imagotipo

+ PRI va por 500 mil votos

  • RUN RUN

+ Priistas “arribistas”
+ El abandono de la UDC
+ Edgar por San Pedro
+ Rechazan a Carlos Aguilera

EL PRI Nacional que preside Enrique Ochoa Reza está haciendo sus cálculos para pelear la Presidencia de la República. Básicamente, el Comité Ejecutivo Nacional del PRI está pidiendo cifras Estado por Estado a las dirigencias estatales sobre el número de votos que pueden obtener en sus respectivas entidades. En el caso del PRI de Coahuila que preside Rodrigo “Rigo” Fuentes Ávila, el objetivo es lograr obtener 500 mil votos y con ello ganar a nivel Estado la Presidencia de la República, las senadurías, las siete diputaciones federales y las presidencias municipales. La meta del PRI, para algunos, es inalcanzable por los resultados de la elección del 2017, por el posicionamiento de la oposición en Coahuila, así como por la fuerte disputa entre los tres candidatos presidenciales. Sin embargo, para otros, la meta es alcanzable precisamente por los resultados del año pasado en el que el PRI con sus aliados alcanzó 482 mil 874 votos y ganó Miguel Ángel Riquelme Solís contra 452 014 votos del PAN que con sus aliados sumó 452 mil 014 votos y perdió con Guillermo Anaya Llamas. Para unos, se trata de cuentas alegres del PRI que preside “Rigo” Fuentes pero para otros es una cifra razonable. Ciertamente, atrás quedó el PRI que aplastaba al PAN como ocurrió en las elecciones del 2011 cuando el PRI sumó 721 mil 289 votos con Rubén Moreira Valdez y el PAN 422 mil 296 sufragios con el mismo Guillermo Anaya Llamas. En Coahuila, el padrón es de poco más de dos millones de electores y si vota alrededor de un 60 por ciento, estamos hablando de un millón 200 mil votos. Así, esa cantidad de votos hay que repartirla entre las tres coaliciones Por México al Frente con Ricardo Anaya Cortés, Juntos haremos historia con Andrés Manuel López Obrados y Todos por México con José Antonio Meade Kuribreña…

A PROPÓSITO de la meta del PRI de Coahuila que preside Fuentes Ávila, mucho influirán los candidatos no sólo a las presidencias municipales sino los candidatos a síndicos y regidores. Para empezar, habrá que esperar al 20 de febrero cuando se realicen las sesiones de convenciones de delegados, lo cual, en la mayoría de los casos, será mero trámite. Como todavía se puede, el PRI debería revisar algunos casos para rectificar (dicen que rectificar es de sabios). Pero además, el PRI deberá tener mucho cuidado a la hora de formar las planillas con los candidatos a síndicos y regidores. Y decimos esto porque los priistas repudian a los ediles arribistas como los de Torreón Eduardo Carmona González y Gabriela Romero Llamas. Diga lo que se diga, ni Lalo Carmona ni Gaby Romero se han podido quitar, ni podrán, la etiqueta de “arribistas” porque ni siquiera tienen militancia en el Partido Revolucionario Institucional, ni nunca habían participado en campañas de candidatos priistas, ni nunca hicieron “talacha” a favor del PRI, es más, ni siquiera sabían dónde estaban las oficinas del Comité Municipal del PRI de Torreón. Es más, Lalo Carmona siempre dijo que ganara quien ganara la elección del 4 de junio del 2017 él iba a ser regidor. Pero bueno, los priistas consideran a Lalo y a Gaby como unos “arribistas” que sin ninguna trayectoria ni méritos llegaron a ser regidores por el Partido Revolucionario Institucional en el que han hecho fila muchos priistas con capacidad, experiencia, trayectoria, además de contar con estudios de licenciatura, maestría y doctorado, además de diplomados y otras modalidades de educación superior. Dicen que “No tiene la culpa el indio sino quien lo hizo compadre” y en estos casos el compadre fue Miguel Mery Ayup. Así las cosas, Rigo Fuentes deberá tener mucho cuidado a la hora de la integración de las planillas…

LAS CAUSAS de las deserciones en los partidos políticos son muchas y van desde el enojo de un militante porque no le dieron una candidatura o hasta la pelea por el dinero pero siempre prevalece el poder y el dinero, los intereses pues. Esto viene a cuento por la salida del diputado Edgar Gerardo Sánchez Garza de la Unidad Democrática de Coahuila (UDC), cuyo dueño, perdón, líder moral, es el exalcalde de Acuña, Evaristo Lenin Pérez Rivera. La salida de Sánchez Garza de la UDC no sería la primera pues, entre muchas, está la de Jesús Contreras Pacheco, quien prefirió formar su propio partido, el Partido Primero Coahuila (PPC), por cierto, cuyo registro perdió en la elección del 2017 pero irá por otro instituto político. Edgar, hermano de Gabriel Sánchez Garza, quien fue alcalde de San Pedro por el PRI, se iría de la UDC por decepción. Dice que la UDC no le mete dinero a San Pedro y que él, de su bolsa, ha invertido en su municipio para poder atender a la gente… EDGAR SÁNCHEZ Garza ganó la diputación local con cabecera en San Pedro y que abarca varios municipios por la votación obtenida en San Pedro. Porque ganó y le ganó al exalcalde y exdiputado federal José Luis Flores Méndez, Edgar ha sido invitado por otros partidos políticos para ser postulado a la alcaldía de San Pedro o a una diputación federal. Veremos…

AL QUE YA LE DIJERON “no” los perredistas de Lerdo fue al regidor, exalcalde y exdiputado local, Carlos Aguilera Andrade, para ser postulado a diputado federal por la coalición “Por México al Frente”. José Valenzuela Hernández, presidente del Comité Municipal del PRD, dijo que la eventual postulación de Aguilera provocaría una crisis al interior del Partido de la Revolución Democrático. Dicen que cuando el ruido suena, agua lleva y es que los perredistas de Lerdo han escuchado la posibilidad de que el PRD postule a Carlos Aguilera como candidato a diputado federal por el Distrito 03…