 2021

México, presente en Festival de Venecia con El hoyo en la cerca

El hoyo en la cerca, una dura crítica a la élite que goza de privilegios y es marcada por prejuicios desde la infancia

VENECIA. La élite social, económica y política se mantiene adoctrinando a sus cachorros en la crueldad, sostiene el mexicano Joaquín del Paso en El hoyo en la cerca, con la que compite en la sección Horizontes de Venecia.

La cinta tiene aristas de terror: un campamento exclusivo cristiano al que los ricos mandan a sus hijos para someterles a un adiestramiento físico, moral y religioso que marcará su vidas adultas, llamados todos a desempeñar cargos de mando.

El hallazgo de un orificio en la cerca que rodea al campamento desencadena acontecimientos trágicos e inquietantes, escudados en la fe, por parte de los violentos muchachos.

Del Paso (Ciudad de México, 1986) explica en entrevista que la película surge de una vivencia personal: en su adolescencia estudió en una escuela del Opus Dei.

"Me di cuenta del nivel de manipulación y de presión, la forma en que los maestros ponen a los niños en contra entre sí, cómo generan esa atmósfera violenta".

"La película habla del fundamento y del origen, de ese poder sustentado en el sentido de comunidad del privilegiado contra el enemigo, el pobre, el inmigrante, el diferente, en resumidas cuentas", explica el cineasta.

En esta estructura, a su parecer muy vigente en México, juega un rol importante la Iglesia, que describe como "el poder por el poder disfrazado de algo espiritual".

Pero, ¿qué hacer ante un régimen tan tóxico y voraz como el que plantea su película? Una pregunta de difícil respuesta, aunque un papel importante puede desempeñar un cine valiente.

¿Servirá su película para ello? "Ya veremos qué distribución tiene, ahí entran otros juegos de poder, pero yo pensaría que una película sí puede cambiar la forma de ver el mundo", sostiene.

En este sentido, se plantea el alcance que tendrá el cine "crítico y provocador en el siglo XXI", cuando, lamenta, "hay mucha represión hasta dentro de nosotros mismos", como artistas, porque rige una cultura de la cancelación, "de la división de pensamiento", que se traduce en "películas tibias para no molestar a alguien".

Por eso, expresa "mis respetos al Festival de Venecia por tener el valor de poner películas críticas en la cuna del catolicismo". El cineasta mexicano ya estuvo en el certamen como equipo de La región salvaje (2016) de Amat Escalante y de Nuestro tiempo (2018) de Carlos Reygadas.

VENECIA. La élite social, económica y política se mantiene adoctrinando a sus cachorros en la crueldad, sostiene el mexicano Joaquín del Paso en El hoyo en la cerca, con la que compite en la sección Horizontes de Venecia.

La cinta tiene aristas de terror: un campamento exclusivo cristiano al que los ricos mandan a sus hijos para someterles a un adiestramiento físico, moral y religioso que marcará su vidas adultas, llamados todos a desempeñar cargos de mando.

El hallazgo de un orificio en la cerca que rodea al campamento desencadena acontecimientos trágicos e inquietantes, escudados en la fe, por parte de los violentos muchachos.

Del Paso (Ciudad de México, 1986) explica en entrevista que la película surge de una vivencia personal: en su adolescencia estudió en una escuela del Opus Dei.

"Me di cuenta del nivel de manipulación y de presión, la forma en que los maestros ponen a los niños en contra entre sí, cómo generan esa atmósfera violenta".

"La película habla del fundamento y del origen, de ese poder sustentado en el sentido de comunidad del privilegiado contra el enemigo, el pobre, el inmigrante, el diferente, en resumidas cuentas", explica el cineasta.

En esta estructura, a su parecer muy vigente en México, juega un rol importante la Iglesia, que describe como "el poder por el poder disfrazado de algo espiritual".

Pero, ¿qué hacer ante un régimen tan tóxico y voraz como el que plantea su película? Una pregunta de difícil respuesta, aunque un papel importante puede desempeñar un cine valiente.

¿Servirá su película para ello? "Ya veremos qué distribución tiene, ahí entran otros juegos de poder, pero yo pensaría que una película sí puede cambiar la forma de ver el mundo", sostiene.

En este sentido, se plantea el alcance que tendrá el cine "crítico y provocador en el siglo XXI", cuando, lamenta, "hay mucha represión hasta dentro de nosotros mismos", como artistas, porque rige una cultura de la cancelación, "de la división de pensamiento", que se traduce en "películas tibias para no molestar a alguien".

Por eso, expresa "mis respetos al Festival de Venecia por tener el valor de poner películas críticas en la cuna del catolicismo". El cineasta mexicano ya estuvo en el certamen como equipo de La región salvaje (2016) de Amat Escalante y de Nuestro tiempo (2018) de Carlos Reygadas.

Torreón

Agua sin arsénico en Torreón: Consejo del SIMAS busca hacerlo posible

Son varias las propuestas para que en Torreón pueda tomarse agua sin arsénico de origen

Círculos

Rigoberto, el socorrista que vivió la inseguridad y la pandemia de Covid en Torreón

El socorrista en Torreón, Rigoberto Hernández, compartió a El Sol de La Laguna su experiencia en el trabajo durante la inseguridad y la pandemia de Covid

Gómez Palacio

Inauguran la Feria de la Familia en la Expo Feria Gómez Palacio

Se contó con la presencia del General Brigadier Diplomado de Estado Mayor, Rogelio García Pérez

Gossip

Napoleón, firme en su decisión de retirarse de los escenarios

José María Napoleón retoma el tour Hasta siempre y se despide en escenarios de la Ciudad de México, Monterrey, y Guadalajara

Sociedad

México vierte agua sucia en el río Bravo

La CILA manifestó preocupación por estos desagües, ya que el caudal que nace en la parte norteamericana es usado para el riego de cultivos de maíz y trigo

Finanzas

Empresas europeas apoyan la inclusión

Las compañías suizas han sido pioneras en adoptar políticas corporativas a favor de las personas LGBT+

Sociedad

Atacan a tiros fiesta de director policiaco en NL

Rafaguearon 4 hombres armados el frente del inmueble; no hay heridos

Cultura

Carlos Monsiváis y Salvador Novo: dos intelectuales en el clóset

Carlos Monsiváis y Salvador Novo, los mayores cronistas de la ciudad de México en su época, fueron, sin llegar a proponérselo, pioneros del activismo en favor de los derechos LGBT+ 

Mundo

Ecuador denuncia intento de Golpe de Estado

Lasso no descarta uso de armas letales; fuertes enfrentamientos fuera del Congreso en la capital