imagotipo

+ Titipuchal de partidos

  • RUN RUN

+ PRI, Viesca en riesgo
+ Mareado de poder
+ Ávalos, priista de sexenio

COAHUILA VA en la ruta de convertirse en el Estado con más partidos políticos en todo el país. Y es que en Coahuila es tan fácil crear partidos políticos como lo es localizar un Oxxo. Los requisitos para los nuevos partidos políticos son tan fáciles de cumplir que Coahuila podría tener hasta 24 organismos políticos el próximo año. Pero vayamos por partes. Actualmente hay 14 asociaciones civiles que están buscando el registro como partidos políticos, para lo cual tendrán que contar con mínimo de firmas de apoyo y asambleas. Entre esas 14 asociaciones civiles se encuentran, adivinó Usted, los mismos dueños, perdón, los mismos dirigentes de los partidos que perdieron el registro al no haber obtenido la mínima votación en la elección del 4 de junio del 2017, es decir, los partidos Joven (PJ) de Édgar Puente Sánchez, Primero Coahuila (PPC) de Jesús Contreras Pacheco, Socialdemócrata Independiente de Coahuila (PSI) de Samuel Acevedo, de la Revolución Coahuilense (PRC) de Abundio Ramírez Vázquez, y Campesino y Popular (PCP) de José Luis López Cepeda. Así viene esto de los nuevos partidos políticos…

POR SU DESMEDIDA ambición de poder, el alcalde de Viesca, Óscar Jaramillo Muruaga, estaría comprometiendo un eventual triunfo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la elección de alcalde del primero de julio en la que participará su hija Nadia Jaramillo Rodríguez, a la que impuso ahora sí que a gritos y sombrerazos. La razón es muy sencilla pues Nadia fue funcionaria pública en la anterior administración municipal en la que se desempeñó como auxiliar de la Dirección de Desarrollo Social y no renunció en las fechas establecidas en el calendario electoral del Instituto Electoral de Coahuila (IEC) que preside Gabriela de León Farías. Para los partidos de oposición en Viesca, es muy fácil comprobar que Nadia no renunció porque cobró sus dos últimas quincenas de diciembre como funcionaria municipal e incluso el pago correspondiente al aguinaldo. Para esta comprobación, a los opositores les bastaría solicitar a las autoridades correspondientes el “timbre” de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sobre los pagos que se hicieron a Nadia dentro de las fechas en las que debieron haber renunciado los funcionarios públicos. Si el PRI ganara en Viesca, lo cual no está muy claro por lo que comentaremos más adelante, podría perder por default si es que la oposición impugna las elecciones y demuestra que Nadia era funcionaria pública. Óscar Jaramillo Muruaga logró imponer a su hija Nadia como candidata del PRI a la Presidencia Municipal de Viesca luego de que él quería reelegirse en el cargo pero le fue negada la candidatura. Entonces hubo tres propuestas, la de Óscar Jaramillo que propuso a su hija Nadia Jaramillo, la de Mario Alcocer Gallardo que propuso a su hermana Guadalupe y una tercera la de Norma Rivas. El PRI de Coahuila que preside Rodrigo Fuentes Ávila deberá ponerse muy listo en Viesca. Óscar Jaramillo “ganó” pero perdió y vamos a ver por qué…

ÓSCAR JARAMILLO Muruaga es uno de los políticos que se suben al ladrillito del poder y se marean. Lo que se sabe es que el acuerdo era que Jaramillo sería alcalde por un año, alcalde por el 2017, y que en la elección del primero de julio de la alcaldía por tres años llevaría como candidata a Norma Rivas, del Organismo Nacional de Mujeres del PRI (ONMPRI). Sin embargo, Óscar no respetó ese acuerdo y empezó el desorden, logrando que se escuchara, para mal, el municipio de Viesca. Secundado por sus incondicionales Hilario Escobedo, “El Layín”, y Alfredo Compean, el primero secretario del Ayuntamiento y el segundo tesorero municipal, Jaramillo se la creyó, se creyó que él solito ganó la pasada elección, que él es el único poder en Viesca y que sólo él podría ganar nuevamente las elecciones municipales. Al creer, imaginarse y pensar que él representa la salvación del PRI en Viesca, Óscar realizó diferentes movilizaciones, una de éstas al mismísimo Palacio de Gobierno, para exigir que se le permitiera la reelección como alcalde con el argumento de que solamente él representa una garantía de triunfo. Alentado y apoyado por Hilario Escobedo y Alfredo Compeán, el alcalde Óscar Jaramillo organizó la manifestación en el Palacio de Gobierno para lo cual contrató autobuses que los llenó de funcionarios y empleados municipales a los que llevó a Saltillo sin importar dejar solas las oficinas de la Presidencia Municipal. Escobedo y Compeán, éste quien ha estado radicando varios años en Estados Unidos, parecen decir que con un año no van a completar y por eso instigaron a Jaramillo a ir por la alcaldía de tres años. Jaramillo se cree el ombligo de Viesca, se cree la persona más importante, querida, amada y respetada de este municipio, y por ello en poco tiempo ha logrado unificar, pero en contra, a los viesquenses. Óscar cree que es inteligente, simpático y un dechado de virtudes, y por ello, para empezar, no respetó el acuerdo de que él sólo sería alcalde por un año y que en la siguiente elección la candidata sería Norma Rivas, impuso a su hija Nadia como candidata y ha ninguneado a los diferentes actores políticos del PRI en el Municipio. Por su arrogancia, prepotencia y soberbia, Jaramillo se está llevando entre las patas, perdón por la expresión, a Viesca, y también al PRI que puede perder en las urnas o en los tribunales electorales…

DIVERSAS REACCIONES han generado la salida de Juan Ávalos Méndez del PRI y su incorporación como candidato de MORENA a una diputación local. Al margen de lo que se ha dicho a favor y en contra de Ávalos, no hay necesidad de echar tanto brinco si tomamos como base que Juan ha sido, como otros, un político de sexenio, un priista de sexenio, sin convicciones, sin trayectoria, sin capacidades y sin méritos y con la única virtud de haber sido amigo o ahijado político del gobernador en turno, en este caso de Jorge Herrera Caldera. Para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo, podríamos decir al asegurar que lo que ha sido Juan Ávalos en el PRI es por su padrino Jorge Herrera Caldera, hasta ahí. Jorge Herrera hizo a Juan Ávalos secretario de Turismo del Gobierno del Estado y luego, para buscar hegemonía en La Laguna, lo hizo diputado local por uno de los distritos en Gómez Palacio. Herrera hizo a Ávalos también presidente del Comité Municipal del PRI de Gómez Palacio. A Ávalos, a quien más se le recuerda en el PRI como “El Baila Perros”, no se le pueden atribuir los triunfos del PRI en Gómez Palacio, donde si el PRI ganó fue por Leticia Herrera Ale y nadie más. Ávalos también fue nombrado secretario adjunto de la presidencia del Comité Directivo Estatal del PRI donde eso y nada es nada. ¿Convicciones? ¿Ideología? ¿Compromiso? Ávalos fue un político de sexenio, un priista de sexenio, un junior de la política, simplemente eso…