imagotipo

+ Riquelme gobernador

  • RUN RUN

+ Manolo por el PRI
+ Javier por MORENA
+ ¿Zermeño por el PAN?

LA CANDIDATURA DEL Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Miguel Ángel Riquelme Solís al Gobierno del Estado de Coahuila para las elecciones del 2017 se construyó con mucha anticipación. Estudiante del Instituto Tecnológico de La Laguna (ITL) en el período 1989-1994, Riquelme egresó como ingeniero en Sistemas Computacionales en Programación. Riquelme empezó su carrera política como titular de la Recaudación de Rentas en Matamoros (1994-1995). Tenía sus oficinas, es un decir, en una pequeña plaza comercial del centro de Matamoros; su despacho ocupaba una área pequeña donde estaba su silla, un escritorio bastante modesto y dos sillas para atender al público. Luego de haber sido director de Control Vehicular en Torreón (1994-1995) y después de volver a ser titular de la Recaudación de Rentas en Matamoros (1997-1999), Miguel Riquelme inició su trayectoria política como consejero político estatal del PRI en 1997. A partir de ahí ocupó diversos cargos políticos y administrativos, hasta que fue diputado local en la LXV Legislatura (2006-2008). Su carrera política despegó cuando fue diputado federal en la LVI Legislatura (2009-2011), además de haber sido nombrado secretario de Desarrollo Regional de La Laguna en 2011. La candidatura de Riquelme empezó a construirse desde o antes de diciembre de 2011 a agosto de 2012 cuando fue secretario de Gobierno de Coahuila y luego cuando de agosto de 2012 a enero de 2013 fue secretario de Desarrollo Social. A partir de entonces se le puso manos a la candidatura cuando fue postulado como candidato del PRI a la Presidencia Municipal de Torreón y como resultado obvio de su buen desempeño en cuanto cargo administrativo se le encomendaba o político obtenía. Riquelme ganó la Presidencia Municipal en la que estuvo de 2014 a 2016 cuando solicitó licencia para separarse del cargo y ser el candidato del PRI a gobernador de Coahuila durante las elecciones de 2017. Riquelme ganó la elección de gobernador el 4 de junio de 2017. Con su sexenio a plena marcha, Riquelme se enfila a su primer año de gobierno con una serie de acciones y programas para los coahuilenses. Aunque parezca bastante prematuro señalar los posibles futuros candidatos, desde ahora hay perfiles a los que no hay que perder de vista, igual que ocurrió cuando Miguel Riquelme. Insistimos, en política la información es importante pero más importante es utilizar la información para adelantarse a los acontecimientos. Así las cosas… DESDE AHORA ha surgido una figura interesante por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Se trata de Manolo Jiménez Salinas, quien logró su relección como alcalde de Saltillo al obtener 164 mil 974 votos, alrededor de una tercera parte de los 484 mil 727 votos que obtuvo el PRI en la elección de alcaldes. En la elección del 2017, Manolo también ganó y ganó bien en Saltillo, contribuyendo a los triunfos de los candidatos a diputados locales pero sobre todo al del candidato a gobernador, Miguel Ángel Riquelme Solís. En la elección del 2018, Jiménez no sólo ganó sino que ganó mucho mejor al obtener 164 mil 974 votos, ganó por una diferencia de 100 mil 950 votos al PAN (Carlos Orta Canales) que ha sido el principal opositor del PRI en Saltillo y en general en Coahuila y por una diferencia de 81 mil 734 votos a MORENA (Óscar Mohamar Daintín) que se vio beneficiado por el tsunami lopezobradorista. La victoria de Manolo Jiménez que se reflejó en una buena votación para el candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña y en las dos únicas victorias para el PRI de Coahuila en cuanto a las diputaciones federales con Martha Garay Cadena y Fernando de las Fuentes Hernández. Si Manolo Jiménez no hubiera ganado pero sobre todo ganado con suficientes diferencia, se habría caído la votación de Meade en Coahuila y la de Martha Garay y Fernando de las Fuentes, los dos últimos hasta pudieron haber perdido las dos diputaciones federales. Aunque todavía le falta un largo camino, no pierda de vista a Manolo Jiménez Salinas…

LUEGO DE haber buscado sin pena ni gloria la gubernatura de Coahuila por la vía independiente, el sampetrino Javier Guerrero García resurge como “El Ave Fénix” luego de que “al cuarto para las doce” asumió la coordinación de MORENA en Coahuila. Por su cercanía con el coordinador de MORENA en el norte del país, Ricardo Monreal Ávila, Javier podría tener influencia en los nombramientos de los delegados de las dependencias federales en Coahuila y desde ahí empezar a construir su candidatura a la gubernatura. Esto, a pesar de que uno de los hombres fuertes de MORENA y específicamente de Andrés Manuel López Obrador en Coahuila es el senador electo Armando Guadiana Tijerina. El detalle es que Armando Guadiana tiene 72 años y para cuando venga la otra elección andará en los 76…

AL IGUAL QUE Manolo Jiménez Salinas de Saltillo, Jorge Zermeño Infante (PAN) logró su relección al obtener 143 mil 985 votos, alrededor de una tercera parte de los 407 mil 767 votos que obtuvo el PAN en la elección de alcaldes. En la elección del 2017, Zermeño también ganó y ganó bien en Torreón, contribuyendo a los triunfos de los candidatos a diputados locales aunque la votación no le alcanzó para el triunfo del candidato a gobernador, Guillermo Anaya Llamas. En la elección del 2018, Zermeño no sólo ganó sino que ganó mucho mejor al obtener 143 mil 895 votos, ganó por una diferencia de 54 mil 543 votos al PRI (José Antonio Gutiérrez Jardón) que ha sido el principal opositor del PAN en Torreón y en general en Coahuila. El detalle es que Jorge Zermeño el 23 de enero del próximo año, Zermeño estará cumpliendo 70 años y para cuando venga la otra elección andará en los 74 años. El otro detalle es que Luis Fernando Salazar Fernández, Marcelo Torres Cofiño y hasta el propio Guillermo Anaya Llamas, entre otros, no le quitan la vista a la gubernatura…