imagotipo

Presupuesto pensado en la gente

  • Alma Carolina Viggiano Austria

“Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos. Sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir”.
José Saramago

En una sesión que se prolongó hasta las 4 de la mañana del día siguiente, el pasado jueves, las y los diputados aprobamos el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2018, mismo que fue modificado para tener un incremento de 43 mil 291 millones más que la propuesta enviada por el Ejecutivo.

Se trata de un presupuesto responsable, pensado en no reducir el gasto social para cubrir las necesidades de millones de mexicanos y mexicanas que viven en condiciones de pobreza.

Muestra de ello es que el 60% está orientado a programas de desarrollo social tales como Prospera, estancias infantiles para apoyar a madres trabajadoras, 70 y Más, entre otros que inciden directamente en las familias con apoyos para la alimentación, salud e ingresos.

Para continuar con la reconstrucción de viviendas que resultaron dañadas por los sismos del mes de septiembre, se etiquetaron más de 20 mil millones de pesos que serán de vital ayuda a las más de 12 millones de personas que hoy no tienen un lugar seguro dónde vivir.

Para impulsar la activación económica en las zonas rurales, se aprobó un presupuesto de alrededor de 72 mil millones de pesos, 7 mil más que en 2017, lo que servirá para fomentar la agricultura, la ganadería, la productividad pesquera, acuícola, así como programas de apoyo a pequeños productores y para comercialización.

La salud debe ser una de nuestras mayores prioridades, por ello aprobamos un presupuesto de más de 122 mil 500 millones de pesos que servirán, entre otras cosas, para construir 14 nuevos hospitales e institutos de seguridad social y para implementar programas en materia de salud materna, sexual y reproductiva.

Incrementamos en poco más de 5 mil millones de pesos el presupuesto para educación, con un total de 280 mil 969 millones de pesos que serán utilizados para la creación de escuelas de tiempo completo y en programas de inclusión digital, entre otras cosas.

En materia de comunicaciones y transportes etiquetamos alrededor de 7 mil millones más que en 2017, lo que permitirá invertir cerca de 85 mil millones de pesos en la construcción, reconstrucción y conservación de carreteras y en general, para promover la conectividad entre las regiones del país, con el propósito de detonar el crecimiento económico en nuestros estados.

Así se conformó el presupuesto para el año 2018, con una visión responsable ante el momento histórico que vive México.