/ martes 3 de marzo de 2020

Cardencheros, sin apoyo gubernamental se aferran a su canto

Se espera que al menos tres alumnos continúen con el legado

Comarca Lagunera.- Los Cardencheros de Sapioríz, Durango, han recibido un sin número de reconocimientos no solamente a nivel nacional, sino también en las giras que han emprendido en diversas partes de Europa y Asia, en el año 2008, de manos del entonces Presidente de la República, Felipe Calderón, fueron acreedores al Premio Nacional de Ciencias y Artes. Este género de la música popular de la Región Lagunera de Durango, corre el riesgo en extinguirse, pese al reconocimiento a nivel mundial, hoy en día los Cardencheros de Sapioríz no cuentan con ningún tipo de apoyo ni beca económica.

Los orígenes del canto se remontan a los periodos de despegue de una vasta producción algodonera que requirió no solo una tecnología vanguardista sino una aplicación numerosa de mano de obra representada mayoritariamente por lo peones y jornaleros campesinos que trabajan en las labores de las grandes haciendas. Así la Laguna se convierte en un polo de atracciones de grupos campesinos que arribaban en grupos familiares o de individuos de distintas comunidades.

Se piensa que los gérmenes del canto cardenche llegaron como una remesa cultural portada por los migrantes provenientes del Estado de Zacatecas y de algunas regiones de los Estados de Chihuahua, Durango y Coahuila. Probablemente muchos de estos hombres solo llegaron con sus instrumentos de labranza o sus propias manos por lo que los cantos de sus tierras eran interpretadas a capella sin apoyo instrumental. La escucha de ciertos cantos religiosos que ejecutaban misioneros franciscanos y jesuitas” cantos polifónicos” tuvieron un impacto en la interpretación de las canciones de los migrantes que fueron conformando poco a poco el canto cardenche. Tal vez sea esta la ruta más verosímil que conduce a la cardenche.

El canto cardenche toma su nombre de una cactácea muy abundante en la región de agudas y filosas espinas. Los campesinos de la Laguna dicen que el canto es como las púas de este cactus que penetran fácil y profundamente pero su extracción es difícil y dolorosa. Las canciones que conforman el repertorio cardenche son clasificadas por sus intérpretes como de amor y de desprecio; pero también están presentes la soledad, la nostalgia, las despedidas que conmueven al hombre de todos los tiempos y de todas las latitudes. Por eso el protagonista fundamentalmente del canto cardenche es el amor.

Martha Rosales Reyes, quien se desempeña como promotora cultural en la Unidad Regional de Culturas Populares, Indígenas Urbanas, de Durango, con sede en Gómez Palacio, dentro de las instalaciones de la Casa de la Cultura, informó que actualmente los Cardencheros de Sapioríz no cuentan con ningún tipo de apoyo, ni en especie ni mucho menos en efectivo.

Los actuales intérpretes de este canto, Guadalupe Salazar Vázquez, Antonio Valles Luna y Fidel Elizalde García, tienen el mérito y compromiso de ser depositarios de esta tradición y promotores y salvaguardas del canto cardenche desde hace más de veinte años, son ellos los que han hecho posible el que se siga disfrutando de este género y se reflexione en torno a esta tradición.

De este grupo, Fidel es quien aprendió el canto de su padre y lo interpretaba con él, el resto solo conocían e interpretaban algunas pocas canciones. Es a través de talleres de revitalización del canto y largas sesiones de ensayos que este grupo se consolidó, en gran medida gracias al tesón y amor por la cardenche de dos personas: Alfonso Flores Domene desde el ámbito institucional, y Don Juan Sánchez Ponce, cardenchero y formador de nuevos intérpretes, siempre preocupado porque el canto no se perdiera.

Pese a las múltiples promesas que se han vertido sobre los originales Cardencheros de Sapioríz, es fecha que no se les ha reconocido ni valorado, al día de hoy, no cuentan con ningún tipo de estímulos.

Comarca Lagunera.- Los Cardencheros de Sapioríz, Durango, han recibido un sin número de reconocimientos no solamente a nivel nacional, sino también en las giras que han emprendido en diversas partes de Europa y Asia, en el año 2008, de manos del entonces Presidente de la República, Felipe Calderón, fueron acreedores al Premio Nacional de Ciencias y Artes. Este género de la música popular de la Región Lagunera de Durango, corre el riesgo en extinguirse, pese al reconocimiento a nivel mundial, hoy en día los Cardencheros de Sapioríz no cuentan con ningún tipo de apoyo ni beca económica.

Los orígenes del canto se remontan a los periodos de despegue de una vasta producción algodonera que requirió no solo una tecnología vanguardista sino una aplicación numerosa de mano de obra representada mayoritariamente por lo peones y jornaleros campesinos que trabajan en las labores de las grandes haciendas. Así la Laguna se convierte en un polo de atracciones de grupos campesinos que arribaban en grupos familiares o de individuos de distintas comunidades.

Se piensa que los gérmenes del canto cardenche llegaron como una remesa cultural portada por los migrantes provenientes del Estado de Zacatecas y de algunas regiones de los Estados de Chihuahua, Durango y Coahuila. Probablemente muchos de estos hombres solo llegaron con sus instrumentos de labranza o sus propias manos por lo que los cantos de sus tierras eran interpretadas a capella sin apoyo instrumental. La escucha de ciertos cantos religiosos que ejecutaban misioneros franciscanos y jesuitas” cantos polifónicos” tuvieron un impacto en la interpretación de las canciones de los migrantes que fueron conformando poco a poco el canto cardenche. Tal vez sea esta la ruta más verosímil que conduce a la cardenche.

El canto cardenche toma su nombre de una cactácea muy abundante en la región de agudas y filosas espinas. Los campesinos de la Laguna dicen que el canto es como las púas de este cactus que penetran fácil y profundamente pero su extracción es difícil y dolorosa. Las canciones que conforman el repertorio cardenche son clasificadas por sus intérpretes como de amor y de desprecio; pero también están presentes la soledad, la nostalgia, las despedidas que conmueven al hombre de todos los tiempos y de todas las latitudes. Por eso el protagonista fundamentalmente del canto cardenche es el amor.

Martha Rosales Reyes, quien se desempeña como promotora cultural en la Unidad Regional de Culturas Populares, Indígenas Urbanas, de Durango, con sede en Gómez Palacio, dentro de las instalaciones de la Casa de la Cultura, informó que actualmente los Cardencheros de Sapioríz no cuentan con ningún tipo de apoyo, ni en especie ni mucho menos en efectivo.

Los actuales intérpretes de este canto, Guadalupe Salazar Vázquez, Antonio Valles Luna y Fidel Elizalde García, tienen el mérito y compromiso de ser depositarios de esta tradición y promotores y salvaguardas del canto cardenche desde hace más de veinte años, son ellos los que han hecho posible el que se siga disfrutando de este género y se reflexione en torno a esta tradición.

De este grupo, Fidel es quien aprendió el canto de su padre y lo interpretaba con él, el resto solo conocían e interpretaban algunas pocas canciones. Es a través de talleres de revitalización del canto y largas sesiones de ensayos que este grupo se consolidó, en gran medida gracias al tesón y amor por la cardenche de dos personas: Alfonso Flores Domene desde el ámbito institucional, y Don Juan Sánchez Ponce, cardenchero y formador de nuevos intérpretes, siempre preocupado porque el canto no se perdiera.

Pese a las múltiples promesas que se han vertido sobre los originales Cardencheros de Sapioríz, es fecha que no se les ha reconocido ni valorado, al día de hoy, no cuentan con ningún tipo de estímulos.

Local

Caída del empleo será espeluznante: IMPLAN

”Coahuila es un estado manufacturero y eso es positivo para la economía”